¿Helados de agua contaminada?

Compartir
¿Helados de agua contaminada?

Que en muchos lugares del mundo, incluso seguramente también en donde vives o cerca de allí, hay un río o arroyo contaminado, es algo que todos sabemos, lo tengamos o no presente. Pero, ¿realmente sabemos lo que eso significa?


Para hacerlo visible, tres estudiantes de diseño de la Universidad Nacional de Artes de Taiwan, en la ciudad de Taipei, han creado unas paletas heladas de agua contaminada.

Sí, así como lo oyes. Ellos obtuvieron muestras de agua de alrededor de 100 lagos, playas, puertos y ríos de Taiwán; las congelaron en moldes, y las conservaron en resina para hacer visible lo que el agua lleva consigo aunque, a primera vista, pueda pasar inadvertido.  Además, clasificaron a las muestras de más a menos contaminadas. Así, encontraron por ejemplo, que las muestras de agua de Taitung y otras partes del este de Taiwán eran mucho más limpias.

El grupo de estudiantes también diseñó envoltorios coloridos, etiquetando en cada paleta la fuente de agua con la que había sido hecha. De esta manera, para ellos, se reforzaba el efecto contraste entre un exterior llamativo y un interior impactante.


El propósito de este proyecto (llamado "Polluted Water Popsicles") era llamar la atención sobre el problema de la contaminación del agua, generar conciencia y mostrar los alcances de ésta, desde una apuesta creativa y novedosa. "Esperamos que cuando más gente vea esto puedan cambiar sus estilos de vida", señaló uno de los estudiantes.

De hecho, en el mundo, de acuerdo a la OMS, casi 900 millones de personas no tienen acceso a un servicio básico de agua potable; y al menos 2000 millones se abastecen de una fuente de agua potable contaminada que puede transmitir enfermedades como la diarrea y el cólera, entre otros problemas de salud.

Uno de los residuos más fáciles de distinguir en las paletas son los plásticos (envolturas, tapas de botellas, bolsas de plástico, botellas de plástico, etc). Y esto no es algo casual ni aislado: en el mundo cada año se producen más de 300 millones de toneladas métricas de plástico, de las que de 8 a 20 millones terminan en los océanos del mundo. Sea donde sea que lleguen estos desechos, además, pueden tardar entre 100 y 1.000 años en descomponerse.

Aunque esto, claramente es solo una apuesta artístico-ambiental y parecería muy lejano, podría no serlo tanto. Si seguimos contaminando el agua, ¿no podría llegar el día en que nuestras paletas realmente se vean así?

Tú puedes hacer tu pequeño aporte. Lee estas 31 cosas que podemos hacer en nuestro hogar para cuidar el agua, ¡y súmate!

Fuente:
Etiquetas: agua, contaminación
Comentarios