La más terrible muestra de crueldad en los zoológicos: un video muestra cómo un burro es arrojado vivo a los tigres

Compartir
La más terrible muestra de crueldad en los zoológicos: un video muestra cómo un burro es arrojado vivo a los tigres

No es ninguna novedad que en los zoológicos los animales viven en condiciones que prácticamente siempre son lamentables. Solo basta con recordar a Arturo, el oso polar "más triste del mundo", que murió en 2016 en un zoológico de Mendoza (Argentina) luego de una larga agonía causada por el encierro y por estar en un hábitat cálido completamente distinto al natural; o a Harambe, el gorila que fue asesinado por precaución cuando un niño se acercó a su jaula. 


Ahora, un nuevo caso revive la polémica sobre los zoológicos, recordándonos cuán grave es la situación de los animales que viven en ellos. En el  Safari Park de la ciudad de Yancheng, en la provincia china de Jiangsu, un burro fue arrojado vivo a los hambrientos tigres, que inmediatamente lo atacaron para comerlo. Cuando el video llegó a Twitter, el mundo se conmocionó, pero lo cierto es que en muchos casos el maltrato animal en las instituciones dedicadas a exhibirlos con fines comerciales no trasciende.


arrojan burro a los tigres en zoológico chino

La indignación continuó cuando el zoológico decidió explicar en la red social China Weibo lo que había sucedido: quienes arrojaron al burro fueron accionistas del zoológico enojados, porque un conflicto interno estaba impidiéndoles sacar ganancias con el parque animal.

El problema vino de una batalla legal entre el zoo y otra empresa. El conflicto judicial habría llevado al tribunal a congelar los activos del zoológico hace dos años, por eso los actuales responsables de las instalaciones se quedaron sin poder vender ni trasladar a sus animales. Según el zoológico, ésa fue la causa de la muerte de al menos tres animales hace poco tiempo (dos jirafas y un chimpancé), que no pudieron ser trasladados para recibir cuidados médicos. 

Pero para los inversores del zoológico, ninguna excusa era suficiente (todo esto, según explica el zoológico en su comunicación oficial), y, furiosos porque hacía tiempo no obtenían ganancias, arrojaron un burro a los tigres. Luego intentaron arrojar ovejas vivas, pero fueron detenidos por los atónitos visitantes. 

”Ya que no podíamos tener ningún beneficio, pensamos que por qué no alimentar a los tigres, al menos podemos ahorrar en alimento”, afirmaba el diario chino Xiandai Kuaibao donde declaró un inversor anónimo.

Si vas a mirar el video, ten en cuenta que tiene escenas que pueden herir tu susceptibilidad:

Fuentes:
Comentarios