Esta abuelita de 80 años desafió a su familia: vendió casa y auto para irse de aventura

Para muchos, la tercera edad significa dejar de hacer muchas cosas. No es el caso de Sara, quien vendió todo y  decidió recorrer el continente en una casa rodante.  

[También te puede interesar: Con 81 años de casados, ellos revelan el secreto de su larguísimo amor]  

Sara tiene casi 80 años y se resiste a dejar ir sus sueños, aunque parte de la sociedad considera que a su edad debe ocuparse de los nietos, el hogar y la cocina.

Esta mujer de Buenos Aires ha decidido que su anhelo es recorrer las tierras del sur del continente americano en una casa andante, y nada la ha podido disuadir de salir tras ello.

Siguiendo su instinto, Sara vendió su hogar, su auto y todas sus pertenencias. Con el dinero que recibió por las ventas se compró una casa rodante. En contra de la voluntad de sus hijos y demás familiares, Sara emprendió el viaje más largo y placentero de su vida.

Un largo viaje sin fecha de regreso

Sara ha llegado a distintas tierras, entre ellas Uruguay y Brasil, pero aún le faltan kilómetros por andar y paisajes que domar con su vista.

Todo comenzó un día, mientras hablaba con un amigo que despertó en ella la curiosidad. Esta persona tan cercana le dijo: “Has hecho de todo, pero nunca anduviste en motorhome”. Y, claro, no lo había hecho, pero eso no significaba que “ya había pasado su momento de hacerlo”.

Todas sus experiencias las ha documentado en su página de Facebook "80 años no son nada", donde recibe el apoyo de sus amigos y hasta desconocidos.

Fuente:
Etiquetas: