Encuentra la llave de tu éxito

Compartir
Encuentra la llave de tu éxito

¿Por qué no soy feliz? O mejor dicho, ¿qué estoy poniendo de mi parte para no ser feliz? Esto es lo que nos deberíamos preguntar cuando sentimos que no vivimos de acuerdo a los anhelos de nuestro alma. Porque en nuestro interior está el origen, pero también la solución de cuanto nos sucede; sólo tenemos que buscar el eslabón perdido para re-conectarlo con nuestra vida. En nosotros está la llave del éxito.


Así lo entiende la Descodificación Biológica Original, un acompañamiento emocional que nos ayuda a encontrar el origen de nuestro malestar para que podamos evacuarlo y vivir con plenitud. Esta terapia nos propone tomar consciencia de nuestra responsabilidad en relación al éxito y establecer los cambios necesarios para alcanzarlo.

La Descodificación Biológica Original nos recuerda que si algo a nivel interno no funciona bien, nuestro cuerpo se puede resentir. Este desequilibrio entre lo que anhelamos y lo que vivimos quizás se manifieste en una molestia leve, como un pequeño dolor de cabeza o un resfriado, pero con el tiempo se puede agravar, desencadenando una enfermedad.

¿Qué es el éxito?


Primero, cada uno se tiene que preguntar qué supone para él el éxito: ¿disfrutar de las personas?, ¿superar un umbral de riqueza?, ¿alcanzar un puesto profesional? Y plantearse si está dispuesto a perseguirlo.

Pero vayamos por partes: el éxito es la abundancia de lo que deseamos, de lo que anhelamos tener junto a nosotros cada día. El éxito no es sinónimo de ser multimillonario. Hay gente que tiene mucho dinero pero se levanta cada día con un miedo acérrimo a no perderlo. También hay gente que pasa toda la vida ahorrando pero sin darse ningún placer, quizás, por temor a la escasez; o quien escoge un trabajo por estabilidad o recomendación familiar, sin atender a su vocación real.

Un factor clave para alcanzar el éxito es darse permiso para disfrutar, regalarse cosas. Pero no se trata de una cuestión de dinero, sino de voluntad.

La segunda pregunta que habría que realizarse es: ¿qué es lo que me impide alcanzar el éxito?
 
En muchas ocasiones, los límites del éxito se encuentran en mandatos familiares, en nuestro árbol genealógico. La Descodificación Biológica Original entiende que somos parte del todo, es decir, que somos el resultado de lo que le tocó vivir a nuestros antepasados, pero también los granitos de arena que construirán el futuro. Y es que la familia nos transmite su forma de ver y entender la vida, de ellos heredamos rasgos físicos, pero también emocionales.

Pero la lealtad a la familia, en ocasiones, nos lleva a repetir situaciones, en un intento de hacer algo por los que estuvieron antes. Veamos un ejemplo: hay profesiones que están relacionadas con historias vividas por nuestros ancestros, aunque no tengamos consciencia de ello. Una persona que trabaja en un supermercado puede que tenga un vínculo familiar con una situación de escasez, por ello ahora siente la necesidad de conservar la comida. Un banquero, siempre atento a vigilar el dinero, quizás tuvo algún familiar que no pudo controlar su fortuna.

Pero, precisemos, la Descodificación Biológica Original no es una fórmula matemática, cada caso tiene su propia lectura.

¿Cómo liberarme de estas cargas?


Para ello, es preciso trabajar la memoria familiar. ¿Cómo? Simplemente, haciendo consciente las historias de nuestros ancestros, visitando su dolor y honrando su recuerdo.

Atravesando las vivencias de los que estuvieron antes, seremos capaces de superar el impacto negativo que ahora nos generan y dispondremos de recursos emocionales para hacerles frente. Al finalizar estos relatos, nuestro inconsciente dejará de estar en tensión frente a eventos similares y podrá centrar su atención en otros quehaceres que nos permitan disfrutar de la vida.

Porque tenemos la posibilidad de conquistar nuestra libertad y nuestro éxito tratando de escuchar aquellos dramas secretos, aquellas palabras que nunca se dijeron y dando las gracias por todo lo que vivieron aquellos que estuvieron antes que nosotros.

Una vez que se pone voz a aquellas historias y hallamos los anhelos de nuestro alma, hemos dado con la llave del éxito. Ahora sólo nos queda ir a buscarla. Esto nos dará validez y nos permitirá decir cada día: “hoy me he levantado y soy feliz”.


Autora: Ángeles Wolder, directora y docente de la Escuela de Descodificación Biológica Original

Para saber más, visita www.descodificacionbiologica.es

Comentarios