Los psicólogos nos dicen cómo pasar a través de las 5 etapas más peligrosas del matrimonio y no romper

Compartir
Los psicólogos nos dicen cómo pasar a través de las 5 etapas más peligrosas del matrimonio y no romper

La mayoría de las personas hemos pasado por una ruptura amorosa en algún momento de nuestras vidas, así que sabemos lo doloroso que puede resultar. Y aunque a veces nos justifiquemos diciéndonos “es que no era el indicado”, siempre hay un poco de dolor ante un fracaso.


Tarde o temprano, cada pareja afronta una crisis en la relación inevitablemente. La buena noticia es que, al enfrentar la crisis, los cónyuges alcanzan un nuevo nivel en sus relaciones y encuentran nuevas formas de ser felices entre ellos.

El psicólogo Jed Diamond ha llegado a la conclusión de que las personas sí llegamos a conocer a nuestra media naranja; e incluso, las relaciones reales y duraderas sí existen, sólo que no todas las personas son capaces de enfrentar estas 5 etapas de una relación.

Diamond observa que muchas parejas se rompen y la mayoría de ellas no sabe por qué.

“Creen equivocadamente que han elegido a la pareja equivocada. Después de pasar el proceso del luto, empiezan a buscar de nuevo.”

Cuando en verdad, considera que las parejas están “buscando el amor en todos los lugares equivocados”.

“No entienden que la Fase 3 no es el fin, sino el verdadero comienzo para lograr un amor real y duradero.”

[ También puede interesarte: Descubre el secreto detrás de un matrimonio de 80 años ]

Un año de matrimonio: “etapa de conciencia”

La terapeuta familiar Rita DeMaria define a esta crisis como “etapa de conciencia: es hora de aprender el trabajo en equipo ”. Normalmente, aparece entre los 6-12 meses de convivencia. El primer encanto por el amor disminuye y se comienza a ver a la pareja con todas sus debilidades y hábitos, que no siempre resultan agradables. 

Qué hacer...
“Si no has hablado antes del matrimonio sobre los temas más importantes como las finanzas, los hijos, las visitas de los parientes, el tiempo libre y similares, ya es hora de hacerlo”, aconseja el doctor Hyman. Vale la pena contarse el uno al otro todo aquello relativo a sus valores y sus prioridades. Es probable que no coincidan en todos los puntos, y luego deban buscar un compromiso. En esta etapa, es muy importante llegar a acuerdos firmes sobre los temas más “candentes”.

3-4 Años de matrimonio: peligrosa “zona de confort”

Un estudio entre 2000 parejas británicas casadas reveló que al pasar 3 años y 6 meses los cónyuges comienzan a prestarse menos atención entre sí, prefieren el sueño al sexo con más frecuencia y menos a menudo expresan su amor el uno al otro. La pareja entra en la “zona de confort”: por un lado, es una maravillosa sensación de relajación y seguridad, pero por otro, se producen determinadas cosas desagradables como la puerta del baño sin cerrar y ropa descuidada para llevar en casa. Aunque el 82% de las parejas entrevistadas precisaron que estaban felices con su matrimonio, el 49% quería que su pareja fuera “más romántica”.

Qué hacer...
Es necesario mantener la llama. No siempre vale la pena contarle a tu pareja todo lo que piensas de ella. A veces, resultaría recomendable guardar silencio. Si sientes que los problemas son importantes, comienza la conversación con suavidad, sin culparle de nada. Y, lo más importante, mira dentro de ti mismo, precisa el psicoterapeuta familiar John Gottman. El matrimonio crece cuando cada persona se mira a sí misma desde afuera y entiende qué contribución hace (o no hace) en la relación.

