Mal olor en la zona íntima: cuándo hay que alarmarse y qué hay que hacer

Compartir
Mal olor en la zona íntima: cuándo hay que alarmarse y qué hay que hacer

Uno de los peores errores que cometen las mujeres es intentar a toda costa eliminar el olor de su zona íntima. En general, se tiene asociada la falta de olor a una mejor higiene, cuando esto no necesariamente es verdad.


El olor normal de la vagina suele ser similar al del ácido láctico del yogurt, debido a los lactobacilos, que protegen la flora vaginal y así, ayudan a que tu zona íntima esté libre de infecciones.

[También te puede interesar leer: 4 cosas que nunca jamás deberías hacerle a tu vagina]

La desinformación hace que se considere a ese y otros olores como malos, aunque no todos son en realidad preocupantes.


Por qué aparece mal olor

mal olor vagina

Es importante que conozcas muy bien tus zonas íntimas, olor incluido. Eso te ayudará a distinguir cuando ocurre algo raro.

Hay muchos motivos por los que puede aparecer mal olor en la zona vaginal. Muchas veces, se debe a algún tipo de enfermedad, principalmente infecciones. Estas ocurren normalmente por una inadecuada higiene de la zona.

Inadecuada no quiere decir escasa. Al contrario, el exceso de higiene también puede provocar infecciones.

[También te puede interesar leer: 10 cosas que siempre has querido saber sobre sexo y nunca te has atrevido a preguntar] 

Otras causas de mal olor en las zonas íntimas pueden ser:

  • La alimentación: algunos alimentos provocan aromas fuertes en la zona vaginal, como la pimienta, el ajo, la cebolla o el brócoli. 

  • Ropa interior: si la ropa interior que llevas es demasiado ajustada, de telas sintéticas, o está mojada (por ejemplo en verano) puede aparecer mal olor en la zona íntima. Debes tener eso en cuenta y usar la ropa interior adecuada. 

  • Sudor: las zonas íntimas también sudan. Si estás usando ropa ceñida al cuerpo y abrigada un día de calor, es posible que sientas mal olor en la vagina: es sudor y es normal. 

  • Alteración de pH: la alteración del pH de la flora vaginal puede cambiar notablemente su olor. Esto se puede producir por el uso de ciertos productos químicos, como jabones y cremas, o incluso por el contacto con el semen. 

Tipos de olores que pueden aparecer

mal olor vagina

Según la experta en salud femenina Jennifer Wider, además del olor “normal”, hay 5 tipos de olores característicos de la zona íntima femenina.

1. Olor metálico

Este olor es característico durante el período de menstruación. Sucede cuando el olor propio de la sangre se mezcla con los de la vagina, dando como resultado ese toque metálico.

Es normal, y no debería preocuparte.

2. Cloro

Este tipo de olor se produce generalmente por el uso de algunos productos químicos. No se trata de una enfermedad, sino de un cambio en el pH.

Aunque no debe preocuparte demasiado, sí deberías tratar de averiguar qué es lo que te está produciendo esos cambios, e intentar revertirlo.

3. Olor dulce

Generalmente, si sientes que tienes olor dulce en las zonas íntimas, es por una cuestión de alimentación.

Los cítricos como la naranja o la piña tienden a endulzar el olor vaginal. No debe preocuparte.

4. Pescado

Si sientes un fuerte olor a pescado en tus zonas íntimas, es posible que estés ante una infección.

Ten en cuenta que, si ese el caso, vendrá generalmente acompañado de otros síntomas, como secreción, picazón y dolor al orinar.

5. Levadura

Este olor suele ser causado por una infección producida por hongos. No es muy grave, y puede tratarse con antimicóticos.

Cuándo recurrir a un especialista

mal olor vagina

Como habrás visto, son muchas las causas por las que el olor vaginal puede cambiar. Lo primero es que, como dijimos antes, conozcas muy bien tu cuerpo. Sólo así podrás notar cuándo un cambio es preocupante.

Si de pronto aparece un olor muy fuerte en tus zonas íntimas, y especialmente si va acompañado de picazón, deberías recurrir a tu ginecólogo. Lo más probable es que se trate de una infección.


[También te puede interesar leer: 8 datos que casi nadie conoce sobre la vagina] 

Si aparece mal olor pero leve, puedes probar hacer pequeños cambios antes de realizar la consulta. Como usar una ropa interior distinta, cambiar la alimentación, etc. Si el problema persiste, recurre a un especialista que sabrá darte la solución adecuada.

Si el olor es el de siempre, no te preocupes ni intentes esconderlo. Es parte de tu naturaleza.

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:
Comentarios