Guía de riego para que tus plantas sobrevivan a vos!

4.0K
Guía de riego para que tus plantas sobrevivan a vos!
4.0K

Guía de riego para que tus plantas sobrevivan a vos!

Uno de los problemas más frecuentes a la hora de tener plantas en casa, es saber en que momento es conveniente regar las plantas y en que cantidad. En este post, todo lo que necesitás saber para no ahogar ni dejar secar tus plantas.


Por qué es tan complicado?

Muchos de nosotros hemos tenido plantas en casa, y creemos (o creíamos!) que salvo que se genere un vinculo de manutención minuciosa con ellas, su destino era inevitable. Al poco tiempo morirían ahogadas o secas.
El riego en sí no es una actividad compleja ni requiere de grandes conocimientos, pero saber cuando hacerlo y en que cantidad es la parte mágica que nunca te explican, y la cual termina acabando con la vida de las pobres plantas. Entonces, cómo hacemos para que sobrevivan a nosotros? Vamos a atacar los tres puntos claves que van a salvarte a la hora de alimentarlas!

Cuándo regar?
Si buscan en internet encontraran una y otra vez el mismo consejo: “Regar al atardecer o a primera hora de la mañana.” En realidad, hay algo que no nos están diciendo que esta metido en esa frase y es que debemos regar cuando el sol no este actuando sobre las plantas, ya que esto podría hacer que la tierra se seque más rápido y no le de tiempo a las raíces de absorber nutrientes de la tierra. Ahora bien, hay muchas variables que entran en juego una vez que sabemos esto, por ejemplo:

  • La estación del año: Dependiendo de si hay altas o bajas temperaturas, deberemos aumentar o disminuir la frecuencia y la cantidad de agua de los riegos.
  • El clima: en un día nublado o húmedo, cambia regar a primera hora de la mañana que al mediodía? No mucho.
  • Si hace calor y olvide regar una planta por la mañana, debo esperar al atardecer? Conviene no hacerlo y regar en el momento, agregando un riego complementario (significativamente menor al realizado en el momento) por la tarde.

 Una vez entendido el verdadero motivo por el cual siempre leemos la misma recomendación con respecto al momento de riego, podemos empezar a jugar un poco con las cantidades y frecuencia en función del clima y las estaciones. La frecuencia del riego también esta dada por las condiciones climáticas, y es que debemos esperar a que la tierra se seque para poder volver a regar.

Recomendación personal:
Hagan del riego un hábito, que forme parte del desayuno o de la vuelta a casa. Cuando comencé a tener plantas en mi departamento no duraban mas de uno o dos meses. Luego de un año de verlas decaer, comencé a dejar el regador junto a la pava que utilizo para hacer el mate, nunca volví a olvidar regar las plantas por la mañana mientras desayunaba.

Cuánto regar?
Otra de las preguntas que siempre tiene la misma respuesta en internet y nunca nos explican el por qué de la misma. He llegado a leer “riegue a fondo”, “no regar en exceso” o “dar la cantidad correcta de agua”, como si pudiéramos preguntarle a la planta cuando esta satisfecha!! Que fácil seria no? La realidad es que no podemos preguntarle y hay un motivo por el cual debemos regar a fondo, con la cantidad correcta pero no en exceso. Esto consiste en que la distribución  de la humedad incentiva o desmotiva el crecimiento de las raíces.

Entonces, cuánto regamos? Debemos dividir la solución en riego de macetas y riego sobre piso:

