Frases de Sor Juana Inés de la Cruz para "hombres necios" y mujeres firmes

Compartir
Frases de Sor Juana Inés de la Cruz para "hombres necios" y mujeres firmes

Sor Juana Inés de la Cruz fue una mujer religiosa mexicana y escritora que dedicó su pluma a escribir dentro de un mundo confinando a los hombres. Aunque algunos podrían tildarla como alguien que odiaba a los hombres, en verdad, ellos expresaban para ella el orden establecido que muchas veces dejaba a las mujeres en un lugar subordinado. Por eso no se trataba de odio, sino de inconformidad. 


Aprendió a leer y a escribir a los 3 años; fue poeta, dramaturga, y escribía poesía por encargo. Quiso ir a la universidad, pero era exclusiva para los hombres; por eso hasta quiso travestirse para poder estudiar. 

[Lee también:  7 libros escritos por mujeres que no deberías dejar de leer]

Es considerada la primer feminista de América. Criticó el sexismo y defendió la igualdad entre el hombre y la mujer, especialmente en relación a la posibilidad de estudiar y desarrollarse intelectualmente. 

Conoce algunas de sus reflexiones para los "hombres necios"* y las mujeres fuertes que te dejarán pensando. 

*Así se llamó uno de sus poemas más reconocidos 

1. Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis.

2. Teniendo por mejor en mis verdades consumir vanidades de la vida que consumir la vida en vanidades.

3. Sin claridad no hay voz de sabiduría.

4. Hay muchos que estudian para ignorar.

5. No estudio por saber más, sino por ignorar menos.

[Lee también:  Esto es lo que Simone de Beauvoir y Sartre nos enseñaron sobre el amor libre y la (in)fidelidad]

6. Siempre tan necios andáis que, con desigual nivel, a una culpáis por cruel y a otra por fácil culpáis.

7. ¿En qué te ofendo, cuando sólo intento poner bellezas en mi entendimiento y no mi entendimiento en las bellezas?”

8. La más brillante de las apariencias, puede cubrir las más vulgares realidades.

9. ¿Pues como ha de estar templada la que vuestro amor pretende, si la que es ingrata, ofende, y la que es fácil, enfada?

10. Y así, amor, en vano intenta tu esfuerzo loco ofenderme: pues podré decir, al verme expirar sin entregarme, que conseguiste matarme mas no pudiste vencerme.

Fuente:
Etiquetas: feminismo
Comentarios