La industria del chocolate acaba con varias zonas protegidas en África

Compartir
La industria del chocolate acaba con varias zonas protegidas en África

Una investigación realizada por la ONG Mighty Earth demuestra como el cacao utilizado por compañías multinacionales no solo es producido de manera ilegal sino que también está acabando con la selva tropical de África.  


[También te puede interesar: Falsos chocolates deberán indicar en la etiqueta que "solo son barras de grasa"]  

Una nueva investigación de Mighty Earth, "Chocolate's Dark Secret" (El secreto oscuro del chocolate), revela que una gran cantidad de cacao usado en chocolate producido por Marte, Nestlé, Hershey's, Godiva y otras grandes compañías de chocolate fue cultivado ilegalmente en parques nacionales y otras áreas protegidas Costa de Marfil y Ghana. Los países son los dos mayores productores de cacao del mundo.


El 90% o más de la masa terrestre de Gana y costa de Marfil se ha utilizado para cultivar cacao

Un alarmante informe

El informe documenta cómo en varios parques nacionales y otras áreas protegidas, el 90% o más de la masa terrestre se ha utilizado para cultivar cacao. Menos del cuatro por ciento de Costa de Marfil sigue siendo densamente boscosa, y el enfoque del laissez-faire de las empresas chocolateras para abastecer ha llevado a la deforestación extensa en Ghana también.

[También te puede interesar: 5 cosas que la industria alimenticia no quiere que sepas]

En Costa de Marfil, la deforestación ha expulsado a los chimpancés, y reducido la población de elefantes del país de varios cientos de miles a alrededor de 200-400.

La industria cacaotera ha expulsado a los chimpancés y elefantes de su habitat.

"Los antiguos bosques de nuestra nación, una vez un paraíso para la vida silvestre como chimpancés, leopardos, hipopótamos y elefantes, han sido degradados y deforestados hasta el punto de que casi han desaparecido. Esta deforestación se debe principalmente al cultivo del cacao. Nuestro país se ha vuelto dependiente de una industria del cacao que destruye los bosques…", explicó Kouamé Soulago Fernand, Secretario General ROSCIDET, una red de organizaciones de Costa de Marfil que se especializan en protección ambiental y desarrollo sostenible.

Lamentablemente, las industrias que están detrás de lo que comemos, vestimos o usamos muchas veces están dañando al planeta o incluso a nosotros mismos, en su afán de ganar más dinero. Por eso es importante consumir de manera responsable, intentando conocer quién o qué está detrás de cada marca, y eligiendo, cuando es posible, productos locales, orgánicos y que informen al consumidor de dónde provienen.

Fuente:
Comentarios