La historia de Koko, una maternal gorila que adopta gatitos

40.2K
La historia de Koko, una maternal gorila que adopta gatitos
40.2K

La historia de Koko, una maternal gorila que adopta gatitos

Ésta es la historia de Koko, una gorila de 38 años de edad que aprendió a hablar el lenguaje de los signos desde corta edad, y a quien llegada su edad de madurez sexual, le surgió la necesidad de cuidar de un gatito como si fuera su bebé gorila.

imagesTodo comenzó en 1971, cuando Penny Patterson, una estudiante graduada en psicología por la Universidad de Stanford se hizo cargo de sus cuidados durante 6 meses, a causa de una grave enfermedad que hizo que trasladaran al bebé hembra gorila a un camión de cuidados intensivos en el zoo de San Francisco. Tras recuperarse la pequeña primate, Penny solicitó permiso al zoo para seguir trabajando con ella como parte de su investigación en psicología.

En enero de 1985 , la revista National Geographic Magazine publicó una nota de tapa contando el intenso amor que depositó la gigantesca gorila Koko en un gatito bebé.

Penny le había leído libros infantiles, con animalitos y personajes, y a partir de ahí Koko le indicó por señas que quería un gato.

 

864ac770-f585-11e3-94c0-1f03743389fe_Koko-y-All-Ball-National-Geographic

La hembra gorila Koko cuidando del gatito All Ball.

(Crédito imagen: National Geographic).

Lo trata como si fuera su bebe gorila, probablemente porque ya está en la edad que necesita un bebé. Le hace cosquillas y lleva al gatito Ball a todos lados. Si el gatito la muerde, a veces se ríe y a veces se enoja.

Koko es la primer gorila del mundo que utiliza el lenguaje de signos para comunicarse con sus cuidadores en la Fundación Gorila en California. Cuando su primer gatito escapó y murió al ser atropellado por un coche, expresó su deseo de tener otro a sus cuidadores a través de dicho lenguaje.

Durante el proceso, Koko ha aprendido a usar 1000 signos del lenguaje de señas, así como a comprender 2000 palabras del inglés.

Video-Gorila-llora-morir-1926766

Koko no puede tener hijos propios, pero esta dispuesta a darle amor a otra especie, y nos demuestra que el amor entre animales no tiene fronteras.

Ella atiende a su gatito y lo coloca en su brazo como si fuera su bebé abrazándolo cerca de su pecho. Acaricia siempre su pequeña cabeza, midiendo su fuerza, y le hace cosquillas en su panza.

Una-maternal-gorila-adopta-dos-pequenos-gatitos 03

Mientras está con su pequeño gatito, a Koko no le interesa jugar con los juguetes que le dá la Dra. Penny. Ella se enfoca en el cuidado de su pequeño hijo adoptivo, incluso le enseña cómo comer, usando una pequeña rebanada de pastel de jueguete.

animales-6

A Koko le gusta llevar al pequeño gatito en su espalda, y pasearlo para que vea desde ahí lo que puede ser una verdadera familia.

La misión de la Fundación Gorila es tener relaciones de interespecies para comunicar y concientizar a las personas, con el fin de salvar a los gorilas de la extinción inminente, e inspirar a todos sobre un futuro sostenible para los grandes simios.

02_RAE76FP_01

Fuentes:

https://es.noticias.yahoo.com

http://www.seamosmasanimales.com/

Comentarios