Humblebragging: esta odiosa actitud te puede hacer perder a todos tus amigos

Compartir
Humblebragging: esta odiosa actitud te puede hacer perder a todos tus amigos

Hay personas que ofenden, critican y presumen. Cualquiera pensaría que después de ellas, nada puede ser peor. Pero al parecer la gente está comenzando a notar un patrón extraño que es incluso más despreciable, los que se esconden en la falsa modestia, mejor conocida en Internet como Humblebragging.  


La tendencia a ser humildes y modestos no es nueva. Casi todas las culturas contemporáneas enseñan a los niños a ser así, incluso el no serlo era objeto de críticas, pero hoy las cosas han cambiado. La modestia y humildad continúan siendo parte de la cultura, pero las redes sociales nos han vuelto a todos mucho más narcisistas.  

helena
Helena de Troya demostrando cómo se hace el Humblebragging

 La gente no quiere presumir como le han enseñado a no hacerlo, pero siente la necesidad de validarse a través de los demás, por lo que hacen uso de esa falsa modestia para presumir algo y al mismo tiempo recibir elogios de los demás. Basta con ver lo que la publicación El Mundo escribió acerca del humblebragging:

En uno de los cinco ensayos que han llevado a cabo, los expertos de la HBS pidieron a 201 personas que evaluaran la sinceridad de un personaje ficticio valiéndose de una declaración suya. A cada participante le fue asignado al azar uno de estos enunciados: «Estoy tan cansada de que la gente me confunda con una modelo...» (ejemplo de humblebragging), «La gente me confunde con una modelo» (presunción) y «Estoy tan cansada...» (simple queja). Pues bien, las palabras identificadas como más creíbles fueron estas últimas, mientras que la ostentación velada no convenció a casi nadie (...) «Hemos descubierto que la gente practica el humblebragging en busca de elogios y simpatía», explica Sezer desde Boston. «La simpatía y la admiración de los demás son las dos recompensas fundamentales que las personas buscan en las interacciones sociales, y disfrazando la jactancia de denuncia las personas piensan que van a conseguir ambas cosas a la vez. Sin embargo, esa estrategia no da resultado».  


angelina

Ya sea a través de la queja, "Odio tener dos títulos universitarios, eso significa el doble de ofertas que rechazar", o de la humildad, "¿Por qué siempre soy quien más se preocupa por los perritos sin hogar?", hacer humblebragging hará quedar a esa persona como alguien que no hace las cosas por iniciativa sino por validación.

No importa qué tan exitosa sea o lo mucho que haga por los demás, pedir la validación de los demás hará que la vean como una persona en la que no se puede confiar, que no piensa en los demás sino en lo que los demás digan de ella y en general la verán como alguien en quien no se puede confiar.  


luna

La falsa modestia no engaña a nadie. A veces lo hacemos sin querer, pero debemos evitar caer en esos falsos juicios, pues ante nuestros amigos podemos quedar mal, pero durante una entrevista de trabajo, decir que uno de tus mayores defectos es que eres muy perfeccionista o que te preocupas demasiado por hacer el trabajo perfecto y que por eso no puedes trabajar en equipo, resulta en que sigas buscando trabajo.  Finalmente, evita hacer humblebragging, pues puede convertirse a un trampolín a cosas aún más tóxicas como los cumplidos que esconden insultos. 

Fuentes:
GQ
Comentarios