Intentó tener sexo todas las mañanas durante una semana, y esto fue lo que pasó

Compartir
Intentó tener sexo todas las mañanas durante una semana, y esto fue lo que pasó

Con tres hijos y un trabajo, una mujer aceptó el desafío de tener sexo todas las mañanas durante una semana y publicó su experiencia en Prevention. Hasta ese entonces, el momento en que ella y su esposo encontraban para estar juntos era solo por las noches. Pero fue justamente esa costumbre la que decidió romper con este reto. 


[Lee también:  10 cosas que siempre has querido saber sobre sexo y nunca te has atrevido a preguntar]

¿Cómo resultó? 

[Lee también:  Mitos sobre mujeres y sexo que deberías dejar de creer]


El primer día, y sabiendo que tendría que levantarse como los días para llevar los niños a la escuela y prepararse para ir al trabajo, puso el despertador una hora antes.

Se levantó y se lavó los dientes, porque algo que nunca le gustó de tener sexo por las mañanas era el mal aliento y verse tan desalineada. Despertó a su esposo y el sexo resultó genial, aunque fuera un poco forzado levantarse antes solo para eso. Lo malo fue que no hubo mucho tiempo después para compartir; los niños ya estaban correteando por la casa.

[Lee también:  Esto es lo que pasa en tu cuerpo cuando no tienes sexo]

Al día siguiente, ella ya no se cepilló los dientes ni se puso ninguna crema. Su esposo la despertó y tuvieron sexo en una postura sensual en la que no era necesario que sus rostros estuvieran enfrentados. La conexión y la pasión estaba entre ellos, de todas formas.

Pero no todo fue color de rosas

A mitad de la semana, ella tenía un evento importante y se despertó con la mente enfocada en eso, sin pensar en nada más. Pero ahí fue su esposo el que luego del trabajo, y encontrándole también el picante a este desafío, dejó a los niños al cuidado de sus abuelos para pasar una noche romántica juntos.

[Lee también:  Cosas que deberías evitar antes y después de tener sexo]

Obviamente que teniendo hijos pequeños, además, el desafío no se cumplió al 100 por 100. Por ejemplo, una de las noches uno de sus hijos durmió con ellos y el sexo en la mañana se reemplazó por un despertar en familia.

Al finalizar y contar su testimonio, ella dijo que sin duda una de las mejores cosas que experimentó fue el buen humor y la energía renovada en la pareja. "Esta semana definitivamente reavivó mi interés en el sexo", señaló.

¿Qué te parece?

Fuente:
Etiquetas: sexo
Comentarios