La triste historia detrás del video del chimpancé moribundo que se negaba a comer hasta que escuchó a su amigo

Compartir
La triste historia detrás del video del chimpancé moribundo que se negaba a comer hasta que escuchó a su amigo

La antigua matriarca de uno de los zoológicos más famosos de Holanda reconoció a su antiguo cuidador cuando fue a visitarla mientras ella agonizaba, y el video se hizo viral, recorriendo el mundo como una historia conmovedora. 


Pero lo que muchos parecen estar olvidado, es que la chimpancé tuvo una vida tan triste como su muerte. 

[También te puede interesar: Descubren una aterradora razón por la que las chimpancés desaparecen durante semanas para parir sus crías]


Mama reconoció a su antiguo cuidador

Recientemente, se han difundido imágenes del momento en que una chimpancé moribunda parece encantada de ver a un viejo amigo humano por última vez.

Mama, una antigua matriarca de una colonia de chimpancés en el zoológico Royal Burgers de Holanda, rechazaba la comida de los cuidadores hasta que la visitó el profesor Jan van Hooff, a quien conocía desde 1972.

La chimpancé, de 59 años, reaccionó con alegría después de reconocer al profesor. Pareciendo sonreír, ella le tocó la cara, le sostuvo la nuca y bajó la cabeza hacia la de ella. Mama murió una semana después.

Su historia

El Sr. van Hooff, profesor de biología del comportamiento en la Universidad de Utrecht, cofundó la colonia de chimpancés de Mama, la primera que se crió en un zoológico, en la década de 1970.

Ella nació en la naturaleza, pero se hizo conocida como la "gran dama" de su colonia debido a su naturaleza dominante. En los últimos días miles de medios de comunicación de todo el mundo difundieron el video como una historia conmovedora de animales más. ¿Pero hubieran sido así de tristes sus últimos días de vida si Mama no hubiera vivido la mayor parte de su vida en cautiverio?

No parecen quedar dudas de que Sr van Hooff, su amigo humano, realmente la quería: "será extrañada profundamente, también por mí, porque rara vez he visto un personaje tan admirable en humanos y simios", ha dicho. Pero la pregunta es más profunda que eso. Es evidente que quienes cuidan a animales en cautiverio pueden sentir amor por ellos. ¿Pero no se trata de una completa contradicción? ¿No hubiera sido deseable que Mama muriera en el anonimato, sin cámaras que retraten sus últimos momentos, pero habiendo llevado una vida en la naturaleza?

Fuente:
Etiquetas: Chimpancé, zoológicos
Comentarios