Finaliza la construcción de un muro en Turquía para que los refugiados sirios no puedan pasar

13.0K
Finaliza la construcción de un muro en Turquía para que los refugiados sirios no puedan pasar
13.0K

Si lees la palabra "muro" en el titular de una noticia, tal vez la relaciones inmediatamente con el que todo el mundo habla: el que ha mandado a construir Donald Trump, para reforzar la separación fronteriza entre Estados Unidos y México.


Sin embargo, ése no es el único muro del mundo. Más de 70 muros fronterizos dividen al hombre, y 25 de ellos fueron construidos en los últimos años: parece como si se tratara de una moda.

El muro que está terminando de construirse separa a Turquía de Siria, y fue diseñado por Turquía para evitar que inmigrantes, contrabandistas, y (esto es terrible) refugiados ingresen a este país. 


La construcción del muro planificado por las autoridades turcas cuenta con dos etapas, y acaba de finalizar la primera. Ya se han completado 290 de los 511 kilómetros de muro de concreto en la frontera turca con Siria, construidos por la empresa estatal TOKI.

El muro se forma con bloques de hormigón de dos metros de ancho y tres de alto, y se culmina con un alambrado.

Quienes intentan alejarse de sus propios países para refugiarse en Turquía o en Europa son personas en situación vulnerable, afectadas por la guerra, que han perdido todo (incluso, a sus familias), y muchos de ellos son niños. 

Su situación se vuelve aún más preocupante cuando conocemos la suerte que muchos corren después: algunos niños, al llegar a Europa, literalmente desaparecen. Hubo más de 10.000 niños refugiados desaparecidos en Europa el año pasado.

[Puede interesarte: los 10.000 niños refugiados desaparecidos en Europa de los que nadie habla]

Otros, en cambio, llegan a refugiarse en algún lugar, pero allí tampoco reciben ayuda y su vida vuelve a correr peligro una vez más. Es el caso, por ejemplo, de los refugiados que llegan a las islas griegas.

A eso se suma que la situación en Siria no deja de empeorar, y hace pocas semanas vimos como tropas extranjeras volvieron a bombardear ciudades, y una vez más cientos de niños murieron intentando ponerse a salvo.

Pero eso no parece suficiente para sembrar un sentimiento humanitario en las autoridades de los países que podrían ayudar al pueblo sirio: sus actos son tan crueles como levantar un muro para que no puedan pasar. Si en lugar de ayudarnos unos a otros, cada vez nos dividimos de formas más drásticas... ¿cómo esperamos que llegue la paz?

Fuentes:
DW
Comentarios