Esta joven perdió la visión en un ojo por algo que tal vez haces todos los días

Compartir
Esta joven perdió la visión en un ojo por algo que tal vez haces todos los días

Una joven china perdió la visión de un ojo luego de pasar más de ocho horas jugando videojuegos en su teléfono móvil sin descansar un minuto: era algo que hacía a diario, a veces incluso más horas. Sus padres se lo advirtieron pero ella no les prestó atención. Las consecuencias fueron permanentes.


La joven jugó durante más de ocho horas sin descansar

La mujer china de 21 años se quedó ciega en un ojo después de jugar el popular videojuego Honor of Kings en su teléfono móvil sin parar durante un día entero, así informaron medios locales.

La joven, de repente perdió la vista en su ojo derecho el domingo por la noche, después de haber estado jugando todo el día en la casa de sus padres en Dongguan, provincia de Guangdong. Fue diagnosticada el miércoles por la mañana con oclusión de la arteria retiniana en su ojo derecho en un hospital en el distrito de Nanchang.

Sus padres la habían llevado previamente a varios hospitales de la zona, pero ninguno de ellos pudo determinar la causa.

Un médico fue citado diciendo que la oclusión de la arteria retiniana era una condición asociada con personas de edad avanzada y rara vez se ve en los jóvenes, y añadió que la ceguera de la mujer era probablemente causada por la fatiga ocular severa.

El videojuego que jugó durante 8 horas fue Honor of Kings

Su situación
La mujer, una trabajadora financiera de una empresa en la ciudad, dijo que se había vuelto tan obsesionada con el juego que lo jugaría después del trabajo y todo el día los fines de semana.

"En los días en que no tengo trabajo, por lo general me levanto a las 6 am, y suelo desayunar y jugar hasta las 4 pm", dijo. "Entonces como algo, tomo una siesta y juego hasta la una de la madrugada".

"A veces me sentía tan absorta en el juego que me olvidaba comer, y no escuchaba a mis padres cuando me decían que era hora de cenar." Dijo que a veces jugaba el juego de siete a ocho horas sin levantarse del sofá.

La mujer dijo que lamentaba no haber escuchado a sus padres, quienes a menudo trataron de persuadirla de que dejara de jugar el juego.

Distraerse con videojuegos no es algo malo, pero cuando se descuidan las responsabilidades o el propio bienestar porque no se puede abandonar la pantalla, se trata de una adicción tan peligrosa como cualquier otra. Por eso, es necesario estar alertas.

Fuente:
Comentarios