Los mosquitos pueden reconocer tu olor y evitarte si eres malo con ellos

Compartir
Los mosquitos pueden reconocer tu olor y evitarte si eres malo con ellos

Los mosquitos no nos pican al azar, los científicos han demostrado que son más inteligentes de lo que creemos. ¿Qué significa eso? Que son capaces de reconocernos, y eso puede ser muy malo o muy bueno.


[También te puede interesar: ¿Por qué los mosquitos te pican solo a ti?]  


Los mosquitos pueden recordar olores

Cómo los mosquitos determinan qué individuos morder es importante para los científicos porque tiene importantes consecuencias epidemiológicas. Esta elección no es aleatoria; la mayoría de los mosquitos se especializan en una o unas pocas especies de huéspedes vertebrados, y algunos individuos en una población anfitriona son preferidos sobre otros.

Los mosquitos también se alimentarán con sangre de otros huéspedes cuando sus preferidos ya no sean abundantes, pero los mecanismos que median estos cambios entre los huéspedes y las preferencias de ciertos individuos dentro de una especie huésped, siguen sin estar claros.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Washington y publicado este mes en el portal especializado Current Biology explica que el aprendizaje olfativo puede contribuir a las preferencias de mordedura de mosquitos de Aedes aegypti y los cambios en el huésped.

Los mosquitos tienen aprendizaje olfativo

El entrenamiento y las pruebas de los olores de los humanos y otras especies huéspedes demostraron que los mosquitos pueden aprender de manera aversiva el aroma de humanos específicos y olores únicos.

Los investigadores encontraron que la modificación del receptor de dopamina-1 suprimía sus habilidades de aprendizaje. Además, demostraron a través de registros combinados que estos olores evocan cambios en el comportamiento y las respuestas neuronales del lóbulo antenal (LA) y que la dopamina modula fuertemente las respuestas provocadas por el olor en las neuronas LA.

Para los investigadores, estos resultados proporcionan evidencia experimental directa de que el aprendizaje olfativo en mosquitos puede desempeñar un papel epidemiológico, y además proporcionan una demostración neuroanatómica y funcional del papel de la dopamina en la mediación de esta plasticidad inducida por el aprendizaje.

En palabras más sencillas, esto significa que los mosquitos pueden reconocer un "impulso mecánico agresivo", que es, exactamente, un golpe cerca de ellos que amenaza con matarlos. Y pueden aprender el olor de ese atacante, para evitarlo después. Ahora ya lo sabes: si no eres amable con ellos... aprenderán a evitarte.

[También te puede interesar: Descubren una nueva especie de araña: ¿qué hacer si te muerde una?]  

Fuente:
Etiquetas: Dengue, epidemias, mosquitos
Comentarios