LLEGAMOS A FIN DE AÑO

43
LLEGAMOS A FIN DE AÑO
43

Personalmente, este año ha sido de grandes cambios tanto internos como externos. Y dentro de este vaivén de emociones y situaciones, hubo un período en que simplemente mi cerebro y cuerpo colapsó.

Fue entonces donde decidí recurrir a ayuda profesional.

Partí con lo básico. La visita al psicólogo, el cual sólo me dijo directamente aquello que yo sabía, pero por algún motivo me ocultaba. Y quizás esté en un error, pero para mí, después de aquella terapia, la única función de estas personas es tomar tu pensamiento erróneo, hacértelo ver, y cambiarlo por otro menos malo. Simple.

Luego siguió el psiquiatra. Ok. Su justificación técnica es que en ocasiones, los distintos neurotransmisores que controlan nuestras emociones se desequilibran y provocan grandes distorsiones de la realidad (obviamente habrán casos especiales donde esto ocurre permanentemente), y para ello se recurren a fármacos. Pero cambiar o ayudar a tu problema de base, es difícil.

Así que decidí probar en otro tipo de terapia, y acudí a hipnosis clínica. En un primer momento realmente quedé maravillada lo claro de las sesiones, la tranquilidad por saber más allá de lo superficial. 

Y por cuenta propia escuché conferencias de distintos terapeutas, busqué audiolibros de autoayuda.

Creo que simplemente hice de todo. Y llegué a la siguiente conclusión.
Puedes tener distintas realidades, enfrentarte a distintas situaciones, vivir vertiginosamente los cambios que, independiente de tu voluntad, se irán dando como parte de tu propia evolución. Pero sea lo que sea, aquello que ves como "realidad", no existe.

Tu vida y la forma en como la vives, depende únicamente de tí. Como dice mi madre, depende del cristal con que lo mires. Y sí, creo que tiene toda la razón. 
Yo creí que este por lejos era mi peor año, me enfrenté a la muerte, fallecieron seres queridos, perdí amistades, pareja, trabajo, pero yo no sería quien soy en este momento, ni me sentiría de la manera que me siento, si todo aquello no hubiese pasado.

Sólo piénsalo.

Comentarios