LA PERSPECTIVA DE LA INMORTALIDAD.

Compartir
LA PERSPECTIVA DE LA INMORTALIDAD.

La Inmortalidad de la Perspectiva

LA PERSPECTIVA DE LA INMORTALIDAD, DESDE LAS VISIONES DISCORDIANAS DE ROBERT ANTON WILSON… DESDE “LA CLAVE DEL TIEMPO”, DE “LAS TABLAS ESMERALDA DE THOTH, Y SU RELACIÓN CON “EL HOMBRE PRIMORDIAL.”   “El poema de la Creación es perenne, pero pocos son los oídos que lo escuchan.” H. D. Thoreau.   En la “Era Psycozóica”, la “Era Shamánica”, la “Era de la Gnoósfera y la Sintergia”, el “Destino” de la Humanidad, se abre hacia múltiples infinitos, que, paradójicamente, forman parte de otro Infinito aún más complejo de definir.   El Infinito y la Inmortalidad, son dos cuestiones estrechamente enlazadas, exactamente como lo refleja la forma del Caduceo de Hermes/Thoth; o como lo hace el “Cayado”, representativo del Señor “Hunapú-Vuch/U’uch, el “Señor de la Eternidad”, entre los Mayas; título también señalado para el mismo Thoth/Tehuti, en el Egipto fraccionado por Lord Marduk, después de una Guerra que duró 350 años, entre las dos entidades, hijos ambos de ENKI, con Madres diferentes; y rumbos más diferentes, todavía.   Esta Guerra, desastrosa para el Paraíso Unificado del Ancestral Egypto, tuvo una consecuencia benéfica de Largo Plazo para lo que hoy es el Continente Americano: Por respeto y deferencia a su Padre ENKI/PTAH, NINGIZSIDHA/THOT, decidió cesar la lucha con Marduk… Y partió a las Tierra Más Allá del Gran Oceano, donde puso los cimientos de la “TOLTEKAYOTL”, LA ESCUELA DE MISTERIOS DE “LA SERPIENTE EMPLUMADA”, “QUETZALCÓATL”/”KUKULKÁN”/”CH’U-CH’UL-CHAN”.  


 Así que dejémos algo rotundo y claro para la Meta-Historia: Ningizsidha/Thoth, el “Dios de la Sabiduría” Sumerio y Egipcio, para sorpresa de muchos que lo ignoran y han ignorado, es el Resplandeciente Dios “Quetzalcóatl/Kukulkán”, Fundador de la Gran Cultura Mesoamericana.    

 “En la Eternidad, HAY REALMENTE ALGO VERDADERO Y SUBLIME. Pero TODOS ESOS TIEMPOS Y LUGARES Y OCASIONES, EXISTEN AQUÍ Y AHORA. El mismo DIOS, CULMINA EN EL MOMENTO PRESENTE [paradójicamente, sin nunca culminar] Y NUNCA, en el lapso de todas las edades, SERÁ MÁS DIVINO.”   Pero a los hilos del “Infinito” y la “Eternidad”, añadamos un tercer hilo/segmento de ADN a esta ecuación: hagamos triple este entrelazamiento e insertemos “La Eternidad”; tenemos, así:  

1.   Infinito + Inmortalidad + Eternidad = “X”
2.   Esa “Cualidad “X”, resultante, sea la que sea, indefinible e inabarcable aún, indefectiblemente pertenece, como atributo, AL SER HUMANO PRIMORDIAL.
 3.   En cada Ser Humano, en cada Ser Viviente, en cada Ser Existente en la Materia; es más, aun en cada uno de sus átomos y partículas constituyentes, SE ALBERGA ESA “CUALIDAD “X”, PRIMORDIAL.
 4.    Así que reflexionen el Atributo y sopesen su alternativa.
 5.   “MAHALÁ”, en “Lang D’Oc”, lenguaje PRIMORDIAL de Los Dioses, significa “MÁS ALLÁ DE DIOS”. Es el “HALCÓN DIVINO”, que anuncia y guía la “BARAKA” de Rá, la Divinidad Solar, cuando recorre la Eternidad Oscura del Tempetuoso Río que fluye al Oceano de la Muerte. Pero, “MÁS ALLÁ”, las Alas extendidas de “MAHALÁ”, le remontan por sobre el Infinito y la Inmortalidad. Por ello, “MAHALÁ” es el “Mensajero Divino” de los Dioses Primeros, para los Dioses Primeros.
 6.   Cualquier “Alto Iniciado”, sea de la Kábala Oscura o de la Kábala Blanca; sea de la “Mano Siniestra”, o de la “Mano Diestra”, DEBERÁ ENTENDER, como debieron haberlo entendido antes, que los términos “MAHALÁ” y “ALPHA-111”, ESTÁN INDISOLUBLEMENTE CONECTADOS A ESA CUALIDAD “X” PRIMORDIAL, QUE MORA SOBRE EL INFINITO Y LA INMORTALIDAD, EN LA ETERNIDAD QUE LO SUBYACE TODO.
 7.   En Clave “7”, símbolo central numerológico de la “Mariposa del Tiempo”, en el Calendario Sagrado de los mayas, manifiesto mi inconformidad por la ceguera y la perversión con las que son tratadas exo-políticamente, mis cartas-credenciales superiores, en esta Magna Obra Tridimensional. Que ha resultado SER espectacularmente DIVINA.
 8.   Y en Clave “8”, Símbolo Universal para el Infinito, HERMES/THOTH, me expresa un guiño “su’uyuwa”: “Alguien le llamó antiguamente: “El Principio del Alpha y el Omega”. El Movimiento de Desdoblamiento del Tiempo UNE el HORIZONTE OMEGA, mayúsculo, con el HORIZONTE ALPHA, minúsculo, por el vínculo “RHO”, que está conectado, intencionalmente, con la Palabra griega, “OURA”, “LA DIVISIÓN DEL TIEMPO”.
 9.   Estamos en la “Ogdóada” aún, pero es ESTAR en “LA ENÉADA”. O sea, que en el Infinito, al ESTAR EN EL INFINITO, ESTÁS POR SOBRE EL INFINITO; ESTO ES, “MÁS ALLÁ” DEL INFINITO.
Tal cosa, encaja con la posibilidad matemática, DIVINA, de la que he estado escribiendo al Dictado, pues es el “SEÑOR TLACUATZIN” en mí, quien esto dicta, de la RESULTANTE “CUALIDAD “X”, de la que ES Responsable, como el Gran Señor de los Tiempos”. De eso hablaba el MAESTRO JOSHUA, cuando se refirió a la “Ogdóada y la Enéada”, discurso que aprendió directamente de THOTH, en sus Enseñanzas Herméticas. De ESO habla el “PUNTO OMEGA PTAH-8FOLD-CODE “VORTEXIJAH”. 10.  En el Estadio de la Divinidad Superior, en el Sagrado Tetractix, “EL CADUCEO”, Símbolo de la Clarividencia de Hermes/Thoth… Y, sobre todo, ESQUEMA DEL MOVIMIENTO DEL DESDOBLAMIENTO DEL TIEMPO, estaba Coronado por “El Espejo de la Prudencia”, que permite asociar el Futuro con el Pasado.
 11.  A través del Portal “ONCE”, “11”, SE ABREN 111 PORTALES, en conexión fractal, unificando todo lo visible con todo lo invisible. Aquí, el Movimiento del Desdoblamiento del Tiempo, DIVIDE AL TIEMPO MISMO, para SEPARAR el Presente del Pasado y del Futuro. Esto es FUNDAMENTAL, pues permite explicar el Universo, las Fuerzas en Juego Y LA NECESIDAD DE UN ÚNICO “MAESTRO DE LOS TIEMPOS”  

