Las ventajas de hacer un cerramiento en tu piscina

Compartir
Las ventajas de hacer un cerramiento en tu piscina

diferentes tipos de cerramientos" alt="" />

Si quieres cambiar el modo de ver tu piscina durante los meses de más frío, este es un post. Tener una piscina en casa es siempre una buena idea, ya que nos permite aprovechar al máximo nuestro jardín durante los meses de verano.   Sin embargo, una desventaja que tiene contar con una  piscina exterior es que, durante muchos meses al año, queda inutilizada. Para que esto no ocurra existe una solución sencilla y relativamente asequible: las cubiertas de piscina. Hacer un cerramiento en nuestra piscina puede ser una idea estupenda para aprovechar nuestra piscina al máximo durante todo el año.   En el post de hoy daremos cinco ventajas que, seguro, cambiarán del todo el modo en el que disfrutas de tu piscina. Para poder disfrutar de estas cubiertas existen diferentes tipos de cerramientos que se adaptarán mejor a cada necesidad.


Bañarse aun cuando hace frío

La principal ventaja de contar con una piscina con cerramiento es, claramente, poder bañarse aun cuando hace frío. Las piscinas exteriores que cuentan con una cubierta telescópica, por ejemplo, pueden tener una temperatura del agua agradable y ofrecen un pequeño espacio a los dueños donde relajarse cómodamente.   Gracias a las cubiertas de piscina podremos disfrutar de un auténtico paraíso dentro de nuestro propio jardín o terraza. Aparte, dependiendo del sitio que tengamos en el emplazamiento de la piscina también podremos crear un oasis dentro del cerramiento, con espacio para alguna tumbona.

Un motivo de seguridad

Otro de los motivos por el cual el cerramiento de la piscina es siempre una buena opción es la seguridad. Si en la casa hay niños pequeños o incluso mascotas, contar con una cubierta puede ser algo imprescindible.   Hay muchos meses en el año donde, aunque no se quiera o se pueda usar la piscina, esta sigue al aire y puede suceder que ocurra algún accidente. Por este motivo, una cubierta de piscina sería la mejor opción para garantizar cualquier cuestión relacionada con la seguridad.

Menor coste de mantenimiento

Al no estar directamente al aire, expuesta a la lluvia, el viento o las tormentas, el coste del mantenimiento de la piscina será mucho menor. Por una parte, el agua se mantendrá más limpia y los filtros trabajarán a su máxima potencia, ya que no tendrán que filtrar hojas o cualquier otro tipo de sedimento.   Además, también ahorraremos en material de mantenimiento, ya que tendremos que echar menos productos (cloro o regulador del PH) de lo que normalmente echaríamos durante el invierno.

Ahorro de energía

El ahorro de energía será también mayor si cubrimos nuestra piscina con un cerramiento. Al estar más protegida, tanto la depuradora como los filtros tendrán que hacer menos trabajo, por lo que consumirán menos energía.  

Comentarios