Médicos latinoamericanos crean un método para tratar el cáncer de hueso

39.1K
Médicos latinoamericanos crean un método para tratar el cáncer de hueso
39.1K

El cáncer de hueso deriva de un tumor óseo maligno que destruye el tejido normal del hueso. Si bien no tiene una causa definida con precisión, los investigadores identificaron varios factores que aumentan la posibilidad de padecer estos tumores. Suele ocurrir con mayor frecuencia en personas que han recibido altas dosis de radioterapia o tratamientos con ciertos fármacos anticancerosos. Por otro lado, al contrario de lo que suele pensarse, solo un número reducido de cánceres de hueso son hereditarios. Además, las personas que tienen defectos en los huesos y las personas con implantes metálicos también pueden ser más susceptibles de padecerlo.


El dolor o la inflamación es el síntoma más común de cáncer de hueso que, en general, puede incrementarse a la noche o aumentar con la actividad. Aun así, se debe tener en cuenta que no necesariamente el dolor es un indicio de este tipo de enfermedad. 

Frente a este cuadro, un grupo de profesionales del Instituto Nacional de Rehabilitación Luis Guillermo Ibarra crearon un tratamiento denominado Hipertermia Hídrica Controlada (HHC). Este método consiste en la aplicación de vapor de agua en las células tumorales sin afectar las propiedades biomecánicas del hueso. 

Según los profesionales, los tumores localizados en el hueso pueden ser tratados con este procedimiento que utiliza la aplicación de calor en las lesiones tumorales por medio de agua a 45 grados centígrados o vapor de agua, para propiciar la muerte de las células neoplásicas, es decir, aquellas que han crecido de manera anormal.  

Los especialistas mexicanos aseguran que la aplicación de este tratamiento evita el daño a otros órganos cercanos a la parte lesionada, aparte de ser un método sencillo y de bajo costo. Además, a diferencia de las cirugías tradicionales, con este nuevo método se realizan pequeñas incisiones en la parte afectada: uno para inyectar el calor y otro para expulsar las células muertas. 

De esta manera, y de la mano de esta innovación, aunque esta forma de cáncer es poco frecuente (representa menos del 0.2% de todos los casos de cáncer), se podría mejorar la situación de los 2970 nuevos casos estimados en el 2015 por la Sociedad Americana Contra El Cáncer. Un verdadero orgullo para los latinoamericanos. 

Fuentes:
Comentarios