 En la “Era Shamánica”, este juego de sorpresas requiere de cartas sólidas de presentación: YO digo:    “ALPHA-111 } MAHALÁ”, como charolas de autenticidad emblemática sobre el tema; esto es, como “Cartas-Credenciales” de Autoridad y Representatividad,  para presentar un fragmento del “DISPARADOR CÓSMICO”, ROBERT ANTON WILSON,  AKA “RAW”, en los bajos fondos, y en los altos, del “Movimiento Discordiano”, surgido de las entrañas de “ESALEN”, un claro experimento Psycotrónico OZMA/NSA/MAJI, que conjuntó a magos de todos los colores y sabores, para hacer un experimento de largo plazo sobre los efectos psycotrónicos, en condiciones psicodélicas controladas y descontroladas, sobre la intelectualidad avanzada del Mundo Occidental.

El “Movimiento Discordiano”, al que pertenecía “RAW”, perseguía “HACER INMANENTE AL ESKATÓN”, que traducían como “TRAER EL CIELO A LA TIERRA, YA.” Debo asumir otras representatividades, en esta disertación: No la de Gilgamesh, el héroe famoso de la Leyenda; un Super-Hombre que buscó alcanzar la Inmortalidad Física y casi la alcanzó, pero le fue arrebatada de nuevo por la Serpiente Inmortal; sino la de “ALBANUS”; otro Gran Héroe, cuya Memoria Sagrada pretenden haber borrado de la Historia, y que en la “HYPER/META-HISTORIA”, está grabada a Fuego en la Memoria de la “Enéada”/”Ogdóada”.

A diferencia de Gilgamesh, ALBANUS SÍ ALCANZÓ LA INMORTALIDAD FÍSICA. Más extraordinario aún: Dos veces lo hizo; pues Dos Veces cruzó el Gran Oceano de la Muerte. La Segunda, para rescatar a su Hermano… ¡Y lo logró… Dos Veces lo Logró! ¡DE ALBANUS REPRESENTO LA MEMORIA VIVIENTE! “LA BARAKA” Y “EL VELLOCINO DE ORO”… Y la Auténtica “ORDEN DEL VELLOCINO DE ORO”… Jonás y “Los Argonautas”… Y “El Secreto del Jardín de las Hespérides”… “The Blue Apples”… “IO IN EGO ET EGO PRO EA”… Un digno descendiente de ALBANUS: “EL IIIer. GRAN DUQUE DE ALBA”  


   “LA CLAVE DEL TIEMPO” De “Las Tablas Esmeralda”, de Hermes-Trimegisto.  

 “Decir lo que el Padre ES, es limitar al Padre; decir lo que el Padre NO ES, es también limitar al Padre; ÉL ES”. Joshua Ben Joshua.  

 “Alguna vez, en un tiempo pasado, hablé al Gran Rodador del Tiempo. Le pregunté del Misterio del Tiempo y el Espacio. Le pregunté la cuestión que surgía en mi Ser, diciendo: “Oh, Maestro, ¿Qué es el Tiempo?   Entonces, a mí me habló ÉL, El Maestro:  
 “Conoce ahora, oh, Thoth; en el Principio hubo “LA VOZ” y nada más… Ni Tiempo, ni Espacio, sino nada más…   Y dentro de la Nada, vino un pensamiento lleno de propósito, todo perdurable; y éste delineó “LA VOZ”. No existe la materia; sólo Fuerza; un Movimiento, un Vórtex de vibración del Pensamiento lleno de Propósito… Eso delineó “LA VOZ”.  

 Y yo pregunté al Maestro, diciendo: ¿Fue este Pensamiento Eterno? Y el “Rodador del Tiempo”, me respondió:   “ En el Principio, hubo Pensamiento eterno; y porque el Pensamiento es Eterno, el Tiempo debe existir. Así, dentro del todo permanente Pensamiento, CRECIÓ LA LEY DEL TIEMPO.   “¡Aye! El Tiempo existe a través de todo el Espacio, flotando en una neblina… rítmico movimiento que es Eterno, en un estado de fijación. EL TIEMPO NO CAMBIA, PERO TODAS LAS COSAS CAMBIAN EN EL TIEMPO.   “Porque el Tiempo es la Fuerza que abraza eventos separados, cada uno en su propio lugar.   “El Tiempo no está en movimiento; pero tú te mueves a través del Tiempo, como tu conciencia se mueve de un evento al otro. “¡Aye! Por el Tiempo tú existes, Todo en el Todo… Una Eterna y Única Existencia.   “Conoce ahora que cada Pensamiento en el Tiempo, está separado… Pero en forma, son UNO en todos los tiempos existentes.   Cesó entonces la Voz del Rodador del Tiempo, y quedé yo en la ponderación del Tiempo; porque conocí Yo que en esas palabras había Sabiduría y un Camino para explorar el Misterio del Tiempo.   “Atiende, oh hombre: Toma de mi Sabiduría. Aprende de los profundos y sagrados misterios del Espacio. Aprende el Pensamiento que creció en el Abismo, trayendo Orden y Armonía en el Espacio.   “Conoce ahora, oh, hombre, QUE TODO LO QUE EXISTE HA SIDO HECHO SÓLO POR LA LEY. CONOCE AHORA LA LEY Y DEBERÁS SER LIBRE; NUNCA SERÁS ENSOMBRECIDO POR LAS ENTIDADES DE LA OSCURIDAD.   “MIRA AHORA Y APRENDE QUE EL TIEMPO ES EL SECRETO POR EL QUE TÚ PUEDES SER LIBRE DE ESTE ESPACIO”        

La Perspectiva de
la Inmortalidad. (Fragmentos del Capítulo del mismo título de "El Disparador Cósmico", de Robert Anton Wilson.  

