ESCLEROSIS MIODISTRÓFICA, PERRO EN BIOSHOCK, NMG:

37
ESCLEROSIS MIODISTRÓFICA, PERRO EN BIOSHOCK, NMG:
37

Esclerosis Miodistrófica (o esclerosis miotrófica, EM, ELA, etc.): Que hermoso y perfecto ejemplo de adaptación biológica: perro en bioshock.


QUE INTERESANTE VIDEO PARA EJEMPLIFICAR DE FORMA CLARÍSIMA QUE ES UNA ESCLEROSIS MOTORA O PARÁLISIS.

La esclerosis motora, comienza en un bioshock identico al del perro del video. El animal se observa que queda literalmente paralizado por que sabe, comprende, intuye, percibe, cree, que si se mueve, muere.

Es una adaptación biológica, útil, positiva, que está ayudando a la sobrevivencia. Las fibras nerviosas motoras dejan de enviar información.

El animal se siente atrapado, aprisionado, no puede escapar de la situación. El perro está en shock o en bioshock, aún cuando lo intentan ayudar, está literalmente paralizado y deben arrastrarlo.

La situación percibida por el animal reune las 4 características necesarias para realizar un bioshock: 1.-algo sorpresivo (se vió en esa situación de pronto, ya que se supone que llegó ahí caminando por sus propios medios), 2.-dramático (situación de vida o muerte), 3.-vivido en soledad, sin alguien a quien acudir, y 4.-sin una solución aparente.

Interesante el papel de la percepción. El perro llegó caminando hasta allí, no llego arrastrado por la corriente, pero , DE PRONTO(1), percibió ALGO, un CAMBIO, en el ambiente, INTERPRETADO como DRAMÁTICO(2), Lo que (unido a las otras condiciones, vivido en soledad(3) y sin una solución aparente(4)) hace que reaccione con una adaptación útil, de ayuda, positiva, para la sobrevivencia, en este caso: parálisis motora.

En este caso es una situación momentanea, pero si el conflcito del perro se hiciera más largo, la parálisis se mantendría así, por el tiempo que fuera necesaria. Las neuronas ya estan en lo que se podría denominar una pérdida funcional. Si se prolonga el coflcito las neuronas motoras que inervan los musculos, en este caso de las piernas, comienzan a perder mielina (úlcera de las células gliales o neuroglias que son las células que generan la vaina de mielina al enrollarse alrededor del axón) y tienen una pérdida funcional permanente, estaría en una fase activa de un conflicto o bioshock de no moverse, osea una PARÁLISIS MOTORA.

La pérdida funcional puede ser progresiva o de inmediato. Depende de la intensidad y de las características de la situación en particular.

Ésta pérdida funcional es reversible. En el momento en que se soluciona el conflcito, osea la situación, ya no es necesaria la adaptación y comienza la fase de sanación.

En fase de sanación hay recuperación de la función, y las glias o vaina de mielina se regenera y cicatriza.
En la fase de epicrisis, en la mitad de la fase de sanación, hay crisis epiléptica motora para eliminar el edema cerebral.
Al final de la fase de sanación el movimiento se recupera casi completamente.

Para descodificar el origen, la extremidad puntual y la lateralidad debe ser tomada en cuenta.
En los brazos y manos los conflcitos son de no poder retener o rechazar.

Si el conflcito de parálisis motora dura mucho tiempo, la persona puede entrar en un segundo conflcito, en este caso de desvalorización muscular. Comienza la úlcera muscular (ATROFIA MUSCULAR) y en fase de sanación el músculo se regenera.

Si existen múltiples recaidas las vainas de mielina se esclerosan, por las cicatrices de las fases de sanación repetidas (placas de desmielinización) y la musculatura se atrofia debido al desuso y también a las cicatrices, osea al esclerosamiento de las fases de sanación, resultando en parálisis más difíciles de revertir (ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA O ESCLEROSIS MÚLTIPLE).

Ya no se puede decir que el origen de las parálisis es desconocido o ideopático.

Las causas y procesos biológicos, de expresión en la tercera dimensión, de las parálisis ya han sido develadas.

Gonzalo Muñoz Santibáñez Nueva Medicina Germánica Chile, Biodescodificación Concepción.


Comentarios