Están creciendo plantas en la Antártida. Y algo peor puede pasar después

176.8K
Están creciendo plantas en la Antártida. Y algo peor puede pasar después
176.8K

Las malas noticias sobre la Antártida ya nos sorprenden poco: desde que el calentamiento global está haciendo de las suyas, cada poco meses escuchamos que algo "extraño" a ocurrido en alguno de los dos polos. 


Hace poco, un nuevo mapa mostró como la Antártida se está derritiendo y lo que quedaría de nuestras ciudades si eso pasara. 

[También te puede interesar:  Impresionante mapa muestra cómo se derrite la Antártida y cómo quedará el mundo tras el deshielo]

Ahora, algo más insolito aún está sucediendo: los científicos acaban de descubrir un rápido crecimiento del musgo en la Península Antártica, relacionado con el aumento de las temperaturas. Sí, la blanca Antártida se está volviendo verde.


Normalmente, el 99% de la Antártida está cubierta por hielo permanente. Solo se tiene constancia de la existencia de dos plantas con flores en uno de los extremos del continente, en la Península Antártica, y han sido objeto de estudio de los científicos hace años, para saber como podría impactar el cambio climático en la vida vegetal de la Antártida.

Sin embargo, aunque no haya plantas, hay algún tipo de vida vegetal en la Antártida: el musgo. Y es él el que ha estado creciendo últimamente, preocupando a los científicos.

La revista Current Biology publicó el 18 de mayo un artículo publicado  "Generalizada respuesta biológica ante el rápido calentamiento en la Península Antártica", que no deja lugar a dudas. Lo que está pasando es preocupante.

"El aumento de temperatura durante aproximadamente el último medio siglo en la Península Antártica ha tenido un efecto dramático en las matas o porciones de terreno cubiertas por musgo que crecen en la región”, explicó Matt, Amesburry, uno de los especialistas.

Que las especies vegetales que antes no podían crecer allí, ahora se estén reproduciendo en la Antártida, es una señal de que el clima allí se está calentando, y mucho. 

Lo preocupante del calentamiento no es que crezcan plantas, sino el derretimiento de los hielos. Como ya sabemos, si la Antártida se derrite pasan dos cosas: 1) Se pierde una importante reserva de agua dulce. 2) El agua va a los océanos del mundo, y prácticamente todas las costas del planeta podrían desbordar.

Según Amesburry,  no hay dudas de que la Antártida se está convirtiendo en un lugar más verde, y lo que podría pasar después debería ser suficiente para alertarnos a todos de lo que está sucediendo con el planeta.

Fuentes:
Comentarios