Esto es lo que pasa en tu cuerpo si comes helado durante 100 días seguidos

Compartir
Esto es lo que pasa en tu cuerpo si comes helado durante 100 días seguidos

No hace falta saber mucho sobre medicina y salud para imaginar que comer helado durante 100 días no puede ser bueno para el cuerpo. 


El contenido nutricional de un helado, sobre todo de los que no son artesanales, y más aún si son envasados, es principalmente grasas y azúcares. Un helado promedio tiene entre un 10 y 16% de grasa, que viene de la leche con la que se prepara, y una cantidad de azúcar que puede variar pero que siempre suele ser grande.

Aún sabiendo esto, el coach estadounidense Anthony Howard-Crow sometió su cuerpo a un shockeante experimento: decidió alimentarse casi exclusivamente de helado por 100 días.

Su objetivo era demostrar que, para bajar de peso, era más importante el recuento de calorías que la calidad de los alimentos que se consumían. Pero terminó demostrando cuán grave puede ser para la salud, el cuerpo, la mente y el estado de ánimo una alimentación deficiente.

[También puede interesarte:
Esto es lo que pasa si te duchas con agua fría durante una semana.]

Durante los 100 días, Anthony ingirió 2.000 calorías en cada jornada, que complementaba con otras 500 producto de suplementos de proteína. También bebía algo de alcohol de vez en cuando.

Mientras tanto, fue mostrando en las redes sociales su "progreso": efectivamente, bajó 15 kilogramos de peso. Sin embargo, no solo mostró cómo bajaba de peso, sino que dejó ver lo mal que se sentía a causa de su extrema alimentación

El déficit nutricional al que estaba sometiéndose lo hizo sentir cansado a la mitad de la prueba, y dejó de entrenar. Entonces, las consecuencias empeoraron.

Éstos fueron todos los efectos negativos que la prueba le trajo:

  • A los 50 días, comenzó a sentirse terriblemente cansado.
  • A consecuencia del cansancio, dejó de entrenar.
  • Sus niveles de tetosterona se redujeron.
  • Perdió una considerable cantidad de masa muscular.
  • El mal humor se adueñó de su personalidad.
"Esta dieta fue, sin duda, la aventura más miserable que he emprendido", expresó finalmente. De esta manera, aunque su intención era comprobar que no era tan importante la calidad de los alimentos sino su cantidad, Anthony terminó comprobando lo contrario. Y también que, estar delgado, no es siempre sinónimo de estar saludable. Por eso, siempre es mejor seguir una dieta equilibrada y completa, que incluya muchos vegetales y alimentos frescos, y escuchar a nuestro cuerpo: cuando comes bien, te sientes bien.

Fuentes:
Comentarios