Estos cristales son perfectos para purificar el hogar: ¿cuál te conviene a ti?

Purificar el hogar y mantenerlo alejado de malas energías siempre es importante. Nuestra casa es nuestro refugio, es el lugar donde más tiempo pasamos, y sin dudas, es donde queremos que fluyan las mejores vibras.

Tanto es así, que hay mucha información acerca de cómo decorar el hogar para que la energía circule mejor (feng shui). Pero si tal vez no es para ti el momento de remodelar el hogar, o si ya lo has hecho y quieres darle un impulso más, puedes usar cristales.

Los cristales son muy poderosos, para atraer y eliminar energías, y por eso saber cómo usarlos para purificar el hogar puede hacer un verdadero cambio en nuestro día a día.

Estos son algunos cristales especialmente recomendados para usar en tu casa y cambiar la energía del hogar.

1. Cuarzo

El cuarzo ha sido llamado en más de una oportunidad “la piedra de poder”, y fue usado por múltiples hechizos a lo largo de la historia.

Entre sus múltiples virtudes, una de las más interesantes para purificar el hogar es su capacidad para absorber y limpiar los ambientes cargados de radiaciones y energías negativas.

Especialmente es bueno para utilizar cerca de televisores y computadoras, que son quizá los electrodomésticos con peor radiación. Si pones unas piedras de cuarzo cerca de estos aparatos, se convertirán en receptoras de las radiaciones negativas de estos emiten, para luego transformarlas.

2. Ónix negro

El Ónix Negro es un poderoso guardián contra atacantes psíquicos, ya que atrae magnéticamente las vibraciones negativas y las disuelve.

Por eso, es una piedra que puede mantener limpio tu hogar energéticamente hablando. Así que se pueden dejar piedras de ónix en distintos rincones de la casa, con la convicción de que serán fuente de purificación.

Además, si pones un ónix negro debajo de la cama donde duermes, te librará de pesadillas y ayudará a tener un sueño tranquilo.

3. Lámpara de sal del Himalaya

Estas lámparas compuestas de mineral son perfectas para purificar el hogar, ya que tienen muchos rasgos positivos. Su mayor poder radica en su posibilidad de emitir iones negativos. 

En los ambientes urbanos existe un exceso de iones positivos en las moléculas del aire, lo que es perjudicial para nuestra salud. Entonces los iones negativos que emiten estas lámparas se pegan a los positivos (que han perdido sus moléculas de oxígeno) y los neutralizan.

Así, el aire se purifica, y con él todo el ambiente. Como si fuera poco, su luz anaranjada y natural crea un ambiente equilibrado y tranquilo, ideal para la relajación.

¿Cuál crees que armonizará mejor con tu propia casa?

Fuentes:
Etiquetas: