Isla de los Estados, ecología y conservación en el fin del mundo

Compartir
Isla de los Estados, ecología y conservación en el fin del mundo

La Isla de los Estados se encuentra al este de Tierra del Fuego, en Argentina, y es uno de los parajes más inhóspitos del planeta. Frío durante todo el año, lluvia casi todos los días y nieve hasta en los días de verano. Vientos de más de 80 Km/h son comunes y ráfagas huracanadas esperables. ¿Quién querría siquiera acercarse a un lugar así? De hecho, mucha gente...


Aunque no existe mucha información, los primeros pobladores aparentemente visitaron la isla al menos desde el 300 ac. El conocimiento occidental de la isla comenzó en 1616 y durante buena parte del siglo XIX estuvo ocupada temporal o permanentemente por marineros que explotaron sus recursos pesqueros y los de sus importantes colonias de lobos y aves marinas. En 1884 el gobierno argentino hace efectiva ocupación instalando una subprefectura, un presidio, y un faro que pasaría a la historia por inspirar la novela clásica de Julio Verne, El faro del fin del mundo, publicada en 1905. 

Desde 1991 la Isla de los Estados junto con las Islas de Año Nuevo y sus islotes cercanos son una Reserva Provincial, declaración motivada por la importante biodiversidad que alberga. Muchas colonias de aves y mamíferos marinos encuentran aquí un refugio seguro para su reproducción. Por esto, las tareas que se realizan hoy en día en este lugar son principalmente de investigación sobre la vida silvestre.

Biólogos y técnicos del Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC-CONICET) trabaja desde hace más de 20 años en el lugar para conocer que especies se encuentran y proponer cómo conservarlas mejor. El futuro de muchas especies depende de lo que pase con la Isla de los Estados, empecemos a conocerla.



Bahía Franklin, en la costa suroccidental de la Isla de los Estados. Foto: Ulises Balza
Etiquetas: aves, ecologia, video, videos
Comentarios