La misteriosa historia del único hombre que pudo viajar en el tiempo

Compartir
La misteriosa historia del único hombre que pudo viajar en el tiempo

Viajar en el tiempo se ha convertido en una obsesión de la humanidad desde hace mucho tiempo. En lugar actuar de forma correcta entre nosotros y con la naturaleza, esperamos redimirnos de una forma casi mágica. La mayoría quiere viajar en el tiempo, no para ver las maravillas o atrocidades del futuro, sino para cambiar las cosas y no hacer lo que ya es incorregible.  


Sin embargo, existen personas que aseguran venir del futuro y que nos advierten, quieren cambiar su pasado para que nosotros tengamos un mejor futuro, pero son pocos los que han sido convincentes, y entre ellos se encuentra el viajero John Titor. Fue a inicios del siglo XXI, una época llena de dudas y miedos por el futuro. El Y2K había amenazado con borrar toda la información digital y regresarnos al pasado de golpe, aunque eso no sucedió, muchos sí esperaban algo extraordinario, y no tardaron en recibir lo que querían.  

viajar en el tiempo

 En el año 2000 un usuario publicó en un foto de gente interesada en los viajes en el tiempo, evidencias de que él lo había logrado. Conocido como “TimeTravel_0” o “John Titor”, este hombre mostró mapas de su máquina del tiempo, diagramas que terminaban con las paradojas que siempre surgen al pensar en esa actividad y hasta la insignia de la rama militar en la que estaba.  

Las predicciones

viajar en el tiempo máquina
Diagrama de la máquina de John Titor

Según él, primero viajó a bordo de un Chevrolet 1967 que luego tuvo que cambiar por un tractor que le permitiera utilizar hoyos negros de Kerr, que le permitían viajar en el tiempo y que el CERN había descubierto en el aún futuro 2004. Así es como llegó a 1975 para conseguir una computadora IBM 5100 que necesitaban para evitar una nueva especie de Y2K del año 2038 (Titor afirmó que él viajó del año 2036, dos años antes del problema).  

Al ser cuestionado por la necesidad de esa computadora, que con la tecnología actual es fácil de replicar, él contestó que el futuro no es lo que pensábamos. Según Titor, una guerra civil había dividido a Estados Unidos en cinco soberanías distintas, misma que terminó en 2015 tras una breve pero intensa Tercera Guerra Mundial. Esto había hecho que mucha información y tecnología del pasado se perdiera.  

La realidad para Titor era que ahora Omaha, Nebraska, era la nueva capital del verdadero “Estados Unidos”. También dijo que se encontraba en el año 2000 por asuntos personales, uno de ellos era recuperar viejas fotos familiares que se perdieron en la guerra.  

Tal vez no habría pasado nada y hubiera sido tachado de loco, pero la profundidad de sus explicaciones y el hecho de que Estados Unidos declarara la guerra a Irak sólo unos meses después (hecho que al principio del 2000 era impensable) hizo que muchos lo vieran como un verdadero profeta y ganara atención internacional. No fue poco después de los atentados del 11 de septiembre que John Titor escribió: “Lleva un bote de gasolina contigo cuando el auto se muera al lado de la carretera” y nunca más publicó algo.  

universo

Tal vez Titor nos visitó del futuro y regresó a su época, a pesar de que predicciones como la guerra civil en 2004 (año de las últimas olimpiadas según él), o la Tercera Guerra Mundial, nunca se cumplieron. También dijo que el viaje en el tiempo era posible debido a la existencia de multiversos, que se refiere a la infinita existencia de otros universos en el que nuestra realidad puede ser completamente distinta o muy similar. Eso deja la posibilidad de que en alguna realidad distinta a la nuestra, en este momento estemos recuperándonos de los estragos de una Tercera Guerra Mundial.    

En 2009, un reporte de John Hughston declaró que John Titor era una marca perteneciente a Larry Haber, un abogado de Florida, por lo que tal vez todo fue una farsa creada ente él y su hermano Morey, un científico computacional. Aunque nada se ha dicho al respecto, sólo nos queda esperar que las predicciones de Titor no se hayan equivocado por unos cuantos años. 

Fuentes:
Comentarios