Método Feldenkrais, Mindfulness en Movimiento

59
Método Feldenkrais, Mindfulness en Movimiento
59

¿Qué es Mindfulness?, la palabra “Mindfulness” ha sido traducida al español como Atención o Conciencia Plena y significa prestar atención de manera conciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación.


El Método Feldenkrais hace hincapié en la atención plena del movimiento y lo combina con la mecánica corporal y la plasticidad cerebral para obtener mejoras significativas en la postura, equilibrio, coordinación y bienestar. Es un método de educación somática que promueve el desarrollo de nuestro potencial humano y aborda a la persona desde el movimiento y la atención dirigida, permitiéndole emprender un viaje a la autoconciencia, para que pueda entender y conocer cómo hace lo que hace y así pueda vivir de una manera más eficiente y plena.

Al aprender a percibirnos en movimiento, comprendemos el modo en cómo hacemos lo que hacemos, recuperando la experiencia en el cuerpo y su capacidad de re-educarse, recordando cómo es estar totalmente presentes en nosotros mismos, desarrollándonos personal y espiritualmente a través de nuestra conciencia en movimiento.

Con la práctica aprendemos a diferenciar los patrones sanos de los que no lo son, pudiendo generar así nuevas opciones de movimiento mas eficientes y cómodas. De esta manera las actividades cotidianas se vuelven más fáciles y divertidas, nos sentimos más ligeros, estables y potentes, evitamos las lesiones y accidentes, somos más claros y eficientes.

A través de movimientos suaves y la atención dirigida, puedes aumentar tu conciencia y volver a tener contacto con los movimientos fluidos y suaves que tenías cuando eras niño.

El movimiento es vida. El movimiento ayuda al cerebro a crecer y formarse. El cerebro está organizado a través del movimiento y es a su vez éste el que organiza el movimiento: el movimiento de nuestro cuerpo, nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestras emociones. Pero el movimiento por sí solo no es suficiente. El movimiento automático, hecho sin atención, no produce mejoras en los patrones ya existentes. Cuando traemos atención a lo que sentimos, a cómo nos movemos, el cerebro comienza inmediatamente a construir miles de millones de nuevas conexiones neurológicas que son el preludio de nuevos cambios, aprendizaje y transformación.

En las clases de Toma de Conciencia a través del Movimiento, los estudiantes, son guiados a través de secuencias de movimientos suaves, moviéndose lentamente y prestando atención, el sistema nervioso descubre nuevas posibilidades y deja de lado los hábitos o patrones menos funcionales, esto se traduce en un movimiento más eficiente, sensación de ligereza y la reducción de dolores y molestias así como un mayor sentido de conciencia de uno mismo.

Mediante el fomento de la atención plena de nuestros movimientos corporales a un nivel detallado, Feldenkrais afirma que podemos eliminar los patrones físicos dañinos y reemplazarlos por otros más saludables, como hace la meditación de atención plena, que puede ampliar las áreas del cerebro que producen estados mentales saludables.

La atención que ponemos en el movimiento es lo que transforma, lo que sería un ejercicio sin sentido, en una oportunidad para el conocimiento, aprendizaje y crecimiento. Y la atención que ponemos en nosotros mismos mientras escuchamos las instrucciones, antes de empezar el movimiento, también pueden ser una oportunidad para tomar conciencia.

Lo que tienen en común Feldenkrais y Mindfulness es la propuesta de avanzar hacia la conciencia para madurar, para estar en relación con el mundo de una manera más satisfactoria, a cambiar sin tener que adaptarse a modelos externos. Ambos ofrecen una escucha a uno mismo de manera objetiva y sin juicio: Mindfulness utiliza los principios de la meditación y Feldenkrais funciona sobre el sistema nervioso y la propia imagen, enriqueciéndola a través del movimiento.

Comentarios