Esta es la extraña y preocupante razón por la que unos perros se volvieron azules

Compartir
Esta es la extraña y preocupante razón por la que unos perros se volvieron azules

Parece un filtro aplicado a las fotografías, pero no lo es. En las calles de Bombay (India) han aparecido perros en tonos azulados. Y la razón es tan extraña como alarmante.


A un poco más de 30 kilómetros de la ciudad, se encuentra el Río Kasadi. De acuerdo a la ONG Watchdog Foundation existen alrededor 977 fábricas de productos químicos, farmacéuticos, ingeniería y procesamiento de alimentos en el área industrial de Taloja cerca de Mumbai. Según se estima, el grado de contaminación de este río es 13 veces más alto que el permitido.

[También puede interesarte leer: Industria textil: conoce por qué un solo suéter podría generar todo un desastre]


Aunque debido a esto las aguas de este río están prohibidas para las personas, los perros se bañan, beben el agua y buscan alimentos a su alrededor. Como resultado de esto, el 11 de agosto fue visto un grupo de perros con tonos extraños en su pelaje y los habitantes presentaron una queja ante la Junta de Control de Contaminación de Maharashtra.

Los perros no son los únicos afectados. Pájaros, reptiles, e incluso los pescadores que dependen de la vida marina como medio de subsistencia, también se encuentran perjudicados. Organizaciones protectoras de animales ya se han sumado para pedir a las autoridades que atiendan esta situación que es “extramadamente peligrosa".

Producto de esto, una compañía acusada de verter residuos industriales no tratados y tinturas en el río fue cerrada. Según señalaron, los niveles de contaminación se debieron a las fugas en un oleoducto submarino construido por Maharashtra Industrial Development Corporation (MIDC).

De acuerdo a The Guardian, las muestras de agua que se testearon demostraron que los niveles de la demanda bioquímica de oxígeno (DBO), que es la concentración de oxígeno necesaria para la vida marina, era de 80 miligramos por litro (mg / L), cuando un índice superior a 6 mg / L no puede sostener la supervivencia de los peces y uno mayor a 3 mg / L la restringen para el consumo humano. También se hallaron altos niveles de cloruro, que además de tóxico, afecta la vegetación y la vida marina.

¿Es necesario que lleguemos hasta el punto de ver azules a los seres vivos para darnos cuenta del daño que estamos causando? ¿Cuántos casos como éste existirán en el mundo y al no “tomar color” no los advertimos? ¿Qué opinas tú?

Fuentes:
Etiquetas: contaminación, perro
Comentarios