 "Hay gente que quiere alcanzar la inmortalidad a través de sus obras o sus descendientes. Yo prefiero lograr la inmortalidad no muriendo". -Woody Allen en la revista Immortalist    

 "Tan pronto como mi primera entrevista con el Dr. Leary apareció en el Phoenix de San Francisco, me vi inundado con información sobre ese grupo al que Carl Spann llama “los Inmortalistas Underground”. Estos son científicos, en su mayoría jóvenes y del campo de la biología molecular o la gerontología, que se interesaron en el tema por Las Perspectivas de la Inmortalidad, del profesor R.C.W. Ettinger, publicado allá en 1964. Este grupo cree, de manera bastante firme, que el descubrimiento de Crick y Watson de la estructura del ADN (la doble hélice) ha abierto la posibilidad de reprogramar los procesos biológicos y lograr la inmortalidad literal.   ¿Qué tan cerca está la inmortalidad? Llamamos a algunos testigos:   “Dentro de una o dos décadas”, ha dicho Hubert Humphrey, “podremos ver las actitudes actuales hacia la muerte como ‘primitivas’ y ‘medievales’ en la misma forma en que ahora miramos a un asesino otrora temido como la tuberculosis”. El Senador Humphrey dijo esto después de visitar Rusia e instruirse en sus investigaciones sobre la inmortalidad.
“No menos de tres ramas separadas de la ciencia están realizando investigaciones sobre la prolongación de la vida”, dice el Comité para la Abolición de la Muerte de Berkeley, “a saber, las ciencias de la criobiología, la biología y la cibernética… ¿Cuál tendrá éxito? Nadie lo sabe. Pero debido a que más de una ciencia está trabajando duro en este problema, se prevé una pronta solución”.   “El Inmortalismo”, dice Carl Spann, un activista Inmortalista, “es un gran paso en la evolución del hombre. Es el desarrollo de un estado inmortal de la conciencia... gente colocada en un mundo colocado, drogados de vida... el hombre mortal, como Nixon, sigue apostando a las naciones-estados y al pensamiento del bloque de poder que en definitiva es globalmente destructivo. El hombre mortal contamina el planeta, porque no va a estar para sufrir las consecuencias.   “Colocarse con drogas es un mecanismo de defensa contra la locura global” Spann añade pensativo. “Y, sin embargo, la marihuana, el hachís, el ácido y las drogas psicoactivas han abierto el camino al estado inmortal de la conciencia: samadhi, satori, los estados alfa y theta, todo el viaje a la iluminación ofrece un escape de las pequeñas y estrechas ilusiones que tiene el hombre mortal de sí mismo.

 Allá en la Edad Media, el 24 de septiembre de 1964, el Comité para la Abolición de la Muerte de Berkeley organizó una manifestación frente a una funeraria, llevando carteles diciendo “la muerte es una enfermedad y se puede curar”, “no compres la mentira”, “millones que ahora viven nunca morirán” (un viejo lema de los Testigos de Jehová, quienes probablemente nunca esperaron que unos científicos y unos hippies lo portarían), “Inmortalidad ¡YA!” y “¿Por qué morir? Usted puede ser inmortal”.

 Probablemente, la mayor parte del público de 1964 que vio esto en la televisión pensó que todos los manifestantes estaban locos.   En El Factor de la Inmortalidad, de Osborn Segerberg, Jr., un divertido capítulo llamado “Prognosis” trata de las conjeturas recientes de los científicos conocedores del tema sobre cuándo estará disponible la extensión de la vida. Arthur Clarke (quien en 1947 predijo correctamente el primer alunizaje no tripulado en 1959, pero fue demasiado conservador sobre el primer alunizaje tripulado y lo previó para 1978) supuso en 1962 que la verdadera inmortalidad se lograría cerca del final del siglo XXI. Tres años más tarde, en 1964, con más investigación realizada, un grupo de 82 expertos científicos fueron encuestados, y la mayoría estaba dispuesta a predecir “el control químico del proceso de envejecimiento” para la primera parte del siglo XXI.

 En 1969, dos encuestas similares de la opinión de los expertos encontraron una “significativa extensión del promedio de vida” predicha por varios científicos como algo que ocurrirá entre 1993 (la estimación más baja) y 2017 (la estimación alta). En 1971, el Dr. Bernard Stehler predijo que entenderemos el envejecimiento dentro unos 5 a 10 años y seremos capaces de revertirlo en unos 10 a 30 años.55

 Como señala Leary en Terra II, el grueso de los mejores trabajos científicos sobre este tema, con el surgimiento de las conclusiones más optimistas, se ha hecho desde que el Dr. Stehler hizo esa suposición en 1971.   La Fundación para la Investigación de la Inmortalidad, en Sacramento, California, declaró en un comunicado de prensa: “Se está haciendo cada vez más claro que estamos literalmente ante un cambio sin precedentes en nuestra dirección y potencial evolutivo… La búsqueda de la inmortalidad como una meta personal ya no es sólo una aspiración religiosa, sino que se ha convertido en una posibilidad real”.

 Pauwels y Bergier, quienes volaron las mentes de Europa y América, con su increíble El Retorno de los Brujos, profetizan en su más reciente libro, El Hombre Eterno ,“tal vez ahora estamos en el proceso de construcción de una cultura que conocerá la inmortalidad en la tierra y en el cielo…”56

 El Dr. Robert Prehoda dice en su libro Juventud Extendida, “es posible que seamos capaces de frenar el envejecimiento biológico, y duplicar o triplicar el promedio de vida… Si cada caso de envejecimiento puede ser corregido y prevenido, todos podríamos ser posibles Matusalenes, viviendo 1000 años o más”

 El Dr. Bernard Strehler, que ha dedicado la mayor parte de su vida a la investigación de la longevidad, predice que la extensión de la vida llegará en esta generación, y dice también que su objetivo final es la inmortalidad. “El hombre nunca estará satisfecho hasta que conquiste a la muerte” afirma rotundamente.   El novelista Alan Harrington ha estado reclamando compromiso con la eliminación de la muerte a nivel nacional desde 1969, cuando publicó su brillante y polémica obra El Inmortalista (llamado “el libro del siglo” por Gore Vidal). “Movilicemos a los científicos” nos implora Harrington, “invirtamos todo el dinero, y démosle caza a la muerte como a un proscrito”.

 Dean F. Jumper, en El Hombre Contra la Mortalidad, sugiere que la humanidad podría haber sido especialmente diseñada para vencer a la muerte. En la guerra entre la vida y la muerte, Jumper, dice, “el hombre puede ser la última arma de la vida. Él puede haber sido diseñado para hacer inmortal a su especie y a toda la vida, teniendo dentro de sí las habilidades y las motivaciones necesarias” (Cursivas añadidas.) El logro de la inmortalidad no sólo para nosotros sino para todos los seres vivos es un pensamiento asombroso, sería el logro del voto budista de liberar a “todos los seres sensibles” del sufrimiento.