  • Riego en maceta: Debemos regar de manera que el agua llegue hasta el fondo de la maceta.
    • Maceta con agujeros en el fondo: En estos casos conviene utilizar macetas que tengan uno o mas agujeros en el fondo, para que el sobrante de agua se escurra por los mismos, entonces podremos regar la maceta hasta que salga agua por abajo, asegurándonos que hemos humedecido la totalidad de la tierra, lo que hará que las raíces vayan en búsqueda de la misma y crezcan más.
    • Maceta sin agujeros: Si la maceta no posee agujeros, debemos tener cuidado ya que demasiada agua hará que se encharque la maceta y esto aumenta las chances de matar la planta. Nuestra recomendación es regar de a poco, en forma cortada, hasta que empecemos a notar que el agua de la capa superior de tierra tarda mucho en drenar.
  • Riego en suelo: Debemos regar de manera que el agua llegue hasta el fondo de las raíces. Ahora bien, esto es básicamente imposible, ya que dudo que alguien pueda ver por debajo de la tierra hasta donde llegan las raíces, entonces que hacemos? Al regar en el suelo debemos distribuir bien el agua en la superficie y hacerlo en forma interrumpida, para verificar visualmente que la tierra pueda seguir drenando y que no se este encharcando. Una vez que veamos que la tierra pierde la mayor parte de la capacidad de drenarse, debemos cortar el riego.

Cómo regar?

El cómo regar es tal vez la pregunta que menos se hace por que suele ser la que mas asumimos: Se riega con agua por arriba de la tierra. Sí, es cierto, pero hay aspectos a considerar que hacen que el riego pueda ser desde muy bueno a muy malo, y están escondidos en la forma en que regamos.

Por ejemplo:
  • Riego con regador vs riego con Manguera/Botella/Jarra: La diferencia en este aspecto vamos a tenerla sobre las raíces superiores de la planta. Un regador divide el flujo de agua en pequeños chorros o hasta gotas que impactan la tierra con poca fuerza, lo que evita que la desplacemos hacia los costados. Esto es beneficioso para la planta, ya que mantiene las raíces superiores cubiertas. Existen en el mercado muchos picos regadores que pueden usarse con cualquier botella plástica. 
  • Ahora que ocurre si utilizamos una manguera, botella, jarra, o cualquier recipiente sin pico de regador? Haciendo la prueba, van a ver que al ser el chorro de agua mas voluminoso, el espacio donde el agua haga contacto con al tierra va a ir abriéndose con el correr de los días, dejando a la vista las primeras raíces, esto puede resultar en que las mismas se sequen por no tener humedad suficiente y la planta muera. En el caso de que les haya ocurrido, se soluciona fácilmente tapándola nuevamente con tierra.

  • Regar en forma uniforme: No conviene regar una planta siempre en el mismo lugar, si no que debemos utilizar nuestro regador por sobre toda la superficie de tierra que ocupe la misma, ya sea una maceta o en el piso.
  • Evitar regar las hojas: Las hojas deben siempre estar secas, ya que al humedecerlas estamos, por un lado evitando que luz solar en toda su capacidad, y por otro generando condiciones óptimas para que se enfermen.

Eso es todo?
Siguiendo estos pasos estamos seguros de que van a lograr dominar el riego de sus plantas. Como verán, no hay soluciones únicas ni definitivas, aunque si siguen leyendo..

Hay Soluciones Mágicas?  

Existen actualmente sistemas de auto riego, que básicamente logran que podamos liberarnos de estar constantemente pendientes de que nuestras plantas reciban la cantidad de agua correspondiente. Las hay de todo tipo y adaptables a distintos tipos de cultivo, en este post vamos a cubrir algunos de ellos.

  • Auto riego en cualquier maceta: Esta solución es muy conveniente de utilizar cuando sabemos que no vamos a poder regar las plantas por un periodo de días extenso, pero un poco tediosa de implementar en el largo plazo. Consiste en tomar una botella plástica de tamaño chico o mediano, llenarla con agua, taparla y abrir de a poco la tapa utilizándola como si fuera una llave, hasta que caigan gotas y luego clavarla boca abajo en la tierra de la maceta. Esto hará que el agua entre en contacto con la tierra pero evitará que salga toda al mismo tiempo.

  • Auto riego con soga: También pueden armar un sistema casero que riegue varias macetas a la vez. Esto consiste en poner agua en un balde o contenedor, y mediante sogas (de cualquier grosor), conectar el agua con la maceta. A través de la capilaridad las sogas se humedecen y el agua es transportada a la tierra.
Una solución de este tipo es la que aplicamos en Huertín.

Esperamos que esta guía les haya servido para entender cómo, cuánto y cuándo regar sus plantas! En caso de que tengan una consulta no duden en escribirnos!

Etiquetas: huerta, riego
Comentarios