La ortiga: una hierba en el jardín, grandes beneficios en la salud

1
| Valoración de Usuarios:
91.2K
La ortiga: una hierba en el jardín, grandes beneficios en la salud
91.2K

La ortiga es una planta silvestre que suele aparecer en nuestro jardín en forma de yuyo. Muchas veces, es vista como una hierba invasiva ya que es muy común que aparezca de forma abundante entre otras plantas. Lo cierto es que tiene muchísimas propiedades y beneficios para nuestra salud, tanto es así, que sus propiedades se pueden equiparar con las de la espirulina.


La ortiga es una planta silvestre que crece de forma espontánea en zonas húmedas. Es muy común que crezca en huertas, patios y macetas. Posiblemente, si ahora sales a tu jardín, seguro has de encontrarla.

Es una planta que no mide más de un metro y medio de altura. Sus hojas son verdes y están recubiertas, al igual que el tallo, de pelos tiesos y transparentes que pinchan. Estos “pelos” poseen ácido fórmico que al entrar en contacto con la piel ocasionan una alergia conocida como urticaria. Es por esta razón que la ortiga suele tener un poco de “mala fama”. Sin embargo, si al cosecharla usamos guantes y tenemos ciertas precauciones, podemos consumir sus hojas como un remedio natural para tratar diferentes malestares.
 
Esta “hierba mala” aporta una importante variedad de nutrientes y sus propiedades son muy parecidas a la de la espirulina. Por esta razón, no debemos guiarnos por las apariencias y debemos dejar que esta planta nos ofrezca sus propiedades curativas.



Propiedades:

Por sus numerosas características, la ortiga se ha utilizado durante muchos siglos como una planta medicinal, ya que por sus propiedades sirve para tratar diversos malestares. En cuanto a sus valores nutricionales, es una hierba rica en vitaminas A, del grupo B2, E y K. También es fuente de minerales como el hierro, el calcio el magnesio y el zinc.

¿Qué  podemos tratar con la ortiga?

La anemia:
Se presenta por la falta de hierro en la sangre y puede ser causada por diferentes causas.  Los síntomas que suelen aparecer producto de la anemia son el cansancio y la fatiga.  Lo cierto es que mejorando nuestra alimentación podemos revertir esta patología y mejorar nuestra salud. La ortiga tiene propiedades que ayudan a estimular la producción de glóbulos rojos en la sangre y por ende se presenta como una aliada perfecta para tratar este problema.  

El colesterol alto:  El colesterol es una sustancia natural que está en nuestro cuerpo y sirve para que el mismo funcione. Con nuestra alimentación y actividad física podemos lograr que el mismo se mantenga en valores normales. Sin embargo, cuando este se presenta en niveles muy altos en la sangre es muy perjudicial para la salud. En general, esto ocurre cuando se abusa del consumo de grasas saturadas.  La ortiga, estimula el aparato digestivo acelerando el metabolismo ayudando  a reducir los depósitos grasos del hígado. A su vez, por su alto contenido de clorofila, mejora la circulación de la sangre y, gracias a su propiedad diurética, favorece la eliminación de toxinas, líquidos y residuos acumulados en el organismo.

Diabetes: es una patología que consiste en un exceso de azúcar en sangre. Ocurre cuando el páncreas no genera la hormona de la insulina o lo hace de forma insuficiente. Cuando hay falta de insulina, esto se traduce en síntomas como la fatiga, una sensación constante de sed y puede llegar a ocasionar complicaciones en el sistema renal. Además de mantener una alimentación saludable, se puede incorporar a la dieta cotidiana una infusión con raíz de la ortiga, ya que ésta tiene propiedades que ayudan a disminuir el exceso de azúcar en sangre. 

El mal estado de la flora intestinal: existen muchas patologías que, para tratarlas, es necesario reforzar la flora intestinal. Las más comunes suelen ser las infecciones intestinales, las molestias digestivas, la artritis y las infecciones urinarias. Para esto, la ortiga, por sus importantes propiedades diuréticas y depurativas, sirve para equilibrar el sistema digestivo. Por otro lado, por poseer una gran cantidad de clorofila, es útil como desinfectante de los intestinos y los riñones. 

Otros beneficios
Por su riqueza en carotenoides y pigmentos, la ortiga actúa también como potenciadora del sistema inmunológico. A su vez, facilita el proceso de regeneración celular y funciona como tonificante  y energizante en personas de la tercera edad. También ayuda a prevenir la caída del cabello. 

Cómo consumirla

Existen diferentes maneras de consumir la ortiga. Con esta hierba se pueden hacer brebajes, infusiones, cremas y productos para el cabello. Lo importantes es saber que de esta planta solo se pueden consumir las hojas jóvenes limpias. En cuanto a los tallos y las semillas, es recomendable no consumirlos ya que pueden causar indigestión.
Por precaución, las hojas se deben recoger con guantes de goma o de tela y tijeras para evitar el contacto directo con la piel. Una vez obtenidas,  es mejor dejar reposar las hojas en agua caliente para reducir el sabor fuerte y picante. 
 
Una vez que se realiza este proceso, se pueden consumir en una infusión, agregando las hojas enteras o moliéndolas. Otra forma de aprovechar sus propiedades es incorporando las hojas en ensaladas, sopas de verduras y  smoothies verdes. También estas hojas se pueden triturar y utilizarlas como especias para condimentar alimentos. 

Descubre aquí los beneficios del llantén, otra hierba con grandes propiedades medicinales
Descubre aquí que otras hierbas puedes plantar en tu hogar


Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:
Comentarios