 El Dr. Alex Comfort, generalmente considerado como el líder mundial de la gerontología por sus compañeros (aunque es más conocido por el público general por su lúbrica obra El Placer del Sexo), dijo en 1972, “estoy seguro que las técnicas seguras para frenar y revertir el proceso de envejecimiento están a mano”. En 1973, con la sinergia producto de un año más de investigación para la extensión de la vida en laboratorios de todo el mundo, el Dr. Comfort estaba dispuesto a ser más específico que al decir simplemente “a mano”. Dijo, de hecho, que “si solamente se movilizaran los recursos científicos y médicos de los Estados Unidos, el envejecimiento sería conquistado dentro de una década.” (Cursiva añadida.)

 Por supuesto, por cada 10 o 20 científicos que admiten creer en la posible longevidad, sólo hay uno que se arriesgaría a hablar de la inmortalidad física. No obstante, cada avance en la extensión de la vida significa que algunos de nosotros viviremos lo suficiente como para estar para el siguiente avance, y el siguiente, hasta que se consiga realmente la inmortalidad.
El Dr. Leary señala a este respecto que la mayor parte de la discusión de la prolongación de la vida en los círculos científicos en estos días está ligada a la tierra, es terracéntrica, una resaca de lo que Leary llama “ptolemicismo de armario”.   Las ecuaciones de la relatividad del espacio-tiempo de Lorentz y Einstein no dejan dudas de que un viaje alrededor de la galaxia, como es proyectado por Leary y Benner en Terra II, podría ocupar 400 años de tiempo transcurrido a bordo de la nave, para regresar a la Tierra alrededor de 4.500.000.000 D.C. — en tiempo terrestre. El viaje espacial es un viaje temporal. Si la vida de los miembros de la tripulación ha sido prolongada a varios cientos de años a su despegue a principios del próximo siglo, podrán encontrar Inteligencias Superiores que cuenten con técnicas más avanzadas para la extensión de la vida. Si no, volverán a una tierra con una ciencia cuatro mil quinientos millones de años más avanzada que la nuestra, y podrán cosechar cualquier técnica de extensión de la vida, inhibición del envejecimiento, criónica, rejuvenecimiento, etc. que el ingenio humano puede llega a concebir en cuatro mil millones de años.   Las investigaciones actuales sobre la inhibición del envejecimiento o la inmortalidad potencial incluyen a:   • Los criologistas cuyo lema “congelar-esperar-reanimar” ha adquirido cierta notoriedad en los últimos años. (Esto es sólo la punta del iceberg.)

 • El Dr. John Bjorksten, que estudia las proteínas en su propio laboratorio en Madison, Wisconsin. En 1973, el Dr. Bjorksten habló de encontrar una droga que extendería la vida humana a 140 años; en 1976, mientras escribo este capítulo, Bjorksten dijo en una entrevista del San Francisco Chronicle que esperaba que la vida humana pudiera extenderse a 800 años.
• Un grupo de la Universidad de Michigan ya está probando un medicamento que podría ampliar la vida a 200 años o más.
• El laboratorio Nacional de Oak Ridge, que está investigando con BHT, un químico que puede aumentar la longevidad un 50%.
• Todo el personal de trasplantes de órganos.
• Los cibernéticos, que pueden encontrar una forma de “codificar la totalidad de una personalidad, archivarla en un circuito electrónico, y reanimarla en cualquier momento”.
• Microwaves Instrument Co. en Del Mar, California. Están investigando fármacos anti-envejecimiento, y pueden sacar alguno al mercado en tres años.

El salto cuántico desde la “extensión de la vida” a la “inmortalidad” es el salto espacio-temporal a través de las galaxias. La ilustración de arriba muestra la relatividad temporal en una travesía. Terra II planea viajar durante 400 años y volver a Tierra cuatro mil millones de años después.           .....ooo....

