Hotel para insectos.

172
Hotel para insectos.
172

¿ Qués un hotel para insectos? Un hotel para insectos es un habitáculo donde dar refugio a los insectos en los meses más frios del año.

¿por qué un hotel? El hotel tiene varias funciones, entre las que se encuentra, mantener la bidiversidad de los insectos beneficiosos en nuestros huertos y o jardines,  ya que estos juegan un papel importantísimo en la polinización de nuestras plantas, como por ejemplo, la crispopa (Chrysopidae), la avíspa solitaria (Vespidae), la mariquita (Coccinellidae), , abejorro (bombus terrestris), entre otros. Mantener estos insectos beneficiosos en nuestros huertos, nos ayudan a combatir las plagas de forma ecológica, con el benefico que esto supone al no tener que utilizar productos químicosque degradan de manera silinciosa nuestro entorno.
¿Dónde surgio la idea? En Europa central  y Gran Bretaña, como consecuencia de  la grave desaparición de insectos en bosques muy tratados por la mano del hombre.
¿cómo hacer un hotel? Es aconsejable utilizar materiales naturales y a ser posible que sean reciclados, palet de madera, tejas....
El diseño estará en función de las necesidades del espacio y la creatividad de cada uno. Es recomendable también construir el hotel con diferentes habitáculos, pues nos interesa atraer y dar refugio a una variedad de insectos, lo que no quiere decir es que pongamos hoteles para una sola especie.
Algunos ejemplos, que pueden incorporarse en un hotel.

  1.     Paja o madera: proporcionan abrigo, óptimo para las crisopas, cuyas larvas se alimentan de plagas como pueden ser pulgones, cochinillas, moscas blancas, o huevos de ácaros.

2. Cañas de bambú, que proporcionan refugio para abejorros y abejas solitarias que polinizan las primeras flores de los árboles frutales, ya en el mes de marzo.

3. Macetas colgadas boca arriba y llenas de heno; atrae tijeretas que gustan de plagas como los pulgones.

4. Tablas de madera apiladas tras una rejilla, aptas para insectos xilófagos que intervienen en la descomposición de la madera muerta.

5. Los troncos agujereados son un refugio muy apreciado por muchos polinizadores, como las abejas y las avispas solitarias, cuyas larvas se alimentan de pulgones.

6. Los haces de varillas de médula de escaramujo, rosa, baya del saúco o cañas, proporcionan un refugio perfecto para los sírfidos y otros himenópteros.

7. Ladrillos: son apreciados por abejorros y abejas. 8. Pequeñas maderitas superpuestas unas sobre otras atraerán a mariquitas que vienen a pasar el invierno. Sus larvas consumen una gran cantidad de pulgones.
8. Piedras: Dan refugio a la salamanquesa, gran devoradora de mosquitos.



Comentarios