La hipertensión arterial: una enfermedad demasiado común

Compartir
La hipertensión arterial: una enfermedad demasiado común

Es una enfermedad demasiado común que puede causar serios problemas de salud y a la que quizás no prestamos la atención necesaria: cuidado con la hipertensión arterial, no es tan inocua como pretendemos, debemos curarla y sobre todo prevenirla.


Qué es la presión arterial y como se mide



La presión arterial es la fuerza que realiza la sangre en las paredes de los circuitos por donde circula: arterias, venas, vasos capilares y es sumamente importante, para no tener problemas, que esa presión sea la adecuada.

Cuando nos toman la tensión se miden dos parámetros: la tensión sistólica (o la alta) que marca la presión que genera el corazón al bombear la sangre. Y la tensión diastólica (o la baja) que mide la presión que ejerce la sangre en los vasos sanguíneos entre latido y latido, estas medidas se hacen en milímetros de mercurio. La alerta surge cuando alguno de los parámetros de la presión sanguínea aumentan o se descompensan, el nombre con el que lo denominamos a esta enfermedad es hipertensión y debemos conocer cual son los valores que la desencadenan.

Los valores medios en una persona de edad media en una situación normal no deben de superar los 120/80 mmHg. Si estos números suben más de 140/90 mmHg entonces ya debemos de controlarnos la tensión habitualmente y tomar las medidas apropiadas para conseguir bajar esos datos y sobre todo para que no aumenten más. El médico nos indicará que debemos de hacer, pero cuando tiene que intervenir incluso prescribiendo medicación es si esas medidas se encuentran entre 160/110 mmHg o más.

Los peligros de sufrir hipertensión



El que nuestra tensión se mantenga en valores altos durante bastante tiempo puede provocar, en el peor de los casos, una muerte temprana, pues produce el deterioro de funcionamiento cardiaco pudiendo causar insuficiencias como ataques cardiacos, accidentes cerebro vascular o enfermedades renales por ejemplo.

Debemos cuidar nuestra salud manteniendo unos hábitos de alimentación y ejercicio físico adecuados.


Comentarios