La gente feliz no necesita consumir: la declaración de un reconocido filósofo

Compartir
La gente feliz no necesita consumir: la declaración de un reconocido filósofo

Ya no suena extraño decir que el dinero no hace a la felicidad. Luego de décadas en las que todo se centró alrededor del consumo, algunas cosas han cambiado, y las tendencias actuales nos dicen que una vida minimalista es mucho más tranquila y nos trae más recompensas, pero ahora un filósofo francés va mucho más allá y establece que la gente verdaderamente feliz no necesita consumir.  


[También te puede interesar:
Rusia quiere convertirse en una potencia libre de transgénicos para 2020: ¿lo logrará?]  


“La gente feliz no necesita consumir”

Oriundo de la ciudad de Vannes, Francia el filósofo y economista Serge Latouche ha resaltado por el apoyo a posiciones como el decrecimiento, concepto que propone “la disminución regular controlada de la producción económica, con el objetivo de establecer una nueva relación de equilibrio entre el ser humano y la naturaleza, pero también entre los propios seres humanos”.

“La gente feliz no necesita consumir”


En una entrevista difundida en el año 2014, Latouche sentenció por primera vez la afirmación que ha quedado dando vueltas en la cabeza de mucha gente:  “la gente feliz no necesita consumir”. Desde su perspectiva, Latouche propone vivir mejor con menos y avizora de que el actual ritmo de crecimiento económico mundial es tan insostenible como el deterioro y la falta de recursos en el planeta.

Para Latouche, la idea sería consumir menos y hacer que las cosas nos durasen más. Esa reducción del supuesto "nivel de vida" iría a los países subdesarrollados (cree el concepto de "países en vías de desarrollo" son un eufemismo inmoral) de manera que ellos mejorasen su calidad de vida y se llegase a mantener un equilibrio, esta vez sí, "sostenible".

Otros planteamientos
Este no sería el único planteamiento de Latouche que ha llamado la atención, también ha sugerido “Hay que reducir drásticamente las horas de trabajo”.

En un programa direccionado a las elecciones francesas del 2007, Latouche presentó un planteamiento polémico: "hay que reducir drásticamente las horas de trabajo", haciendo oposición a la propuesta del entonces candidato Nicolás Sarkozy.

Para él "Tenemos mucha gente sin trabajo y mucha gente que trabaja más para ganar menos. Si uno trabaja más, aumenta la oferta y como la demanda no lo hace, hunde la ley de la oferta y la demanda. Es decir, si se trabaja más, se gana menos. Yo reprocho a los economistas de mi país que no hayan bajado a la arena a denunciar aquel eslogan presidencial".  

¿Qué te parecen sus planteamientos?

Fuentes:
Comentarios