Esto es lo que deberías hacer si te quieres ir a vivir solo el año que viene

Compartir
Esto es lo que deberías hacer si te quieres ir a vivir solo el año que viene

No importa cuánto ames a tus padres y tu familia. La verdad es que llega un momento en la vida en la que necesitas independizarte. Es el salto natural que todos hemos tenido que dar en algún momento, para poder seguir creciendo y encontrando nuevos y propios caminos.


Pero la verdad es que a veces es difícil. Sobre todo, porque vivir solo (o incluso en pareja) implica una serie de gastos que no siempre son fáciles de afrontar. Es necesaria cierta disponibilidad económica, como así también madurez en algunos aspectos.

Si una de tus metas para el año que está por comenzar es lograr la ansiada independencia, estos son algunos tips que debes tener en cuenta:

[Si necesitas más información sobre este tema, puedes asesorarte en Cuentas Sanas. Es el primer portal web de economía personal y familiar de Argentina, donde se pone a disposición de toda la comunidad, información, sugerencias y herramientas para ayudar a las personas con los desafíos de su economía, en cada etapa de la vida. Puedes consultar este y otros temas en el sitio web: https://www.cuentassanas.com.ar/]


independizarse

1. Planifica

Independizarse no es una decisión que pueda tomarse a la ligera. Además de estar muy seguro de quererlo, debes estar seguro de estar preparado para hacerlo.

Para eso, deberías armar una planificación del presupuesto que necesitarás para vivir solo. haz un recuento de tus ingresos, y de los gastos que tendrás: alquiler, pago de servicios, compras semanales, etc.

Trata de ser lo más realista posible, porque de eso dependerá tu éxito a la hora de independizarte.

2. Crea un fondo de emergencia

Si ya tienes en mente irte a vivir solo el próximo año, el momento para empezar a ahorrar es ahora. Tu ahorro será destinado al llamado “fondo de emergencia”. Se trata de tener cierto resguardo de dinero para gastos inesperados.

Puede ser la compra de algo que se rompa, pintura para tu nueva casa o lo que sea. Siempre debes tener algo de dinero ahorrado “sólo por si acaso”.

independizarse

3. Recicla

Ahora que te irás a vivir solo, necesitarás tus propias cosas. ¿Qué tal empezar a “rescatar” muebles?

Quizá ese viejo ropero que tus padres están por tirar sólo necesita cambiarle algunas maderas. O tal vez puedes hacer un hermoso almohadón con esos recortes de tela.

Siempre es una buena idea reciclar, pues es una manera de ser ecológico. Pero cuando te vas a vivir solo, todavía más, pues todo cuenta. Por eso, empezar ahora por rescatar objetos para la casa será muy importante luego.

4. Elige bien el lugar

Claro, no vas a ir a vivirte a cualquier lado. Pero ten muy en cuenta todos los detalles, pues luego pueden resultar decisivos.

¿La casa está en condiciones de ser habitada de inmediato o necesita alguna reforma? ¿Te gusta el color o querrás pintarla? ¿Puedes ir al trabajo caminando o deberás pagar transporte todos los días? ¿Todos los servicios funcionan bien?

Esas son algunas preguntas que quizá no te hagas en un primer momento, y que pueden hacer una gran diferencia económica luego. Que no te preocupe ser detallista e insistente… ¡Se trata del lugar donde vas a vivir!


Qué puedes hacer si no llegas a ahorrar dinero suficiente

Independizarse

Con todo lo dicho, lo cierto es que al momento de tomar efectivamente la decisión, puede que el dinero no alcance.

Hay muchos gastos que hay que pagar cuando se entra en un departamento. Por ejemplo, un mes de depósito (se devuelve al terminar el contrato si no hubo que usarlo), algún electrodoméstico o mueble.

Para cubrir esos gastos excepcionales, siempre tienes la opción de pedir financiación externa. Puedes pedirle dinero a tus padres, claro, pero si no quieres depender de ellos también puedes recurrir a un crédito bancario.

Básicamente, tu banco puede prestarte la suma de dinero que necesitas para dar el gran salto, y tú lo irás pagando luego en cuotas. Si bien en las cuotas mensuales también deberás pagar intereses, es una manera sencilla de conseguir financiación para el dinero que te falta.

Eso sí: antes de pedirlo, agrega las cuotas del crédito a la planificación que has hecho antes, para asegurarte de que no tendrás problemas para pagar en término.

Averigua bien. El banco, por ejemplo, suele ofrecer mejores condiciones a los clientes o a los titulares de determinados productos (como las cuentas-sueldo). Pregunta qué tipo de créditos puedes obtener, cuánto dinero te pueden otorgar y sobre todo, cuáles son los costos totales del préstamo.


Teniendo todo eso claro, el sueño de vivir solo el año próximo es más posible que nunca. 

Fuentes:
Comentarios