Escuchó ruidos extraños desde un hoyo en el suelo, metió su mano y encontró algo impactante

Compartir
Escuchó ruidos extraños desde un hoyo en el suelo, metió su mano y encontró algo impactante

Unas impactantes imágenes compartidas se dieron a conocer, sobre la impresionante experiencia vivida por un grupo de personas que hacían turismo.


Todo sucedió mientras el grupo excursionaba en un popular campo abierto de Escocia. Cada año, de hecho, alrededor de dos millones y medio de personas llegan del extranjero para disfrutar de la belleza natural del pequeño país. Y los más de cinco millones de personas que viven en la nación tienen la suerte de tener estos hermosos paisajes en sus puertas.

Este era el objetivo de dos hombres, quienes habían llegado al lugar para maravillarse con la parte turística del lugar. Sin embargo, nunca imaginaron que se convertirían en los protagonistas de una emocionante historia viral.

Lochy Macleod y su amigo Charlie eran solo dos de esas personas que podían disfrutar del campo cerca de donde paraban, en el área de Glasgow. Y en una ocasión, hicieron exactamente eso. Pero mientras admiraban la belleza de su entorno en esa excursión, algo los detuvo. Aunque no podían ver nada extraño en el páramo, sin duda podían escuchar algo inusual.

[ También puedes leer:  7 mitos sobre animales que puedes encontrar en la ciudad ]

Intrigados, los dos hombres decidieron seguir el sonido espeluznante. Y mientras lo hacían, sus oídos los condujeron a una pequeña grieta irregular en el terreno áspero. Mientras estaban parados sobre ella, además, escucharon los angustiosos gritos una vez más. Y el ruido parecía provenir debajo de la tierra.

En consecuencia, Charlie se puso de rodillas y acercó la oreja a la grieta. Mientras tanto, Lochy sacó su dispositivo móvil  y comenzó a filmar lo que estaba sucediendo.

Dándose cuenta de lo que su amigo ha visto, Lochy le dice: "No lo sacarás de allí". Sin embargo, el resuelto Charlie continúo independientemente. Él grito "Vamos" a la criatura invisible en un intento de alentarla a salir del agujero.

Y a medida que estas palabras salían de su boca, otro grito se podía escuchar claramente, como salido de una filmación.

Charlie se puso en cuatro patas extendiendo la mano por la fisura para agarrar algo que estaba debajo de la tierra. Con cuidado, él comenzó a apretarlo en el páramo por el pescuezo. Y mientras lo hace, las imágenes de Lochy muestran una criatura blanca y esponjosa, aunque sucia y angustiada, que emerge de la oscuridad.

[ También puedes leer:  5 documentales de animales que te mostrarán su cara oculta ]

Pero cuando finalmente Charlie fue sacando el objeto lanoso, le quedó claro que la fuente de los gritos era un pequeño cordero. Los rescatistas del animal apenas podían creer lo que habían descubierto. Y, mientras miraban a la criatura de arriba abajo, los otros excursionistas trataban de comprender lo que habían visto.

Mientras tanto, el sorprendido salvador animal sostenía al cordero frente a la cámara, como para mostrar su descubrimiento al mundo.

Luego de intentar poner al cordero recién nacido en pie, se dieron cuenta de que el cordón umbilical aún estaba unido a él. Después de descubrir la tierna edad del cordero, los dos excursionistas no podían evitar sentir aún más lástima por el pobre bebé.

Y en un campo frente a donde acababa de rescatar al cordero, ve una oveja adulta. Entonces, mientras hace alentadores ruidos al corderito, comienza a deambular hacia el camino al costado del campo. Charlie repite su sonido para atraer la atención de las ovejas, en un intento de alertar a la presencia del pequeño.

Pero cuando el hombre se acerca con el cordero, la oveja no hace ningún esfuerzo por moverse. Sin embargo, teniendo en cuenta que están en un páramo aislado, Charlie sabe que arrimárselo al adulto sigue siendo su mejor oportunidad de salvar al animal joven. Como resultado, vemos al excursionista cruzar la calle y dejar al bebé a unos pocos metros de las ovejas. El recién nacido se pone de pie y comienza a encaminarse hacia la oveja que espera como su madre.

"Mi amigo y yo salimos a caminar por el campo en Glasgow, Escocia", explicó Lochy en un comentario que acompañaba las imágenes de la aventura del rescate del animal. "Escuchamos un ruido así que fuimos a la grieta en el suelo y, bueno, el resto lo pueden ver ustedes". El resto es la conmovedora historia que acabamos de leer.

Fuentes:
Comentarios