Hierbas aromáticas y especias que también son medicinales

7.0K
Hierbas aromáticas y especias que también son medicinales
7.0K

Hierbas aromáticas y especias que también son medicinales

El uso de hierbas y especias ha sido enormemente importante a lo largo de la historia de la humanidad. Muchos las utilizaban por sus propiedades medicinales tiempo antes de incluirlas en las comidas.

Y la ciencia moderna ha demostrado que varias tienen, de hecho, grandes beneficios para la salud.

1. La canela hace descender el azúcar en sangre y tiene un poderoso efecto anti-diabetes

La canela contiene un compuesto llamado cinamaldehído, el cual es responsable de sus propiedades medicinales (1).

Así, esta especia posee una importante actividad antioxidante, ayuda a combatir la inflamación y se ha demostrado que baja el colesterol y los triglicéridos (2, 3, 4).

Pero donde la canela realmente brilla es en sus efectos en los niveles de azúcar en sangre. Esto sucede por varios mecanismos, incluyendo la posibilidad de hacer más lento el desglose de carbohidratos en el tracto digestivo y de mejorar la sensibilidad a la insulina (5, 6).

En este sentido, algunos estudios han mostrado que la canela puede hacer descender el azúcar en sangre entre un 10 y un 29 % en pacientes diabéticos, lo cual es muy significativo (7, 8).

La dosis efectiva es típicamente de entre media y dos cucharadas de té por día (de uno a seis gramos).

Resumiendo: La canela tiene numerosos beneficios para la salud, y es particularmente efectiva al momento de bajar el azúcar en la sangre.

2. La salvia mejora la función cerebral y la memoria

salvia.jpg

La salvia tenía una gran reputación por sus propiedades curativas durante la Edad Media, e incluso se usó para prevenir la peste bubónica (9).

Y las investigaciones actuales indican que podría mejorar la función cerebral y la memoria, especialmente en personas con Alzheimer.

Esta enfermedad es acompañada por un descenso en el nivel de acetilcolina, un mensajero químico del cerebro. Y la salvia inhibe su desglose (10).

En un estudio de cuatro meses sobre 42 individuos con Alzheimer leve y moderado, el extracto de salvia produjo mejoras significativas en la función del cerebro (11).

Y otras investigaciones también demostraron que puede optimizar el funcionamiento de la memoria en personas sanas, tanto jóvenes como ancianas (12, 13).

Resumiendo: Hay evidencia prometedora en relación a que el extracto de salvia puede mejorar las funciones cerebrales y la memoria, especialmente en individuos con Alzheimer.

3. La menta piperita alivia el dolor derivado del síndrome de colon irritable y podría reducir las náuseas

Como sucede con muchas hierbas, es el aceite contenido en las hojas de menta piperita el que contiene los agentes responsables por sus efectos en la salud.

Así, muchos estudios han demostrado que el aceite de menta piperita mejora el manejo del dolor en el síndrome de intestino irritable (14, 15).

Al parecer, funciona relajando los músculos lisos del intestino, lo cual alivia el dolor que se experimenta en los movimientos intestinales. Además, reduce la hinchazón abdominal, un síntoma digestivo común (16, 17).

También hay algunas investigaciones que muestran que la menta piperita, en aromaterapia, puede combatir las náuseas.

En un estudio sobre 1.100 mujeres en trabajo de parto, la aromaterapia con aceite de menta piperita causó reducciones importantes en las náuseas. También las suprimió en gran medida luego de nacimientos mediante cesáreas y cirugías (18, 19, 20).

Resumiendo: El aceite natural en la menta piperita provee alivio al dolor de los pacientes con síndrome de colon irritable. También tiene potentes efectos contra las náuseas usado en aromaterapia.

4. La cúrcuma contiene curcumina, una sustancia con poderosos efectos antiinflamatorios

curcuma.jpg-1024x682

La cúrcuma es la especia que le brinda al curry su color amarillo. Y contiene varios componentes con propiedades medicinales, de los cuales el más importante es la curcumina (21).

Esta sustancia es un antioxidante muy poderoso que ayuda a combatir el daño oxidativo (el cual contribuye al envejecimiento y a varias enfermedades) y a acelerar el comportamiento de las propias enzimas antioxidantes del cuerpo (22, 23).

Además, la curcumina es fuertemente antiinflamatoria, hasta el punto que iguala la efectividad de algunas drogas (24).

Teniendo en cuenta que la inflamación a largo plazo juega un rol esencial en casi todas las enfermedades crónicas, no es ninguna sorpresa que, entonces, la cúrcuma esté ligada a varios beneficios para la salud.

Algunos estudios sugieren que, entre otros efectos, puede combatir el Alzheimer, reducir el riesgo de problemas cardíacos y cáncer, y aliviar la artritis (25, 26, 27).

Resumiendo: Algunos estudios demuestran que la curcumina, el ingrediente activo en la cúrcuma, tiene grandes beneficios en varios ámbitos de la salud.

5. La albahaca y el tulsí combaten infecciones y mejoran la inmunidad

Algunos estudios demuestran que la albahaca y otras plantas de su misma familia pueden inhibir el crecimiento de cierto rango de bacterias, levaduras y mohos (28, 29).

Otro estudio a pequeña escala también descubrió que el tulsí (una planta de la familia de la albahaca) optimiza la función del sistema inmune elevando la cantidad de algunas células inmunes en la sangre (30).

Además, el consumo de tulsí se relacionó con un menor nivel de azúcar en la sangre tanto antes como después de las comidas, e incluso con una reducción de los síntomas de la ansiedad y la depresión (31, 32).

Sin embargo, estos estudios son muy reducidos en su alcance, por lo cual se necesita más investigaciones antes de que se pueda hacer alguna recomendación al respecto.

Resumiendo: El tulsí aparentemente mejora la función inmune e inhibe el crecimiento de bacterias, hongos y mohos.

6. La pimienta de Cayena contiene capsaicina, que ayuda a reducir el apetito y podría tener propiedades anticancerígenas

pimienta-de-cayena.jpg

 

La capsaicina, el ingrediente activo en la pimienta de Cayena, ha demostrado reducir el apetito y elevar la quema de grasas en varios estudios (33, 34). Por eso, es un ingrediente común en muchos suplementos comerciales para perder peso.

Otro estudio encontró que agregar un gramo de pimienta roja a las comidas redujo el apetito y quemó grasas en personas que no la consumían regularmente (35).

Sin embargo, no hubo ningún efecto en las personas que ya estaban acostumbradas a consumir comidas picantes, lo cual indica que se puede generar tolerancia a sus efectos.

Mientras tanto, algunos estudios también encontraron que la capsaicina podría combatir algunas formas de cáncer, como los de pulmón, hígado y próstata (36, 37, 38).

Por supuesto, estos efectos están lejos de ser probados en humanos, así que deben tomarse con muchísimas precaución.

Resumiendo: La pimienta de Cayena es muy rica en capsaicina, una sustancia que reduce el apetito y acelera la eliminación de grasas. En estudios en animales, también ha mostrado potencial para combatir el cáncer.

7. El jengibre puede usarse para tratar náuseas y tiene propiedades antiinflamatorias

Consistentemente, varios estudios han mostrado que un gramo o más de jengibre trata con éxito las náuseas.

Esto incluye tanto la que suceden en los primeros meses del embarazo, como las que ocurren en el marco de la quimioterapia e, incluso, en viajes en barco (39, 40, 41).

El jengibre también parece tener un fuerte efecto antiinflamatorio y puede ayudar a aliviar algunos dolores (42).

Un estudio realizado en sujetos de riesgo de cáncer de colon encontró que dos gramos de extracto de jengibre al día hacía descender lo marcadores de inflamación del colon de la misma manera que la aspirina (43).

Otra investigación descubrió que una mezcla de jengibre, canela, almáciga y aceite de sésamo alivió el dolor y la rigidez derivado de la osteoartritis. Y tuvo una efectividad similar al tratamiento con aspirina o ibuprofeno (44).

Resumiendo: Un gramo de jengibre parece ser un tratamiento efectivo para las náuseas. Además es antiinflamatorio y analgésico.

8. El fenogreco mejora el control sobre el azúcar en sangre

fenogreco.jpg-1024x768

El fenogreco se usaba habitualmente en la medicina ayurvédica, particularmente para elevar la libido y la masculinidad.

Actualmente, sus efectos sobre los niveles de testosterona son inconclusivos, pero sí parece ser beneficioso para los niveles de azúcar en sangre. Contiene la proteína 4-hidroxisoleucina, que mejora la función de la insulina (45).

Varios estudios en humanos han mostrado que al menos un gramo de extracto de fenogreco al día puede bajar los niveles de azúcar en la sangre, particularmente en diabéticos (46, 47).

Resumiendo: El fenogreco ha demostrado mejorar la función de la insulina, llevando a reducciones significativas de los niveles de azúcar en la sangre.

9. El romero previene alergias y congestión nasal

El ingrediente activo del romero es el ácido rosmarínico. Esta sustancia ha demostrado ser útil para suprimir alergias y congestiones nasales.

En un estudio realizado sobre 29 individuos, tanto dosis de 50 como de 200 mg de ácido rosmarínico funcionaron al momento de combatir los síntomas alérgicos (48).

El número de células inmunes en las secreciones nasales también decreció, con la consiguiente reducción en la congestión.

Resumiendo: El ácido rosmarínico tiene efectos antiinflamatorios que, al parecer, reducen los síntomas de alergia y la congestión nasal.

10. El ajo combate varias enfermedades y mejora la salud cardíaca

ajo.jpg-1024x898

A lo largo de gran parte de la historia de la humanidad, el principal uso del ajo fue medicinal (49). Ahora, se sabe que la mayoría de sus beneficios para la salud provienen de una sustancia llamada alicina, que es también responsable del distintivo aroma del ajo.

La suplementación con ajo es muy utilizada en el tratamiento de algunas enfermedades, como el resfrío común (50). Si se sufren resfríos reiterados, agregar ajo a la dieta puede ser de gran ayuda.

Y también hay convincentes evidencias de su buena influencia en la salud del corazón. Para las personas con colesterol alto, los suplementos de ajo parecen reducir el colesterol total y el LDL entre un 10 y un 15% (51).

Estudios en humanos también han demostrado que los suplementos de ajo pueden causar reducciones significativas en la presión sanguínea en personas hipertensas (52). Y, en una investigación en particular, fue tan efectivo como un medicamento contra la hipertensión (53).

Resumiendo: El ajo puede tratar resfríos y, además, influir positivamente en la presión sanguínea.

Fuente: http://nutricionsinmas.com/

Comentarios