5-7 Años de matrimonio: “el picor de los 7 años”

En la psicología occidental, incluso existe un término conocido como el “picor de los siete años”. Este es uno de los períodos más críticos en un matrimonio. Para este momento, la pareja ya tiene un estilo de vida bien establecido, relaciones claras y los cónyuges en su mayoría interactúan como si estuvieran en “piloto automático”, lo cual es un gran error, recuerda el doctor Beverly Hyman. Debido a la rutina, el interés y la atracción sexual entre ambos disminuyen. Parece que ya saben todo el uno sobre el otro. Las perspectivas futuras del matrimonio son vagas. A veces, las parejas deciden tener al primer (o segundo) hijo para “salvar” la relación, pero vale la pena recordar que el niño es una persona independiente, no un salvavidas.

Qué hacer...
El terapeuta familiar Robert Taibbi propone lo siguiente:

  1. Mantén una comunicación abierta. Utiliza menos formalismos del tipo “Bueno, ¿qué tal te ha ido?”, “Bien”, añade más emoción y sinceridad.
  2. Resuelve los problemas tan pronto como lleguen, no los “barras debajo de la alfombra”, donde acumulan más polvo y al final acaban saliendo.
  3. Escúchate a ti mismo. Evalúa periódicamente tu estado, actualiza tu lista de necesidades y la visión de futuro. Comparte estos pensamientos con tu pareja.
  4. Habla sobre las perspectivas de su unión como pareja. ¿Cuáles son sus planes para el próximo año, los próximos 5 y los 10 siguientes? Una vez más, la clave aquí radica en ser abierto y honesto, no educado y divagando.

10-15 Años de matrimonio: la Edad “Difícil”

Según las últimas investigaciones, los 10 años suponen el momento más complicado en una relación
Muchas mujeres tiene una carga muy pesada: deben hacer un seguimiento simultáneo de los asuntos escolares de los niños ya un poco crecidos, del hogar y, además, trabajar. Debido a la falta de tiempo, la calidad de las relaciones se ve deteriorada. El hombre puede dejar de ver a su esposa como una mujer atractiva y deseable.
Según las estadísticas, la duración, de media, del matrimonio en los países europeos, es de aproximadamente 11 años.

Qué hacer...
Si superas esta crisis, después de los 15 años de matrimonio, la satisfacción con la relación aumentará gradualmente durante los próximos 20 años, según afirman los propios científicos. Como señalan las expertas en las relaciones familiares, Dana Fillmore y Amy Barnhart, en este período difícil es importante aprender a percibir todo, incluso a uno mismo, siempre con humor. A menudo, deben reírse juntos. No comiences a enfadarte por pequeñeces, reacciona con calma ante los errores de tu pareja. Baja el nivel de tus expectativas. Concéntrate en los aspectos positivos de tu relación, y de tu pareja.

[ También puede interesarte: ¿Cansado de estar soltero? Esta mujer italiana se casó consigo misma ]

20-30 Años de matrimonio: la crisis de la mediana edad y el “divorcio gris”

La crisis de los veinte años de matrimonio se ve muy influenciada por las crisis personales de la edad madura entre los cónyuges. El llamado síndrome de un nido vacío también puede aumentar cuando los niños crecen y abandonan la casa de sus padres. La pareja vuelve a quedarse sola, como al principio del viaje. Ambos pueden sentir que su matrimonio se ha agotado porque la misión principal se ha cumplido. En los Estados Unidos, los psicólogos llaman a este divorcio, que ocurre tras 20 o más años de matrimonio, un “divorcio gris”, ya que los cónyuges a veces presentan canas. 

Qué hacer...
No se alejen el uno del otro. Busquen nuevos significados a su existencia como pareja. Si ocultaron durante mucho tiempo los problemas que tenían mientras criaban a sus hijos, ahora que han quedado solos, los conflictos solo empeorarán. Pero habrá tiempo para resolverlos, ya que es una excelente oportunidad para renovar el matrimonio, así lo asegura el doctor Hyman. El coach Steve Siebold recomienda no descuidar de uno mismo, hacer deporte juntos y crear nuevas metas para la pareja como viajar o algo que permita emprender juntos una nueva experiencia inolvidable.

Fuentes:
Comentarios