Esta mujer ha logrado vivir sin necesitar agua corriente, electricidad ni supermercados

0
| Valoración de Usuarios:
403.7K
Esta mujer ha logrado vivir sin necesitar agua corriente, electricidad ni supermercados
403.7K

Jill Redwood es el nombre de la protagonista de una historia que muchos desean y pocos creen posible concretar. 


Esta escritora, feminista y activista medioambiental que lleva más de veinte años luchando por los bosques de Australia desafió todos los impedimentos para alcanzar su sueño de vivir de una manera autosuficiente.

Hace 30 años, esta valerosa mujer escapó de la ciudad y construyó su propio hogar llamado "Witchwood" en East Gippsland, Australia, utilizando únicamente materiales reciclables. Allí vive completamente en soledad, acompañada por sus 60 animales: gansos, gallinas, caballos, perros y cabras.

A lo largo de su vida, Jill ha aprendido a convivir en armonía con la naturaleza y a desprenderse de todo lo innecesario. Lleva un modo de vida vegetariano y se abastece principalmente de su propia huerta, que ella misma cosecha y que le permite obtener alimentos saludables al alcance de su mano.

Con este modo de vida, aun sigue yendo al supermercado, pero lo hace cada aproximadamente 6 meses, gastando un promedio de $80 a la semana.

Todos los muebles, ropa y herramientas de su hogar fueron reutilizados o adquiridos en mercados de objetos usados. Las paredes de su hogar están realizadas, entre otros materiales, con recortes de madera y estiércol. 

Al vivir en las cercanías de un arroyo, Jill no utiliza agua corriente. Tampoco usa teléfono ni televisión. La energía que precisa la produce mediante paneles solares instalados en su parque.

Aun así, la desconexión no es total, ya que Jill es activista y precisa de la red para mantenerse conectada con lo que sucede en otras partes del mundo. Por eso, tiene un "rincón de la tecnología", como ella lo llama, en el que escribe sus artículos y cartas de denuncia en defensa del medio ambiente.

En el hogar de Jill nada se desperdicia; todo está compostado o reciclado de alguna manera, intentando reducir, reciclar y reutilizar para que la cantidad de basura generada sea la menor posible. 

Este estilo de vida le ha implicado a Jill un gran camino de aprendizaje autodidacta. Hoy, ese recorrido la ha convertido en una enciclopedia viva sobre la supervivencia, la vida natural, la energía alternativa, las plantas y los animales.  

En cuanto al porvenir, esta mujer dice que a lo único que teme es a que los seres humanos no tomemos conciencia de nuestra capacidad de incidir sobre el medio ambiente, y hagamos de lo que vendrá un futuro repleto de bolsas de plástico, comida rápida y camiones madereros que destruyan la naturaleza. 

Recorre el hogar de Jill Redwood

Conoce de cerca el hogar de Jill e inspírate para tomar valor y emprender un modo de vida más amigable con el medio ambiente. 

Fuentes:
Comentarios