¿Eres un héroe para tu perro?

Compartir
¿Eres un héroe para tu perro?

Se dice que los perros son los mejores amigos del hombre: no discriminan por color de piel, sexo o religión. Su amor por nosotros es innato y firme, por lo que debemos saber si estamos haciendo un buen trabajo con ellos, para así poder corregir los hábitos que no son aconsejables y adquirir los más recomendados.


Analiza estos 8 consejos para saber si eres un buen guía para tu amigo:

1. Le das calor y abrigo

Cualquier perro estará feliz si recibe afecto, un techo para estar protegido de las lluvias y un hogar donde no tenga frío y se sienta acogido.


2. Tiene agua y se alimenta bien

Jamás debería faltarle agua ya que podría estar en riesgo su salud. Además, es importante que consultes con su veterinario qué alimento es bueno para sus necesidades y condiciones. No compres cualquier línea; asesórate y, dentro de tus posibilidades, aliméntalo de la mejor forma posible para que esté saludable y fuerte.

3. Se pone feliz cuando te ve llegar

Si tu perro te está esperando desde que te acercas a la puerta de tu casa, te salta cuando llegas, se emociona y te lame, te está diciendo que te ama y que está más que feliz de que hayas regresado de vuelta con él. ¡Es una señal de que estás haciendo las cosas muy bien!

4. Juegas con él y lo llevas a hacer ejercicio

Jugar con tu perro fortalece tu vínculo con él y lo ayuda a mantenerse saludable, tanto física como mentalmente. Los perros, sobre todo los más grandes o activos, necesitan descargar su energía por medio del juego para aprender a socializar con otros compañeros y disminuir su agresividad o ansiedad. ¡Prueba lanzarle la pelota, jugar a perseguirse o revolcarse! Éstos suelen ser sus juegos preferidos.

5. Estás atento a sus necesidades o comportamiento

Saber interpretar sus señales es muy importante para poder ayudarlo cuando lo precise, y también para interactuar con él de forma más segura.

Conocer su lenguaje corporal, te permitirá saber si está feliz, enojado o con miedo. Por ejemplo, si está feliz, sus posturas serán relajadas; sus músculos no se tensarán, la cola y las orejas se mantendrán en posiciones neutrales. Por el contrario, si está estresado o tiene miedo, tratará de escaparse o parecer más pequeño, encorvando su cuerpo, bajando su cola y escondiéndola entre sus patas traseras, con sus orejas tiradas hacia atrás sobre su cráneo. También puede suceder que se ponga agresivo, y esto te lo hará saber inclinándose hacia adelante de manera rígida y haciéndose grande e intimidante. Seguramente te mostrará sus dientes. Ten cuidado y no te acerques hasta que se calme.

6. Lo llevas al veterinario y asistes cuando te necesita

Si eres un dueño responsable, acudes al veterinario cuando está enfermo y te encargas también de desparasitarlo y vacunarlo cuando es necesario. Es importante que, al menos una vez al año, chequees su salud para conocer su estado y qué vacunas debes aplicarle.

7. Eres afectuoso y lo educas

Los perros son amantes de las caricias y los mimos. Necesitan un buen trato, pero también límites. Prémialo cuando se porta bien y márcale cuando está haciendo algo que no es correcto. Nuestros mejores amigos necesitan un líder que los oriente y contenga.

8. Le colocas su chapita de identificación

Es muy importante que los perros tengan siempre una chapita con su nombre y números de contacto de su cuidador  para poder localizarlo en caso de que se extravíen. Si bien pueden estar entrenados, no debemos olvidar que son animales y que actúan por instinto, por lo que pueden escaparse si ven algo que llama su atención. Evita correr riesgos.

Con estos 8 puntos podrás evaluar si estás haciendo un buen trabajo. La tenencia responsable es un acto de amor y compromiso; por lo tanto, si decides tener un perro, procura llevar adelante estas prácticas. Pregúntate si realmente estás preparado para aplicarlas y si tienes el tiempo que él precisará de ti.

Si eliges hacerlo, ¡considera adoptarlo en lugar de comprarlo! Hay miles de perros dispuestos a darte todo su amor y cariño a cambio de una familia que lo quiera. Y si ya tienes uno, ¡no olvides desearle un excelente Día del Amigo y regalarle su juguete preferido!

Nota por: Jezabel Handel
www.proteccionanimalmundial.org

Fuente:
Etiquetas: amigos, animales, perros
Comentarios