La Sal y la Alimentación

Compartir
La Sal y la Alimentación

imagen común de saco de sal

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de consumir sal.Es un tema que puede parecer menor, pero lo cierto es que tiene una gran importancia para nuestra salud ya sea sal de mesa, sal de cocina o simplemente sal para hornear.La sal tiene múltiples utilidades y aplicaciones, normalmente la utilizamos para aderezar la comida o para directamente cocinar con ella, pero tiene otros muchos usos que podemos darle. Por ejemplo, hace unos cuantos años era fundamental para conservar alimentos ya que una capa de sal por encima de un producto protegía de la posible aparición de bacterias sobre la carne, el pescado o el alimento que fuese. Aunque pensemos que la sal que echamos a la comida proveniente de nuestro salero es la mayor cantidad de sal que ingerimos, lo cierto es que la mayoría de productos alimenticios que llegan a nuestra casa contiene muchísima sal y por eso es importante leer bien los contenidos que figuran en las etiquetas de los productos antes de comprarlos, especialmente si tenemos algún tipo de problema de salud, debido al cual deberíamos reducir nuestro consumo de sal. Pero aún estando completamente sanos para prevenir futuros problemas, deberíamos controlar desde ya, los aportes de sal, así como muchos otros condimentos y complementos alimenticios que no tiene muy buena reputación.Algunos ejemplos de estos alimentos con alto contenido en sal y que comemos con mucha habitualidad son las sopas, el pan, algunos tipos de carne y la mayoría de la comida preparada previamente.En teoría un ser humano no necesitaría consumir más de 2 gramos de sal al día, pero en realidad le estamos metiendo al cuerpo fácilmente 10 gramos por día, lo cual puede afectar directamente a la presión arterial aumentándola gravemente. Podemos afirmar que tras revisar ingentes cantidades de informes médicos, que la sal se encuentra detrás de la mayor parte de fallecimientos causados por problemas cardiovasculares. Desde aquí quiero hacer referencia a la industria alimenticia, que debe hacer un esfuerzo de sacrificar el sabor y por tanto la adicción de los consumidores a estos sabores en concreto, para poder reducir los niveles de sal en sus preparados.Como contra punto, también es importante afirmar que tampoco se puede dejar de consumir sal de manera absoluta ni mucho menos, ya que también no aportar la suficiente sal a nuestra dieta puede traer consecuencias muy negativas a nuestra salud y condición física.Es decir, el mejor consejo es hacer un consumo de la Sal responsable y equilibrado.


Comentarios