 V. El circuito neurosomático. Cuando este quinto “cerebro corporal” es activado, las configuraciones planas de las figuras euclidianas explotan en múltiples dimensiones. El Gestalt cambia, en términos de McLuhan, de un espacio visual lineal a un espacio sensorial que lo abarca todo. Ocurre un ajuste hedonista, una alegría extática, un desprendimiento del mecanismo previamente compulsivo de los primeros cuatro circuitos. Yo encendí este circuito con hierba y Tantra.   Este quinto cerebro empezó a aparecer hace unos 4.000 años en las primeras civilizaciones con clases ociosas y ha ido en aumento estadísticamente en los últimos siglos (incluso antes de la Revolución de las Drogas), un hecho demostrado por el arte hedonista de la India, China, Roma y otras sociedades opulentas. Más recientemente, Ornstein y su escuela han demostrado con electroencefalogramas que este circuito representa el primer salto desde el lóbulo izquierdo lineal del cerebro, al lóbulo derecho analógico.   La apertura y la impronta de este circuito ha sido la preocupación de los “técnicos de lo oculto” — los chamanes tántricos y los hatha-yoguis. Mientras que la quinta realidad-túnel puede ser alcanzada mediante la privación sensorial, el aislamiento social, el estrés fisiológico o el shock grave (tácticas de terror ceremonial, como las practicadas por gurúes sinvergüenzas como Don Juan Matus o Aleister Crowley), tradicionalmente ha estado reservada para la aristocracia culta de las sociedades de ocio que ya habían resuelto los cuatro problemas de supervivencia terrestre.   El quinto neurotransmisor cerebral específico fue descubierto hace unos 20.000 años por los chamanes del Mar Caspio en Asia y lo transmitieron rápidamente a otros magos a lo largo de Eurasia y África. Es, por supuesto, el cannabis. La Hierba. La Madre María Juana.   No es casual que los cabezas-de-porro generalmente se refieran a su estado neural como “elevado” o “volado”. Trascender las orientaciones planetarias gravitacionales, digitales, lineales, binarias, aristotélicas, newtonianas, y euclidianas (del circuito I al IV) es, desde la perspectiva evolutiva, parte de nuestra preparación neurológica para la migración inevitable fuera de nuestro planeta, que ahora está comenzando. Esta es la razón de que tantos fumones sean fanáticos de Star Trek y adeptos de la ciencia ficción. (Berkeley , California, sin duda la capital del Cannabis de los EE.UU., tiene un comercio de la Federación en Telegraph Avenue, donde los adinerados fácilmente pueden gastar $ 500 al día comprando novelas de Star Trek, revistas, boletines, pegatinas para el parachoques , fotografías, carteles, cintas, etc., incluso los planos completos de la nave Enterprise.)   El significado extraterrestre de estar “elevado” ha sido confirmado por los astronautas mismos; el 85 % de los que han experimentado la caída libre de la gravedad cero describen “experiencias místicas” o estados de éxtasis típicos del circuito neurosomático. “Ninguna foto puede mostrar cuán hermosa se veía la Tierra”, dice embelesado el capitán Ed Mitchell describiendo su Iluminación en gravedad cero. Habla como cualquier yogui o fumador de marihuana consumado. Ninguna cámara puede mostrar esta experiencia porque está dentro del sistema nervioso.   La gravedad cero, en el momento evolutivo adecuado, desencadena la mutación neurosomática, cree Leary. Anteriormente esta mutación había sido alcanzada “artificialmente” mediante el entrenamiento yogui o chamánico o por el estimulante del quinto circuito, el cannabis. El surf, el esquí, el buceo y la nueva cultura sexual (masajes sensuales, vibradores, artes tántricas importadas, etc.) han evolucionado al mismo tiempo como parte de la conquista hedónica de la gravedad. Este estado siempre ha sido descrito como “estar flotando”, o, en la metáfora Zen, estar “un pie por encima de la tierra”.   VI. El circuito neuroeléctrico. El sexto cerebro consiste en el sistema nervioso tomando conciencia de sí mismo, más allá de las improntas de los mapas de la realidad gravitatoria (circuitos I al IV) e incluso más allá del éxtasis físico (circuito V). El Conde Korzybski, el semántico, llamó a este estado “conciencia de abstracción”. El Dr. John Lilly lo llama “metaprogramación”, es decir, la conciencia de programar la propia programación. Esta conteligencia (conciencia-inteligencia) einsteniana y relativista reconoce, por ejemplo, que los mapas de realidad euclidianos, newtonianos y aristotélicos son sólo tres de los miles de millones de posibles programas o modelos de experiencia. Encendí este circuito con peyote, LSD y los metaprogramas “mágickos” de Crowley.   Este nivel de funcionamiento cerebral parece haber sido reportado por primera vez alrededor de 500 A.C. entre los diversos grupos “ocultistas” conectados por la Ruta de la Seda (Roma-Norte de la India). Está tan alejado de las realidades-túneles terrestres que aquellos que lo han alcanzado apenas pueden comunicarlo a la humanidad ordinaria (del circuito I al IV) e incluso apenas pueden entenderlo los Ingenieros del Éxtasis del quinto circuito.   Las características del circuito neuroeléctrico son la alta velocidad, la opción múltiple, la relatividad y la fisión-fusión de todas las percepciones en universos paralelos de ciencia ficción con posibilidades alternativas.   Las políticas mamíferas que condicionan las luchas de poder en la humanidad terrestre son trascendidas, es decir, son vistas como estáticas, artificiales, como una farsa elaborada. Uno no es ni manipulado coercitivamente a la realidad territorial de otro, ni obligado a luchar contra ella con un recíproco juego de rol emocional (el dramatismo habitual de las telenovelas). Uno simplemente elige, de manera consciente, si desea o no compartir el modelo de realidad del otro.   Las tácticas para la apertura y la impronta del sexto circuito son descritas aunque raramente experimentadas en el raja yoga avanzado y en los manuales herméticos (codificados) de los alquimistas medievales–renacentistas y los Illuminati.   Aún no hay una sustancia específica disponible del sexto circuito, pero psicodélicos fuertes como la mescalina (del peyote, el “cactus sagrado” de mis experiencias de 1962-1963) y la psilocibina (del “hongo mágico” mexicano teonactl) abren el sistema nervioso a una mezcla de los canales de los circuitos V y VI. Esto es apropiadamente llamado “viajar”, a diferencia del la simple “elevación” o “encendido” del quinto circuito.   La supresión de la investigación científica en esta área ha tenido el desafortunado resultado de hacer retroceder a la cultura ilegal de las drogas hasta realidades-túneles hedónicas y pre-científicas del quinto circuito (el renacimiento ocultista, el solipsismo, el orientalismo Pop). Sin disciplina y metodología científica, muy pocos pueden decodificar con éxito la frecuencia de las señales metaprogramadoras del sexto circuito (a menudo aterradoras, pero filosóficamente fundamentales). Los científicos que siguen estudiando este tema no se atreven a publicar sus resultados (que son ilegales) y registran esas realidades-túneles más amplias sólo en conversaciones privadas —como los eruditos de la época inquisitorial. (Voltaire anunció la Edad de la Razón dos siglos antes de tiempo. Todavía estamos en la Edad Media). La mayoría de los alquimistas subterráneos ha renunciado a dicho trabajo en su persona, desafiante y arriesgado, y ha restringido sus viajes sólo a los túneles eróticos del quinto circuito.   