La polémica de una propuesta: la clave para salvar a los elefantes, ¡¿es cazarlos?!

Compartir
La polémica de una propuesta: la clave para salvar a los elefantes, ¡¿es cazarlos?!

Cazadores y conservacionistas. Dos grupos que nadie podría pensar que coincidirían alguna vez, ahora podrían hacerlo y esto ha despertado un debate intenso y acalorado. 


Todo comenzó con el anuncio del Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos que señaló que comenzaría a emitir permisos para la importación de trofeos de caza de elefantes, provenientes de Zimbabue y Zambia (África). Aún no está definido por completo y sigue pendiente la decisión final, según señaló Donald Trump a través de su Twitter. El debate ya se ha abierto de todas formas. 

[Lee también:  Curiosidades sobre los elefantes que harán entender por qué son tan importantes]

Desde el Servicio argumentan que la caza deportiva legal y bien regulada puede beneficiar la conservación de ciertas especies al incentivar a las comunidades locales a invertir los ingresos en conservación.

Pero, ¿es conveniente que los ingresos de la cacería se usen para proteger especies en peligro? ¿O esto es una contradicción? Ésas son algunas de las preguntas que empiezan a escucharse aquí y allá. 

[Lee también: Por qué nunca deberías montar un elefante cuando viajas]

Quienes aún estando en contra de la caza no se oponen a este cambio, argumentan que la resolución impediría, por ejemplo, que algunas comunidades en condiciones vulnerables destruyan la vida silvestre local para obtener dinero, alimentando el tráfico ilegal de especies. Si no se les brinda ayuda financiera, ¿no se está acaso promoviendo que continúen ilegalmente estas actividad, aunque ya sea de forma indirecta?

Un zoólogo de la Universidad Tecnológica de Chinhoyi. señaló al respecto: “Zimbabue está en pésimas condiciones (...) la comunidad internacional espera que nuestro país pobre cuide a los elefantes y los leones cuando ni siquiera podemos alimentar a la gente”.

El problema, entonces, es más complejo de lo que parece. 

Veamoslo en números: los cazadores pueden pagar hasta alrededor de 70 mil dólares por cazar elefantes en Zimbabue. Entonces, si se les quita esta fuente de ingreso, ¿qué otra tendrían? ¿Cómo podrían sobrevivir? ¿Tienen acaso otras posibilidades para desarrollar?

“Todas las zonas de caza de Zimbabue están rodeadas de comunidades ávidas de tierras de cultivo (...) Si la gente ve que los elefantes y los leones ya no tienen valor, los van a matar a todos y dejarán que su ganado use las tierras actualmente reservadas para las especies silvestres”, señalan.  De hecho,  en este sentido también argumentan que los ingresos pueden ser un incentivo para que las comunidades cuiden a los animales salvajes, ya que a menudo la convivencia dentro del mismo territorio puede no ser muy sencilla. Por ejemplo, los elefantes destruyeron más de 6880 hectáreas de cultivos de 2010 a 2015 en Zimbabue.

Por eso, para algunos, la caza controlada podría ser una mejor opción. Aunque claro, para muchos conservacionistas, esto no hace más que dañar sus oídos y herir su corazón. ¿Cómo es posible que no se busquen otras alternativas?

“Cualquier caza por trofeo de una especie en peligro de extinción es por definición insostenible, pues no puede contribuir lo suficiente a la supervivencia de la especie como para justificar la eliminación de individuos de la población”, señaló por su parte la subdirectora del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales.

Ahora también hay otro factor a mencionar y tener en cuenta. Que algo se legalice también implica un mayor control, lineamientos y supervisión. En un área donde se mueve tanto dinero, ¿qué debería pasar para que realmente sea transparente?

La cría de una elefante hembra se ha quedado sin su mamá.

Entre toda esta maraña de opiniones y debates, también hay quienes señalan que discutir esto en verdad nos está haciendo olvidar lo más importante que es pensar cómo financiar de manera sustentable la conservación de especies en África y cómo lidiar con la caza ilegal, el contrabando de especies silvestres y la situación más difícil en la que se encuentran hoy los elefantes.

[Lee también: Este fotógrafo eligió denunciar la caza ilegal con una foto de amor y ternura]

Los elefantes en África disminuyeron en un 30% en 7 años (de 2007 a 2014), a causa, especialmente, de la caza furtiva. Además, de acuerdo a la organización Save the elephants, 00 mil elefantes fueron asesinados por su marfil entre 2010 y 2012, siendo la demanda principal, de Oriente, donde el precio de éste se triplicó.

¿Qué opinas tú de esto? ¿Qué crees que debería decidirse? 

Fuentes:
Comentarios