Estos son los problemas que el azúcar refinada puede causar en tu cuerpo y mente

Compartir
Estos son los problemas que el azúcar refinada puede causar en tu cuerpo y mente

Aunque parece que el cuerpo humano no ha cambiado en miles de años, los cambios internos sí han sido grandes, sobre todo en la percepción de los sentidos. Desde la revolución industrial nos hemos convertido en seres mucho más sedentarios, nuestra dieta cambió drásticamente y el azúcar, que antes era un verdadero lujo, se ha convertido en la piedra angular de nuestras desastrosas dietas.  




azucar

  • La glucosa ha sido considerada capaz de mejorar el proceso de memoria de las personas, pero estudios recientes de científicos neozelandeses han demostrado que ingerir glucosa o sacarosa afecta el rendimiento cognitivo de las personas.   

En un estudio con 49 personas, les pidieron consumir bebidas azucaradas con glucosa, sacarosa, fructosa y otros edulcorantes artificiales y usaron otro grupo placebo para identificar las variables. A través de pruebas de sangre determinaron el nivel de glucosa de cada participante y demostraron que los alimentos azucarados afectan ampliamente el proceso mental de las personas.  


refinada

El azúcar se ha convertido en parte esencial de nuestra dieta gracias a su poder adictivo. Desde que los alimentos dulces tocan nuestra lengua, el paladar envía señales a distintas regiones del cerebro, entre ellas la corteza cerebral, donde se registran sabores como el agrio, salado, dulce y más.  

  • Cuando la región dulce se activa, también lo hacen los sistemas de recompensas que son una serie de reacciones químicas y eléctricas en todo el cerebro, y esas reacciones son las que nos dicen que debemos comer más y más comida azucarada.   

Así como el sexo, las drogas e incluso las interacciones sociales (aunque sean virtuales como los likes en Facebook o los corazones en Instagram), la comida dulce libera dopamina en nuestro cuerpo y nos hace sentir bien, pero también nos pide que comamos cada vez más para sentir esa sensación de felicidad.  

El estomago tiene la necesidad de transformar el exceso de azúcar en glucosa y por eso el exceso puede causar enfermedades peligrosas como diabetes.

En otras palabras, el azúcar vuelve a nuestro cerebro adicto, con todo lo que eso significa: ansiedad, dependencia, pérdida de control y más. Incluso podríamos decir que bajo sus efectos "no somos nosotros mismos". 

Por eso es importante consumir alimentos bajos en azúcar y alejarnos de los productos que están llenos de conservadores y azúcar refinada, pues aunque pareciera que es comida sana, en realidad la cantidad de trabajo que nuestro cuerpo hace para asimilarlo, puede llegar a ser peligroso y adictivo.

Fuentes:
TED
Etiquetas: azúcar, mente, salud
Comentarios