La función evolutiva del sexto circuito es permitirnos la comunicación a relatividades einstenianas y aceleraciones neuroeléctricas, sin usar los símbolos laríngeo-manuales del tercer circuito, sino directamente a través de la retroalimentación, la telepatía y el enlace computacional. Las señales neuroeléctricas sustituirán paulatinamente al “lenguaje” (gruñidos homínidos) luego de la migración espacial.   Cuando los seres humanos hayan salido del pozo atmosférico-gravitacional de la vida planetaria, la acelerada conteligencia del sexto circuito hará posible la comunicación altamente energética con “Inteligencias Superiores”, es decir, con nosotros mismos en el futuro y otras razas post-terrestres.   Una vez que nos damos cuenta de que las experiencias neurales “elevadas” en realidad son extraterrestres, se vuelve hermosamente sencillo y obvio que elevarse y volar son metáforas precisas. El éxtasis neurosomático del V Circuito es la preparación para el próximo paso en nuestra evolución, la migración fuera del planeta. El Circuito VI es la preparación para el paso siguiente, la comunicación entre especies con entidades avanzadas que poseen realidades-túnel electrónicas (post-verbales).   El Circuito VI es el “traductor universal” a menudo imaginado por los escritores de ciencia-ficción, y ya está integrado a nuestro cerebro gracias al ADN. Al igual que los circuitos de la mariposa futura ya están implícitos en la oruga.   VII. El circuito neurogenético. El séptimo cerebro entra en acción cuando el sistema nervioso comienza a recibir señales desde dentro de la neurona individual, desde el diálogo ADN-ARN. El primero en lograr esta mutación habló de “recuerdos de vidas pasadas”, “reencarnación”, “inmortalidad”, etc. Que estos adeptos estaban registrando algo real se indica mediante el hecho de que muchos de ellos (sobre todo hindúes y sufíes) nos legaron panorámicas precisas y maravillosamente poéticas de la evolución 1000 o 2000 años antes de Darwin, y previeron al superhombre antes que Nietzsche.   Los “registros akáshicos” de la Teosofía, el “inconsciente colectivo” de Jung, el “inconsciente filogenético” de Grof y Ring, son tres metáforas modernas de este circuito. Las visiones de la evolución pasada y futura descritas por aquellos que han tenido experiencias “fuera del cuerpo” durante episodios de cercanía a la muerte también describen la realidad-túnel transtemporal del Circuito VII.   No hay ejercicios específicos para desencadenar en circuito VII en la enseñanza yoga; suele ocurrir, en todo caso, después de varios años de práctica del tipo de raja-yoga avanzado que desarrolla las habilidades del VI circuito.   El neurotransmisor específico del circuito VII es, por supuesto, el LSD. (El Peyote y la psilocibina también producen algunas experiencias del circuito VII).   En los términos de la ciencia de 1977, podemos considerar mejor al Circuito VII como los archivos genéticos activados por las proteínas no histonas. La memoria del ADN desenrollándose hasta los albores de la vida. Todos los mutantes del circuito VII sienten la inevitabilidad de la inmortalidad y la simbiosis entre especies; ahora podemos ver que esto, también, es una previsión de la evolución, ya que en este momento estamos ante el umbral de la longevidad prolongada que conduce a la inmortalidad.   El papel exacto de los circuitos del lóbulo derecho y la razón de su activación durante la revolución cultural de la década de 1960 ahora se hace claro. Como escribe el sociólogo F. M. Esfandiary en Upwingers, “Hoy en día cuando se habla de inmortalidad y de ir a otros mundos no lo decimos en sentido teológico o metafísico. La gente ya está viajando a otros mundos. La gente ya está luchando por la inmortalidad. La trascendencia ya no es un concepto metafísico. Se ha convertido en realidad”.88   La función evolutiva del séptimo circuito y su realidad-túnel de evolución de eones es para prepararnos para la inmortalidad consciente y para la simbiosis entre especies.   VIII. El circuito neuroatómico. Sujétense el sombrero y respiren profundamente —porque esto es lo más lejos a lo que la inteligencia humana se ha aventurado:   La conciencia probablemente precede a la unidad biológica o a la hélice de ADN. Las “experiencias extracorporales”, la “proyección astral”, el contacto con “entidades” extrañas (¿extraterrestres?) o con una Mente Suprema galáctica, etc. , como yo mismo he experimentado, han sido reportados desde hace miles de años, no sólo por los ignorantes, los supersticiosos, y los ingenuos, sino que a menudo por las mentes más lúcidas que conocemos (Sócrates, Giordano Bruno, Edison, Buckminster Fuller, etc.). Tales experiencias son reportadas diariamente a parapsicólogos y han sido experimentadas por científicos como el Dr. John Lilly y Carlos Castaneda. El Dr. Kenneth Ring ha atribuido estos fenómenos a lo que él llama, muy apropiadamente, “el inconsciente extraterrestre”.   El Dr. Leary sugiere que el circuito VIII es literalmente neuroatómico —infra, supra y meta-fisiológico— un sistema cuántico de comunicación que no requiere un recipiente biológico. El intento de construir un modelo cuántico de la conciencia y/o un modelo consciente de la mecánica cuántica de los físicos inspirados mencionados previamente (el Prof. John Archibald Wheeler, Saul -Paul Sirag, el Dr. Fritjof Capra, el Dr. Jack Sarfatti, etc) indica claramente que la “conciencia atómica” sugerida inicialmente por Leary en The Seven Tongues of God (1962) es el enlace explicativo que unirá a la parapsicología y la parafísica en la primera teología científica empírica experimental de la historia.   Cuando el sistema nervioso activa este circuito de nivel cuántico, el espacio-tiempo queda anulado. Se trasciende la barrera de la velocidad de la luz de Einstein, y en la metáfora del doctor Sarfatti escapamos del “chauvinismo electromagnético”. La conteligencia dentro de la cabina de proyección cuántica es todo el “cerebro” cósmico, al igual que la micro-hélice de ADN es el cerebro local que guía la evolución planetaria. Como dijo Lao-tse desde su propia perspectiva del circuito VIII, “lo más grande está dentro de lo más pequeño”. .... El Circuito VIII es activado por la ketamina, un neuroquímico investigado por el Dr. John Lilly, que también (de acuerdo con un rumor muy extendido pero no confirmado) es suministrado a los astronautas para prepararlos para el espacio. Altas dosis de LSD también producen algo de la conciencia cuántica del circuito VIII.   Esta conteligencia neuroatómica está separada por cuatro mutaciones de la domesticidad terrestre (la lucha ideológica actual es entre los moralistas o colectivistas tribales del circuito IV y los individualistas hedonistas del circuito V). Cuando nuestra necesidad de una inteligencia superior, de una participación más rica en el guión cósmico, de más trascendencia, ya no pueda satisfacerse con cuerpos físicos, ni siquiera por un cuerpo inmortal saltando a través del espacio-tiempo a Warp 9, el circuito VIII abrirá una frontera nueva. Nuevos universos y realidades. “Más allá de la teología: la ciencia y el arte del Hombre-Dios”, como escribió una vez Alan Watts. ... Una teoría más plausible, ideada por el psiquiatra Norman Zinberg sobre la obra de Marshall McLuhan, sostiene que los medios electrónicos modernos han cambiado tanto los parámetros del sistema nervioso que los jóvenes ya no disfrutan de las drogas “lineales” como el alcohol y sólo encuentran sentido en la hierba y psicodélicos “no lineales”.   