Indigestiones alimentarias y enfermedades varias

Compartir
Indigestiones alimentarias y enfermedades varias

lo que debes saber de la escarlatina

Las indigestiones alimentarias son molestias bastante frecuentes que podemos padecer. Estas suelen ser siempre después de ingerir alimentos, sobre todo después de las comidas o de las cenas. La indigestión por causa de alimentos nos da una sensación de malestar y posible dolor en la parte superior del abdomen o de la barriga. A veces sentimos como si estuviésemos muy llenos, igual provocado por un posible empacho. O porque algún alimento no estaba en buenas condiciones o nuestro sistema digestivo no lo tolera bien. En muchas ocasiones si comemos demasiado rápido nos puede producir una indigestión alimentaria, o el consumo de alcohol también está afectado si bebemos grandes cantidades. El picante es también un alimento que produce indigestión, no todos los estómagos lo toleran de igual manera. La indigestión alimentaria puede venir dado con náuseas y vómitos. Por lo general no debería de darnos ningún tipo de problema una indigestión provocada por algún alimento, y estar tranquilos porque al día siguiente nos levantaremos perfectos. La indigestión es un malestar, no es una enfermedad. Las enfermedades más comunes que se dan estas fechas es la que todos conocemos, un virus llamado gripe, la gripe es bastante contagiosa, a veces solo con que nos estornuden al lado ya nos pueden contagiar. La gripe se puede pasar todos los inviernos, es una enfermedad leve y común, en la que necesitaremos reposo y seguramente algún medicamento para bajar la fiebre. Un par de días de reposo en cama tomando una sopa caliente y como nuevos. Otras enfermedades de invierno típicas y que parecían que ya no existían es por ejemplo la escarlatina, o también conocida como la fiebre escarlata. Esta enfermedad es una enfermedad causada por una bacteria, el estreptococo betahemolítico del grupo A. Os explicaremos un poco de la escarlatina y sus efectos y ver que es una enfermedad muy común en los últimos años. La escarlatina o fiebre escarlata se da sobre todo en edad de etapa escolar, en los niños, en las edades comprendidas entre los 2 y los 10 años, aunque es más común en los niños también se puede dar en personas mayores. Es una enfermedad contagiosa, se contagia por los mocos o la saliva del niño infectado, incluso puede trasmitirse por juguetes infectados, lo que hace que se propague muy fácilmente, esto implica que el contagio en los colegios y guarderías sea muy rápido, por lo que los especialistas piden que en cuanto tengamos sospechas de que nuestro hijo pueda padecerla no le llevemos al colegio, evitando así su propagación. Hay que llevarlos al médico en cuanto veamos los primeros síntomas, para que así el médico pediatra le suministre un antibiótico que consiga desaparecer la enfermedad en unos 5 o 6 días como mucho. Los síntomas de los que hablaba antes son fiebre alta, dolor de garganta, parecido a una amigdalitis, y el que es el síntoma más característico que es la aparición de pequeñas manchas de color rojizo por la piel que tienen una textura un tanto especial, parecido a una lija. Si quieres saber más sobre esta enfermedad no dudes en visitar la portada de nuestro blog, http://www.labioguia.com/mi-pagina/10303-alimentacion-y-bienestar

Información obtenida de la página web https://www.escarlatina.es/


Comentarios