La triste vida de la última orca que murió en Seaworld

Compartir
La triste vida de la última orca que murió en Seaworld

Kasatka, la orca que vivió en Seaworld San Diego desde la década de los 80’s fue sometida eutanasia luego de una larga agonía.  


[También te puede interesar: Tilikum murió sin conocer la libertad]
 

Kasatka nació en Islandia en 1976, su nombre es de origen ruso y significa “orca”.  Medía 5,4 m de largo y pesaba 2.200 kg en el momento de la muerte.

Tuvo cuatro crías, dos de sexo femenino y dos de sexo masculino. De estos, resultaron seis nietos y dos bisnietos. Todos nacieron en cautiverio y probablemente nunca conocerán el océano, al que pertenecen.


Kasatka murió de 42 años de edad

Maltrato animal

En vida, Kasatka tuvo cientos de defensores, entre esos Animal Legal Defense Fund, quienes al enterarse de su muerte expresaron:

“Kasatka tenía casi 42 años y el declive de su salud fue durante mucho tiempo una preocupación para aquellos que vigilan de cerca la situación en SeaWorld. John Hargrove, un exentrenador de orcas que nadó con Kasatka, había instado a los medios de comunicación a presionar SeaWorld en la lucha de Kasatka por su infección crónica, que había sido evidente a los expertos durante años, pero estaba bien ocultado por SeaWorld. Hace menos de un mes, SeaWorld anunció la muerte de un bebé orca de tres meses de edad, Kyara.”  

SeaWorld
ha lanzado un video conmemorativo de Kasatka, llamándola "la matriarca", un triste recordatorio de la vida que Kasatka debería haber tenido.

Si Kasatka no hubiera sido raptada de su casa en el océano en 1978, habría disfrutado de la vida como una verdadera matriarca, viviendo con sus bebés. En cambio, la definición de "matriarca" de SeaWorld significa que Kasatka tuvo varias crías, su primogénito fue enviado a otra instalación después de sólo unos pocos años juntos, y su vida física y emocionalmente estresante en cautiverio la dañó tan severamente que fue constantemente catalogada de incapaz de cuidar a su cría más reciente.

Hargrove, ahora convertido en defensor de los animales, declaró:

“Después de años de enfermedad y sufrimiento, Kasatka ha muerto prematuramente de enfermedad. Esto hace que sea la tercera muerte de orca cautiva en SeaWorld desde enero y la cuarta en los últimos 20 meses. Trabajé y nadé con ella durante muchos años, pero ahora estoy apenado de que yo haya participado en lo que es el cautiverio y lo que se le hace a estas orcas. Incluso después de estar enferma crónicamente y de ser inyectada con cantidades masivas de drogas, SeaWorld la fertilizó por la fuerza en agosto de 2011 con el semen de una orca solitaria en Argentina, creando un bebé cruzado.”

Kasatka mostraba heridas en la piel durante sus actuaciones forzadas

 ¿Qué se puede hacer?

Según Animal Legal Defense Fund, la ley de protección de la orcas de la Florida, inspirada en un proyecto de ley similar aprobado en California, es el siguiente paso para otorgar a las orcas las protecciones que se merecen.

El proyecto de ley aún no ha sido presentado formalmente, después de que el representante que accedió a patrocinarlo desistió repentinamente. Hay especulaciones de que SeaWorld y sus grupos de presión habían lanzado una contracampaña para luchar contra el proyecto de ley.

Fuentes:
Comentarios