La advertencia de 15.000 científicos al mundo entero

Más de 15 mil científicos de casi 200 países se han reunido para hacer llegarle a toda la humanidad un mensaje de alerta. Ya lo habían hecho en 1992, cuando menos de 2 mil científicos (incluidos la mayoría de los ganadores del premio Nobel en Ciencias), dijeron que el impacto ambiental estaba poniendo en peligro el futuro. Ahora volvieron a juntarse para publicar un artículo llamado: "Advertencia de científicos del mundo a la humanidad: segundo aviso",  publicado en la revista BioScience. El estudio, coordinado por William Ripple, profesor de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Oregón, ha empleado datos respaldados por agencias de gobierno, ONGs e investigadores particulares.

¿Qué es lo que advierten? Los científicos señalan que los problemas ambientales que teníamos en el pasado han empeorado. El acceso y la disponibilidad de agua potable se ha reducido, las pesquerías marinas se han vuelto insostenibles, hay zonas oceánicas que ya hemos perdido, además de bosques, y una gran porción de nuestra biodiversidad; al mismo tiempo que el crecimiento de la población y el cambio climático se incrementan. 

[Lee también:  5 cosas que nos sabías sobre el cambio climático]

"Pronto será demasiado tarde para cambiar el rumbo de nuestra trayectoria fallida, y el tiempo se acaba. Debemos reconocer, en nuestra vida cotidiana y en nuestras instituciones de gobierno, que la Tierra con toda su vida es nuestro único hogar"advierten y dejan a todo el mundo con los ojos abiertos de sorpresa. 

Hace 25 años, los expertos le pidieron a la Humanidad que reduzca la destrucción ambiental y advirtieron que: "Se requiere un gran cambio en nuestra administración de la Tierra y la vida en ella si se quiere evitar la gran miseria humana". En ese momento, temían que estuviéramos empujando los ecosistemas más allá de sus capacidades; y no se equivocaron.

Desde el ´90, el agua potable se ha reducido en un 26%, han aumentado un 75% las zonas muertas en el océano y se han perdido alrededor de 300 millones de acres de tierras forestales. También resaltaron que se ha desatado una extinción en masa, en la que muchas de las formas de vida actuales se ven comprometidas.

[Lee también:  Estamos en la puerta de entrada de la 6° extinción masiva]

¿En qué sí avanzamos?

Los expertos destacan el declive a nivel global de las sustancias que inciden negativamente en la capa de ozono, la reducción de la pobreza, la disminución de las tasas de fecundidad en algunas regiones (en correspondencia con las inversiones en educación), la disminución de la tasa de deforestación en algunas zonas, y el crecimiento de las energías renovables.

¿Qué hacer?

Éste es un segundo aviso. La gestión sostenible de los recursos y el control de las actividades perjudiciales para el ambiente están primeras en la agenda. Además, señalan que deberían considerarse medidas para estabilizar el crecimiento poblacional, reducir las desigualdades económicas y de género. 

[Lee también:  Consejos para combatir el cambio climático desde tu hogar ]

"Estamos poniendo en peligro nuestro futuro al no frenar nuestro consumo material intenso pero geográficamente y demográficamente desigual y al no percibir el rápido y continuo crecimiento de la población como un motor primario detrás de muchas amenazas ecológicas e incluso sociales. Al no limitar adecuadamente el crecimiento de la población, reevaluar el papel de una economía enraizada en el crecimiento, reducir los gases de efecto invernadero, incentivar la energía renovable, proteger el hábitat, restaurar los ecosistemas, frenar la contaminación, detener la defaunación y restringir las especies exóticas invasoras, la humanidad no está tomando pasos necesarios para salvaguardar nuestra biosfera en peligro", señala la advertencia.

Los científicos señalan que además de poder insistir a los gobiernos a que tomen las medidas a nivel macro, todos nosotros tendríamos que volver a prestar atención y cambiar nuestros hábitos individuales. Por ejemplo, reducir nuestro consumo de combustibles fósiles, carne y otros recursos.

¿Dejaremos que llegue una tercera advertencia para empezar a cambiar? ¡El momento es ahora!

Fuentes:
Etiquetas: