Las abejas y la miel. Información y curiosidades.

Compartir
Las abejas y la miel. Información y curiosidades.

Las abejas y la miel, Información y curiosidades.

Quizás pensemos que sólo existe un tipo de abeja en todo el mundo pero en realidad, el número de especias es inmensa.


La abeja pertenece al orden de insectos himenópteros entre los que están los abejorros, las hormigas, las avispas,…
Dentro de este orden, pertenecen al género apis en el que hay más de 20.000 especies de abejas silvestres entre las que podemos encontrar las abejas albañil, los abejorros, la abeja productora de miel (mellifera), …

La abeja conocida por su capacidad de producir miel pertenece al género melífera (mellifera) y dentro de este, existen varios subgéneros que se reparten en grupos según su lugar de origen.

Estos subgéneros son:

Especies de abejas Europeas:
  • Apis mellisera mellifera
  • Apis mellisera linguistica
  • Apis mellisera carnica
  • Apis mellisera cypria

Especies de abejas Orientales:
  • Apis mellisera caucasica
  • Apis mellisera anatolica
  • Apis mellisera syriaca
  • Apis mellisera remipes
  • Apis mellisera meda
  • Apis mellisera cercana
  • Apis mellisera intermissa

Especies de abejas Africanas:
  • Apis mellisera lamarckii
  • Apis mellisera adansonii
  • Apis mellisera scutellata
  • Apis mellisera capensis
  • Apis mellisera monticola
  • Apis mellisera sahariensis

Todas ellas tienen la capacidad de producir miel y pueden hibridarse entre si dando lugar a otra subespecie totalmente fertil y con características diferentes a sus predecesoras. Esta peculiaridad es usada en el industria apícola para generar especies más rentables.



PROPIEDADES DE LA MIEL DE ABEJA:

La miel de abeja ha sido desde tiempos inmemoriales un producto muy apreciado y valorado tanto por sus propiedades nutricionales como medicinales.

La miel está compuesta principalmente por carbohidratos (alrededor de un 85% de la parte sólida) lo que le aporta un gran valor energético. Estos carbohidratos son principalmente Fructosa y Glucosa, aunque en menor proporción encontramos otros azúcares como Gentibiosa, Isomaltosa, Maltosa, Sacrosa, Centosa, Melezitosa,... (Hasta 25 diferentes).

También el agua es un componente importante en la miel y muy susceptible en los procesos de adulteración. Se estima que una miel madura no debe contener más del 18,5% de agua respecto al peso total.

La miel contiene enzimas que son aportados principalmente por las abejas aunque algunos de ellos provienen de las plantas de las que extraen el polen. Estos encimas cumplen una función muy importante que es convertir el néctar en miel. Mochos de estos enzimas además aportan beneficios medicinales como es el caso de la Oxidasa, responsable de las propiedades anti-bacterianas de la miel.

Otro de los componentes que podemos encontrar de forma natural en la miel son las proteínas y los aminoácidos como la prolina, el ácido glutámico, alanina, fenilalanina, tirosina, leucina, isoleucina...
La prolina está involucrada en la producción del colágeno y en la reparación y mantenimiento de los músculos y los huesos.
La alanina  Interviene en el metabolismo de la glucosa.
La tirosina  es el aminoácido encargado del proceso de formación de la tiroxina en las glándulas tiroides.
La leucina reduce la degradación del tejido muscular.
La isoleucina es necesaria para la formación de hemoglobina y ayuda a regular el azúcar en sangre.

El contenido de vitaminas y minerales de la miel es muy variable, oscilando entre el 0,1% y el 1% dependiendo de la pureza de la misma y de las plantas usadas para su elaboración. La miel contiene vitaminas A, D, E, B1, C, K, colina y rutina, así como sodio, potasio, magnesio, calcio, manganeso, fósforo, cloro... Si bien es cierto que contiene gran número de vitaminas y minerales, lo hace en proporciones muy pequeñas.


MIEL REFINADA Y MIEL NATURAL.

La miel refinada sufre varios procesos tanto térmicos como mecánicos y de filtración que eliminan o degradan gran parte de sus propiedades nutricionales y medicinales. A su vez se le añaden aditivos con el fin de conseguir una miel más atractiva y cómoda para el consumo.

Siempre es recomendable consumir miel lo más natural posible. Para ello, acuda siempre que sea posible a productores locales y conseguirá además de consumir una miel de mayor calidad, ayudar a estos productores a su desarrollo.


CÓMO DISTINGUIR ADITIVOS EN LA MIEL PROCESADA.

Añadir aditivos a la miel es una práctica habitual en la industria con el fín de obtener una miel más homogénea y de una viscosidad invariable. Además muchas marcas añaden agua y azúcares refinados para conseguir una mayor cantidad, eso sí, de miel adulterada.


Agua añadida: Para comprobar si a nuestra miel le han añadido agua, basta con echar una gota sobre una servilleta o paño absorbente y observar si alrededor de la gota aparece un cerco húmedo que crece. En estos casos, existe una gran probabilidad de que a la miel se le haya añadido agua.

Azúcares añadidos: Para cerciorarnos si a nuestra miel le han añadido azúcares, melazas o jarabes, podemos podemoshechar unas gotas en agua tibia. Si las gotas se disuelven SIN REMOVER, suele indicar la adición de elementos impropios de la miel pura.

Conductividad eléctrica: Este es un valor que suele ser determinante para distinguir entre una miel pura de otra adulterada. Si la lectura del conductímetro arroja valores inferiores a 100 microsiemens por cm. es un indicativo de que existen muchas posibilidades de que esa miel esté adulterada.  


EL CONSUMO LOCAL. LA MEJOR GARANTÍA.

Alejarse de la industria y acercarse al productor local es en este tema y en tantos otros una garantía de calidad y en muchas ocasiones de precios más razonables. Además con ello ayudamos al desarrollo local y a un crecimiento más sostenible.
 

FUENTES USADAS:
- Elocuencia.org -  La abeja, la apicultura y las propiedades de la miel.
- Revista Fuente - http://fuente.uan.edu.mx/publicaciones/01-04/2.pdf

Panal de abejas con miel.
Etiquetas: Miel de abeja, abejas, miel
Comentarios