Facilísimo pastel cremoso de fresas sin cocción

Lu B. por
1
| Valoración de Usuarios:
466.6K
Facilísimo pastel cremoso de fresas sin cocción
466.6K

Con esta receta de Deliciously Sprinkled, podrás preparar un pastel fresco, cremoso y delicioso. El procedimiento consta de solo cinco pasos súper sencillos. Ni siquiera tendrás que prender el horno, ya que no requiere cocción. En síntesis, ¡es casi imposible que algo salga mal!


Ingredientes (rinden para un pastel de 8 porciones)

Para la masa

- 1 taza y media de galletas tipo Graham o cualquier galleta semidulce similar. Una buena opción son las galletas digestivas o las galletas María. Lo importante es que sean bien crujientes.
- 1/3 de taza de azúcar.
- 2 cucharaditas de canela en polvo.
- 1/3 de taza de mantequilla derretida.

Para el relleno

- 1 paquete (85 gr) de gelatina de fresa
- 2/3 de taza de agua hirviendo
- 1/2 taza de agua fría
- 1/2 taza de cubos de hielo
- 226 gr de crema (nata) montada. Si quieres, puedes agregarle tres cucharaditas de azúcar y una de esencia de vainilla para endulzarla y saborizarla. 
- 4 tazas de fresas frescas rebanadas

Preparación

1. Coloca las galletas en una procesadora hasta que queden hechas migas. Agrega el azúcar, la canela y la mantequilla derretida. Procesa un poco más para integrar los ingredientes y formar la masa para la base.

2. Vierte la mezcla que preparaste en el paso anterior en una tartera de 23 cm de diámetro. Aplánala bien para formar una capa pareja. Puedes ayudarte con la base de una taza medidora o con la parte de atrás de una cuchara.
Al terminar, coloca la tartera en el refrigerador. La clave para que la masa quede bien, es dejar que se enfríe por al menos 30 minutos antes de cubrirla con el relleno.

3. En un recipiente grande, vierte el agua hirviendo y la gelatina en polvo. Mezcla hasta que el polvo se disuelva por completo. Cuando esto suceda, agrega la 1/2 taza de agua fría y los cubos de hielo. Revuelve un poco más hasta que la gelatina comience a espesar.

4. Mezcla la crema montada con la gelatina. Bate hasta obtener una preparación suave y esponjosa. Agrega las fresas rebanadas. Si quieres, también puedes añadir aproximadamente una taza de arándanos frescos. Bate un poco para distribuir la fruta y lleva la preparación al refrigerador por 30 minutos o hasta que se espese.

5. Cuando la crema que preparaste en el paso anterior esté lista, viértela sobre la base. Lleva el pastel completo al refrigerador por aproximadamente seis horas o hasta que esté bien firme.

Para darle un mejor acabado, puedes decorarlo con crema montada y fresas rebanadas antes de servirlo.

Fuente:
Comentarios