huerto de hierbas...!

192
huerto de hierbas...!
192

Como una forma de solucionar un problema a raíz de la sequía que afectaba la provisión de alimento para sus animales, la familia Valdivia de La Serena creó un proyecto de producción de forraje hidropónico que permite uso de menos superficie y agua que un cultivo tradicional. En un contenedor climatizado, se germina pasto que sirve para entregar alimento fresco y de calidad al ganado. Según cuentan miembros de empresa Diez Ríos, la mayor ventaja que tiene el proyecto es que el cultivo es independiente del clima y requiere 200 veces menos agua que un cultivo de forraje tradicional; además «tiene ahorro considerable de superficie porque en 50 mts. cuadrados se cultiva el equivalente a 6 hectáreas de pasto». Acerca del uso de agua, el productor explica que «para generar 5 toneladas diarias de forraje hidropónico se necesita una superficie de 300 mts. cuadrado en contenedores con uso de sólo 10 metros cúbicos de agua. Si yo tuviera un pozo que me da 1 litro por segundo y que equivale a   86.4 m3 de agua, me sobraría agua para producir 5 toneladas diarias de pasto. De esos 86 m3 yo sólo necesito 10 m3. Con esa cantidad se pueden mantener 2.500 cabras, entre 500 a 600 vacunos o 400 caballos». Respecto a este innovador sistema productivo, María Inés Figari, Presidenta de Sociedad Agrícola del Norte, destaca que «Como gremio promovemos la innovación y que los productores busquen soluciones para conseguir una agricultura sustentable. El proyecto que ejecutó y financió de forma autónoma la familia Valdivia Bou nos enorgullece, es muy destacable y podría ser una solución frente a la sequía para los crianceros y ganaderos de la región». «El uso de forraje hidropónico sería una solución para evitar la transhumancia del 27% de los ganaderos caprinos de la región de Coquimbo que realizan esta actividad para poder alimentar a sus animales cada año, arriesgando su vida y con los costos que eso implica para las familias», agrega el vocero de Diez Ríos. Innovación y origen del proyecto Respecto a la presentación del proyecto ante la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados el martes pasado, uno de los socios de Empresa Diez Ríos explica que «Esta fue una iniciativa que respondía a una necesidad personal, pero estamos contentos de que genere interés en la comunidad y parlamentarios, se conozca y más adelante los productores lo repliquen. Este proyecto es el inicio de uno mayor que estaría asociado a una empresa ganadera y de lechería con vacunos y cabras cuyo alimento sea el forraje hidropónico». La familia Valdivia explica que «La idea surgió porque al recorrer el campo siempre recordábamos que los diaguitas cultivaban en terrazas en ese mismo lugar. Se puede ahorrar espacio y optimizar uso del agua haciendo agricultura vertical así que generamos el proyecto. Las iniciativas de forraje verde hidropónico existen en el país, con proyectos de INIA, algunos trabajos de universidades y también algunos agricultores, pero nosotros decidimos incorporar la tecnología de la subirrigación de bandejas   con sistemas modulables , homogéneos en cuanto al germinado verde hidropónico final y por cierto, nuestra pequeña fábrica es, sin lugar a dudas, la que más innovación tecnológica posee; muy pronto incorporará también energía solar para climatización e impulsión del agua». «Nuestros retos son mantener las condiciones óptimas de desarrollo del proceso constantes en el tiempo, manejar grandes cantidades de producción, minimizar consumo de agua y energía así como minimizar la mano de obra necesaria con costes competitivos», explica uno de los socios de Diez Ríos. La fábrica de pasto estará operativa  en septiembre de este año; su creación y operación involucra a un equipo multidisciplinario en el que algunos de los miembros de la familia son ingenieros industriales y cuentan con colaboradores como ingenieros agrónomos, veterinarios y expertos en nutrición animal. Fuente: Semanario Tiempo, Coquimbo

www.portalfruticola.com

Comentarios