Investigadores crean un vehículo que puede alimentar un hogar, ambos impresos en 3D

25.3K
Investigadores crean un vehículo que puede alimentar un hogar, ambos impresos en 3D
25.3K

Un equipo de investigación del Departamento de Laboratorio Nacional de Oak Ridge de la Energía (ONRL) ha creado un nuevo modelo que busca cómo conectar la manera en que se suministra energía a nuestros hogares y vehículos. Apodado AMIE por sus siglas en inglés ( Additive Manufacturing Integrated Energy), traducido al español como Fabricación Aditiva de Energía Integrada, la plataforma cuenta con tecnología especial que permite un flujo bidireccional de energía entre una vivienda y un vehículo. En otras palabras, la casa puede alimentar el coche y el coche puede alimentar la casa. Lo que es más, la ORNL utiliza la tecnología de impresión 3D para construir la vivienda y el vehículo, habiendo probado ya con éxito el nuevo sistema de energía.


El vehículo impreso en 3D cuenta con un tren de potencia híbrido eléctrico, que utiliza gas natural.

En el proyecto de demostración AMIE, lo que se intenta es ilustrar  lo que el futuro podría ser si se compartieran las corrientes de energía para los edificios y para el transporte, mediante el uso de la fabricación aditiva como una herramienta para impulsar la rápida  innovación". Roderick Jackson, que encabezó el proyecto AMIE, dijo: "Los desafíos que enfrentamos no pueden esperar a que los ciclos de innovación que existen actualmente para el ecosistema de energía de nuestros edificios y vehículos. Estos desafíos incluyen cortes de electricidad causados ​​por fenómenos meteorológicos extremos, la pobreza energética en todo el mundo y la generación renovable intermitente".

AMIE presume ser el primer sistema en el mundo de electricidad bidireccional de nivel 2 (6,6 kW). El edificio  que forma parte del proyecto está equipado con un sistema de 3,2 kW solar fotovoltaica flexible, que se empareja después con baterías de vehículos eléctricos, proporcionando generación de energía renovable y almacenamiento. La energía puede fluir en cualquier dirección entre la casa y el vehículo a través de un sistema de transferencia inalámbrica. Esto también significa que el vehículo puede alimentar la casa cuando el sol ha bajado o durante los períodos nublados.

"En un sentido, AMIE puede cargar la batería del coche y en la otra dirección, el coche puede alimentar AMIE", dijo Jackson. "La eficiencia del sistema de transferencia de potencia bidireccional inalámbrico (BWPT) es más o menos alrededor de 85 por ciento. BWPT utiliza una tecnología de resonancia que permite una mayor eficiencia a través de huecos más grandes."

ORNL trabajó junto al estudio de arquitectura Skidmore, Owings & Merrill para crear los 19,5 metros cuadrados de construcción. La estructura de una sola habitación fue construida con piezas impresas en 3D y características líneas curvas y paneles aislantes. La casa está equipada con un concepto de micro-cocina y sistema fotovoltaico en la azotea emparejado con baterías de automóvil reutilizadas.

El material que se usa para imprimir está compuesto de plástico reforzado con fibra de carbono para aproximadamente el 80 por ciento de los componentes de la casas y el 30 por ciento del vehículo.

El vehículo está configurado actualmente con una batería de 14 kWh, que con el peso actual del carro permite una velocidad máxima adecuada para uso en carretera de de 100 km/h.  Sin embargo, hay que señalar que el prototipo actual no fue diseñado alrededor de velocidad o rendimiento óptimo, sino más bien para demostrar las capacidades de AMIE. Lo positivo de este tipo de proceso de innovación busca revolucionar la forma en que nos acercamos a la construcción de edificios y su diseño.



Comentarios