Esto sin duda es parte de la verdad, pero es demasiado estrecha y carga demasiado las tintas en la TV y los ordenadores sin hacer suficiente énfasis en el resto del conjunto tecnológico general — como la Revolución de Ciencia-Ficción que está en curso, cuyos aspectos más significativos son la Migración Espacial, el Aumento de la Inteligencia y la Extensión de la Vida, que Leary ha condensado en su fórmula S.M.I.L.E.   Migración Espacial mas Aumento de la Inteligencia mas Extensión de la Vida significa la expansión de la humanidad en todo el espacio-tiempo. S.M. + I. + L.E. = ∞   Sin respaldar totalmente el misticismo tecnológico de Charles Fort (“habrá máquinas de vapor cuando sea el tiempo de la máquina de vapor”), es obvio que el metaprograma del ADN para la evolución planetaria es mucho más sabio que cualquiera de nuestros sistemas nerviosos individuales —que son, en cierto sentido, robots gigantes o sensores del ADN. Los tempranos pulps de ciencia ficción; las crudezas de Buck Rogers; la sofisticada ciencia ficción de escritores brillantes como Stapledon, Clarke, Heinlein; 2001 de Kubrick —todas fueron señales cada vez más claras del ADN transmitidas a través del lóbulo derecho intuitivo de los artistas sensibles, preparándonos para la mutación extraterrestre.   Apenas es casual que la corriente principal de intelectuales “literarios” —los herederos de la tradición platónico-aristocrática de que un caballero nunca utiliza sus manos, ni tontea con herramientas o aprende de un manual de artesanía— desprecien tanto a la ciencia-ficción como a la cultura de las drogas. Tampoco es casual que el Catálogo de Toda la Tierra —creado por Stewart Brand, un graduado de los Merry Pranksters de Ken Kesey— sea el Nuevo Testamento de la cultura de la deserción rural, cada está número repleto de toneladas de información eco-tecnológica sobre todos los conocimientos manuales, diestros, y artificiosos que Platón y sus herederos consideran que sólo sirven para los esclavos. No sorprende que la última publicación de Brand, Co-Evolution Quarterly, se haya dedicado en gran parte a la difusión del hábitat espacial L5 del Prof. Gerard O’Neill.   Tampoco es un accidente que los drogones parecen preferir la ciencia-ficción a cualquier otra lectura, incluso las escrituras hindúes —de sabor extraterrestre— y a poetas viajados de los circuitos VI- VIII oculto–chamánicos como Crowley y Hesse.   Las drogas del circuito VI pueden haber contribuido mucho a la conciencia metaprogramadora que ha llevado a la conciencia súbita sobre el “machismo” (liberacionismo femenino), “chovinismo de las especies” (ecología, los estudios sobre delfines de Lilly), “chovinismo de las estrellas tipo-G” (Carl Sagan), incluso “chovinismo del oxígeno” (la Conferencia CETI), etc. Las improntas de las realidades-túnel que nos identifican como “terrestre-hombre-blanco-americano”, etc. o “mujer-negra-cubana”, etc. no son lo suficientemente amplias para encerrar a nuestra conteligencia explosiva.   Como se dijo en la revista Time del 26 de noviembre de 1973, “En diez años, según los farmacólogos, se habrán perfeccionado píldoras y electrodos craneales capaces de proporcionar toda la felicidad y extender la vida para todos en la Tierra”. La histeria de la década de 1960 sobre la hierba y el ácido era sólo la obertura de este avance al quinto circuito. El Dr. Nathan S. Kline predice verdaderos afrodisíacos, medicamentos para acelerar el aprendizaje, drogas para fomentar o terminar cualquier tipo de comportamiento. Aquellos que fueron quemados o encarcelados a principios del siglo XVII (Bruno, Galileo, etc.) fueron los precursores de la Revolución de la Tecnología Exterior. Los que fueron encarcelados o golpeados por la policía en la década de 1960 fueron los precursores de la Revolución de la Tecnología Interior.   Star Trek es una mejor guía a la realidad emergente que nada que salga en el New York Review of Books. El ingeniero de soporte vital y de defensa del sistema, Scotty (circuito I), el emocional-sentimental Dr. McCoy (circuito II), el lógico oficial científico, el Sr. Spock (circuito III) y el alternativamente paternalista y romántico Capitán Kirk (circuito IV) están constantemente viajando a través de nuestra historia neurológica futura para encontrarse con inteligencias de los circuitos V, VI, VII, y VIII, sin importar que estén presentadas de una manera burda.   En resumen, los diferentes niveles y circuitos de conciencia que hemos estado analizando e ilustrando, son improntas bioquímicas en la evolución del sistema nervioso. Cada huella crea una realidad-túnel más grande. En la metáfora sufí, el burro en el que vamos montados se convierte en un burro diferente después de cada nueva impronta. El metaprogramador continuamente aprende más y cada vez tiene más consciencia de la operación en sí. Estamos, pues, evolucionando hacia la inteligencia-estudiando-a-la-inteligencia (el sistema nervioso estudiando al sistema nervioso) y somos cada vez más capaces de acelerar nuestra propia evolución.   Leary ahora simboliza a la inteligencia-estudiando-a-la-inteligencia con la marca I2.   En los niveles inferiores, vemos con una sola “I”, por así decirlo. En los niveles superiores, vemos con muchas “I”s. .... Pero la teoría de los McKenna va mucho más allá de esto. Hay 64 escalas de tiempo en el holograma de nuestro universo, dicen, y cada una se relaciona con uno de los 64 (8 x 8) hexagramas el I Ching. Lo que llamamos “mente” o “conciencia” es una onda estacionaria de estos 64 sistemas temporales. A medida que los dos hiper-universos que componen el holograma de nuestro universo conocido interactúan en el tiempo, la “mente” se manifiesta más en nuestro continuum. Esto significa, en términos físicos concretos, que los vínculos cuánticos del ADN están evolucionando más y más rápidamente. Estamos montando no una, sino 64 ondas evolutivas todas dirigidas hacia un despertar cósmico, algo como el Punto Omega propuesto por el paleontólogo Teilhard de Chardin.   La acción de los psicodélicos, en este modelo, abre el sistema de información cuántica dentro del ADN a la inspección de los centros neurales más altos. Cuando el Dr. John Lilly dice haber viajado en el tiempo con el LSD y luego añade que esto “sólo” es una metáfora, tal vez esté siendo demasiado modesto. Si los McKenna están en lo cierto con su teoría básica, cada viaje psicodélico es, literalmente, un viaje a través del sistema de información cuántica a una velocidad mayor que la de la luz, es decir, fuera del “tiempo” del universo local (einsteniano).   Esto suena muy similar a una formulación más científica de las ideas incoherentes sobre el tiempo que muchos contactados OVNI han tratado de comunicar.   La pregunta natural, por supuesto, es ¿cuándo llegarán a su punto máximo en nuestro tiempo lineal las 64 escalas de tiempo de los McKenna?   