Esta impresionante cadena humana salvó a una familia de morir ahogada

Constantemente nos llegan noticias, de diferentes medios de todo el mundo, que hacen énfasis en las catástrofes, las enfermedades, las muertes y la guerra. Vemos a nuestro alrededor violencia, violencia y más violencia. Pero, ¿es que no ocurren cosas buenas acaso? ¡Claro que sí! Solo que muy pocos eligen contarlas. 

Roberta Ursrey sus dos hijos disfrutaban un día de playa en Panamá City (Florida, Estados Unidos) cuando una corriente empujó a los pequeños mar adentro. La mamá, al escuchar los gritos de auxilio de sus hijos de 11 y 8 años, no dudó en lanzarse a su rescate, pero ella y una pareja que también estaba cerca de ellos también quedaron atrapadas en la corriente. 

Ellos podrían haberse ahogado, pero la solidaridad de los visitantes de la playa logró salvarlos. ¿Cómo? Formando una verdadera cadena humana de alrededor de 80 personas tomadas de las manos. Uno por uno y con ayuda de una tabla flotadora fueron rescatando a las personas atrapadas por la corriente. Por suerte, todo salió bien. La madre de Roberta sufrió un infarto y se encuentra recuperándose en el hospital, pero continúa con vida y rodeada de su familia.

"Si pudiera encontrar a cada una de las personas que participaron en la cadena les daría las gracias, porque sin ellas no lo hubiéramos logrado", señaló a la BBC Albert Ursrey,  esposo de Roberta.

Todos los días ocurren en el mundo cosas como éstas. Sólo que muy pocas salen a la luz. Si conoces buenas noticias, ¡compártelas! ¡Muéstrale tú también a todos que el mundo puede ser también un bello lugar!

Se calcula que alrededor de 100 personas pierden la vida por año en Estados Unidos a causa de estas corrientes que son conocidas como "de resaca o retorno" y se definen como un estrecho canal de agua que se mueve a gran velocidad que se producen a raíz del retroceso de las olas luego de haber llegado a la orilla.

En verdad, la corriente aleja a las personas de la orilla pero no hacia el fondo del agua. Por eso, el real peligro de estas corrientes es que muchas personas entran en pánico y tratan de nadar contra la corriente, fatigándose y ahogándose por el cansancio.

¿Qué hacer si te encuentras con una de estas corrientes?

Se recomienda mantener la calma, mantenerse a flote y pedir ayuda. También, a los nadadores se les recomienda nadar en paralelo a la orilla hasta salir de la correntada, ya que en general la zona de ella mide un ancho de no más de 10 metros.

Puedes leer más sobre ellas aquí

Aquí puedes ver imágenes del rescate:

Fuentes:
BBC
Etiquetas: