Los 5 mejores remedios caseros que eliminan la acidez estomacal desde la raíz

Compartir
Los 5 mejores remedios caseros que eliminan la acidez estomacal desde la raíz

La acidez estomacal es una fuerte sensación de ardor en el pecho, que puede extenderse también hacia la garganta. En verdad, el dolor está localizado en el esófago, que es el tubo que transporta la comida de la boca al estómago.


Este trastorno se produce porque la acidez del estómago vuelve al esófago, y al no estar éste preparado para esa sustancia, se irrita y se siente el ardor.

La acidez puede ser crónica (en ese caso posiblemente se tiene la enfermedad por reflujo gastroesofágico), o pasajera, en cuyo caso se puede producir por distintas causas:

  • Ingesta excesiva de alcohol
  • Malas combinaciones alimenticias
  • Mantener el estómago vacío por mucho tiempo o saltarse el desayuno
  • Comer alimentos ricos en grasas y de origen animal, ácidos o muy condimentados 
  • Embarazo
  • Envejecimiento
  • Obesidad


Remedios caseros para curar la acidez

Acidez estomacal

Por suerte, antes de recurrir a la farmacia para comprar medicina contra la acidez estomacal, se puede recurrir a alimentos naturales que seguramente tengamos en casa, y que son un gran antídoto para este problema.

Te recomendamos que no pruebes todos juntos, sino que elijas el que mejor vaya con tus gustos. En todo caso, si luego de un tiempo te parece que no es el apropiado, abandónalo y cámbialo por otro.

Remedio #1: plátanos maduros

Las bananas o plátanos son una fruta ideal para contrarrestar la acidez estomacal. Por un lado, porque es una fruta rica en potasio, un mineral alcalinizante y que regula el pH estomacal.

[También puedes leer: 4 señales de que tu cuerpo está demasiado ácido y cómo revertirlo]

Además, también tiene sustancias químicas que ayudan a revestir el estómago de mucosa que lo protege de los efectos nocivos de la mala alimentación.

Para mejorar sus efectos se deben consumir cuando estén completamente maduros.

Té de jengibre

Remedio #2: té de jengibre

Entre sus múltiples beneficios, el jengibre es un perfecto ingrediente para aliviar los trastornos del sistema digestivos, entre ellos la acidez.

Sus nutrientes neutralizan los ácidos que ocasionan el reflujo. Por eso, es recomendable tomar una taza de té de jengibre unos 20 minutos antes de cada comida para prevenir y aliviar la acidez.

Para preparar el té tienes que hervir un litro de agua y, cuando llegue a ebullición, incorporar la ralladura de una raíz de jengibre pequeña.

Déjalo a fuego mínimo por dos minutos, apaga y deja enfriar. Luego cuela el líquido, y guárdalo en un recipiente hermético en la heladera, para tomar cada vez que desees.

Remedio #3: bicarbonato de sodio

Otro aliado en el hogar que nunca falla es el bicarbonato de sodio. En cuanto a la acidez estomacal, permite neutralizar los ácidos acumulados en el estómago. Se trata de un alcalino natural

En cuanto aparezcan los primeros síntomas de acidez, puedes tomar un vaso de agua mezclado con media cucharada de bicarbonato, y sentirás una rápida mejoría. 

Trata de no pasarte demasiado de estas medidas, y tomarlo sólo una vez al día, para evitar que termine siendo contraproducente. 

Acidez estomacal jugo de aloe vera

Remedio #4:  jugo de aloe vera

La planta de aloe vera es ampliamente reconocida por sus cualidades medicinales, no sólo en cuanto a lo digestivo: ayuda también a la piel y al cabello, entre otros. 

Para usarlo para aliviar la acidez, puedes cortar y pelar un trozo de aloe de unos dos cm2 y tragarlo. Pero si hacerlo te resulta desagradable, puedes elegir mezclar el trozo de planta en un zumo natural de frutas. 

Las frutas ideales para esto son piña y papaya. 

Remedio #5:  té de lechuga

Puede sonar poco delicioso, pero las hojas de lechuga también son un buen remedio contra la acidez. Con ellas se puede hacer una infusión especialmente útil para favorecer después de ingerir alimentos demasiado copiosos.

Para hacerlo, pon a hervir una taza de agua. Cuando llegue al punto de ebullición, agrégale 3 hojas de lechuga, y deja que se cocinen dos minutos. 

Luego apaga el fuego y deja reposar. Toma la taza de té después de cada comida principal.

Fuentes:
Comentarios