Los McKenna han programado una computadora con su sistema de tiempo 64/IChing y la respuesta es que el premio gordo saldrá alrededor de 2012 D.C. .... (Para obtener una perspectiva sobre esta noción más bien apocalíptica, consideremos uno de los estudios regulares realizados por la McGraw-Hill Publications Company, en el que se les pidió a varios científicos que predijeran la tecnología del próximo cuarto de siglo. En la última encuesta de McGraw-Hill, la mayoría predijo que para el 2000 D.C., tendremos:   v medicamentos para curar el cáncer v visión artificial para ciegos v medicamentos para aumentar permanentemente la inteligencia v control químico del envejecimiento v control químico de la senilidad v la preservación criogénica exitosa. )   El escenario de los McKenna es algo más dramático que las aceleraciones exponenciales sugeridas por Henry Adams, Korzybski, Fuller, Toffler e incluso Leary, ya que, en la teoría de los McKenna, las 64 escalas de tiempo llegarán juntas a su punto máximo. Es decir, afirman:   Ø un ciclo de 4.300 años desde la urbanización hasta el albor de la ciencia moderna;   Ø un ciclo de 384 años en el que la ciencia ha producido más apariciones de novedades que en todo el ciclo de 4300 años;   Ø un ciclo de 67 años (a partir de los avances tecnológicos de la década de 1940, incluida la energía nuclear y el ADN , hasta el pico en 2012) en el que habrá más aceleración de la que hubo desde Galileo hasta Hiroshima;   Ø un ciclo de 384 días en el período 2011-2012 en que habrán más transformaciones que en todos los ciclos anteriores;   Ø un ciclo de 6 días a finales de eso en el que las cosas se desplazarán más rápido aún, y así sucesivamente, hasta llegar a un gran clímax en el que, como ellos dicen, en los últimos 135 minutos, 18 de dichas barreras (por ejemplo: barreras comparables a la aparición de la vida, la invención del lenguaje o el logro de la inmortalidad) serán cruzadas, 13 de ellas en los últimos 75 x 104 segundos.   Ø Es decir, en las últimas dos horas antes del Pico, alcanzaremos 18 extensiones de la conciencia y poder, cada una comparable al paso desde el mar a la tierra o desde la Tierra al Espacio.   Ø Y en los últimos 0,0075 segundos del Gran Ciclo pasaremos a través de 13 de estas transformaciones.   En una reciente gira de conferencias, he hablado con cientos de científicos sobre el escenario SMILE, y la mayoría de ellos estuvieron de acuerdo en que de hecho podremos tener Migración Espacial, Inteligencia y Extensión Vital para la década de 1990. Algunos están de acuerdo con la afirmación optimista de Leary de que podremos tenerlos para 1980, si nos esforzamos lo suficiente.   Para la llegada del siglo que viene, entonces, seremos una especie completamente nueva en muchas dimensiones: viviremos en el espacio, no en un planeta; seremos capaces de programar nuestro sistema nervioso en cualquier grado de cualquier función que queramos; poseeremos una expectativa de vida de siglos, y estaremos en camino a la inmortalidad. Entre los años 2000 y 2012, si se puede confiar en el escenario de los McKenna, comenzará la verdadera Acción Cósmica. Como dicen los McKenna, es difícil evitar la exageración al tratar de contemplar lo que significa esto. ...   Recientemente, el dramaturgo inglés Heathcote Williams me envió una fotocopia de Ya No Hay Firmamento, una obra de un solo acto escrita por el pionero surrealista Antonin Artaud, a principios de la década de 1920. Este drama insólito y extrañamente sugestivo sin duda merece ser mencionado como parte del Misterio de Sirio.   Ya No Hay Firmamento”, comienza con música discordante que indica “un cataclismo lejano”. El telón se levanta en una escena urbana común, con actores que van y vienen rápidamente. Hay fragmentos de conversación ordinaria (“Vinos... los vidrios de una ventana... la caída del oro”), sugerencias de violencia y locura (“Me está quitando la ropa. Ayuda, me ha rasgado el vestido” “Estoy ardiendo, estoy ardiendo, voy a saltar”) y, finalmente, la palabra “Sirio” repetida en todos los tonos de voz y todas las escalas: SIRIO… SIRIO… SIRIO… SIRIO… A continuación, un altavoz truena “EL GOBIERNO INSTA A MANTENER LA CALMA”.   Los actores corren exclamando que el sol es cada vez más grande, que la plaga se ha desatado, hay truenos sin rayos, etc. Una voz razonable trata de explicar: “Fue un fenómeno magnético…”. Entonces el altavoz nos dice:   “Estupendo descubrimiento. EL CIELO HA SIDO FÍSICAMENTE Abolido. La Tierra ESTÁ a un minuto de SIRIo. Ya NO hay FIRMAMENTo”.   Un actor afirma que es el fin del mundo. Otro dice que se trata de dos mundos colisionando.   Con ritmo de tambores un coro canta La Internacional. Se gritan consignas comunistas y anarquistas. Un actor indica, “Ya ves, era la Revolución”. Hay un cántico en salutación al nuevo gobernante, King Mob.   Aparece un grupo de científicos que están vehementemente en desacuerdo entre sí sobre lo que está sucediendo, mientras que un revolucionario objeta, “ya no hay ciencia, es inmoral”. Otro nos promete, en tono no muy tranquilizador, que “todavía no vamos a ver al Anticristo”. Por último, un científico surge para explicar a la audiencia, “La agrupación molecular en Sirio es todo. Estas dos fuerzas, la nuestra y la de ellos, tuvieron que ponerse en contacto”.   El telón cae y un estruendo violento de instrumentos de percusión y sirenas despide a la audiencia.   (Para los curiosos, el texto completo de esta obra de Antonin Artaud se puede encontrar en Collected Works, vol. II . Calder and Boyars; Londres, 1971).   Artaud se “volvió loco” unos diez años después de escribir esta obra, y pasó los años de la Segunda Guerra Mundial en un hospital psiquiátrico. Cuando terminó la guerra, recuperó la “cordura” y vivió sus últimos años en París como un héroe para los jóvenes intelectuales, que lo consideraba un profeta. Las personas que eran supuestamente “cuerdas” durante los años de hospitalización de Artaud, pasaron la mayor parte de su tiempo tratando de hacer volar por los aires la mayor parte posible del mundo civilizado. ...ooo... Saul-Paul Sirag ha sugerido recientemente, tal vez de manera algo extravagante, que de la misma manera en que la ciencia trabaja sobre la teoría de la propulsión interestelar, el escenario SMI2LE eventualmente daría con el viaje en el tiempo como resultado casual. En algún momento de la década de 1990, me dijo, algunos de nosotros estaremos involucrados en los primeros experimentos con una máquina del tiempo. Al igual que todos los prototipos, este tendrá algunos errores y creará, sin querer, una serie de arrugas o rarezas en el flujo del tiempo, que proyectados hacia atrás crearán los acontecimientos “ocultos” que atrajo a muchos de nosotros al argumento de la Semilla Estelar a finales de la década de 1960 y principios de la de 1970. La Inteligencia Superior detrás de todo esto, entonces, literalmente, seríamos nosotros-en-el-futuro.   ¿Todo aquel material sobre Sirius simplemente era una cortina de humo, entonces? Extrañamente, tal vez no; quizás, si vamos a viajar en el tiempo, Sirio estará íntimamente involucrada en ello. El astrónomo A.T. Lawton y el periodista Jack Stonely, en su libro CETI, señalan que los agujeros negros giratorios, producidos por el colapso de las estrellas de neutrones, teóricamente serían buenas máquinas del tiempo. La estrella enana más cercana que podríamos utilizar para este propósito, remarcan, es la compañera oscura de Sirio.

"Tenían Naves más rápidas que el vuelo de los pájaros"
Comentarios