Los síntomas de infarto en las mujeres que nunca nos había revelado la medicina

Compartir
Los síntomas de infarto en las mujeres que nunca nos había revelado la medicina

A lo largo de la historia, se han dejado muchas cosas claras por el inherente machismo de la sociedad. No es una crítica, sino un hecho y una de las formas más fáciles de demostrarlo es con la inquietante noticia de que las mujeres sufren los mismos o más infartos que los hombres, pero hasta ahora no se había descubierto una siniestra situación.  


Ese dolor en el pecho y en el brazo izquierdo que anuncian lo peor siempre vienen con la imagen de un hombre de la tercera edad, pero casi nunca de una mujer. Y es que las mujeres no tienen los mismos síntomas que los hombres al momento de sufrir un infarto.    

dolor

Un artículo de El País habla del libro “Feminismo para principiantes”, en el que Nuria Varela escribe:

"Situamos al hombre como centro de todas las cosas, desde Vitruvio. Hasta hace poco, las pruebas de todos los medicamentos se testaban siempre en hombres y por tanto no se conocían posibles efectos secundarios en mujeres. Con los infartos sucede lo mismo. Conocemos bien cómo son en el hombre, pero no en la mujer. De ahí que no lo detecten a tiempo. Esa diferencia en los síntomas y falta de conocimiento para su detección precoz influye en su mortalidad".  

Aumento de problemas cardiovasculares  

Por otro lado, además de que nunca se tomó en cuenta las diferencias fisiológicas entre ambos sexos, la mujer ha tenido cambios radicales en su estilo de vida en las últimas décadas, por lo que el número de problemas cardiovasculares entre ellas se ha incrementado considerablemente.  

corazón

Una mala alimentación que se agrava con la edad, tabaquismo exagerado y el que hayan comenzado una vida laboral sin descuidar las tareas del hogar agotan su cuerpo y su mente. Eso, aunado al creciente estrés que los problemas financieros generan en ellas las hacen blancos fáciles de ataques al corazón.

  • Sólo en España, mueren más de 10 mil mujeres que hombres por infartos.   

Incluso se habla de que las mujeres que comen 100 gramos de carne roja al día son 42 % más propensas a sufrir un infarto por la obstrucción del flujo sanguíneo hacia el cerebro ya que, como las cavidades arteriales en las mujeres son más pequeñas que en los hombres, es más fácil que esto suceda. Pero como la mayoría de los estudios hasta ahora se realizaban en hombres, 100 gramos se consideraba una cantidad segura.

Los siguientes son los síntomas que las mujeres mayores de 65 años, con riesgo de obesidad y colesterol alto, pueden presentar como señal de un infarto y aunque crean que es otra cosa, deberían llamar a urgencias inmediatamente.   

Falta de aire

aíre

Si se encuentran en reposo y comienzan a sentir que les falta aire (aunque no siempre se presenta como sofoco) o que tienen un ataque de ansiedad, es importante prestar atención. Si el dolor o la incomodidad desaparece y reaparece a los pocos minutos, se debe tomar con la seriedad de un ataque al corazón.  

Dolor en en espalda y cuello

nuca

Así como los hombres tienen dolor en el brazo izquierdo, las mujeres lo pueden sentir en el brazo, la espalda, nuca, mandíbula y hasta en el estómago. Lo malo de esto es que muchas mujeres confunden un ataque al corazón con un dolor de estomago y no prestan atención.

  • Las estadísticas dicen que un ataque al corazón en una mujer es reportado aproximadamente 16 minutos más tarde que el de un hombre.   

Sudor frío

sudor

En las mujeres, las nauseas acompañadas de sudor frío son el síntoma más común, por lo que incluso si creen que es algo que puede pasar, que sólo es indigestión o un problema diferente, deberían a urgencias. 

Usualmente estos problemas se dan con frecuencia den mujeres que viven de forma sedentaria, con altos niveles de estrés, una dieta irregular alta en grasas y problemas personales y laborales. Pero pueden afectar a cualquiera. Aunque no lo parezca, esto ya es una epidemia que debemos erradicar.  

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:
Comentarios